Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Anunciate con nosotros

Fotos que faltaban

Maduras, Relatos porno 1 enero, 2018

Aquí envío algunas fotos más que no salieron, siempre me gustó la sensualidad de la mujer tanto vestida como sin ropa. Aquí muestro fotos de maduras, algo de mi gusto, por mujeres de andar por casa, amas de casa que se muestran tal y como son. Sin maquillaje y algunas sin ropa, muestran su desnudez a todo el que las quiera disfrutar.

Las que más me gustan y más me atraen

Como muchos de Vds, me han solicitado fotos y relatos que me gustaran o experiencias mías, les he querido dejar estas fotos. A mí, personalmente me atraen las más naturales la primera y la sexta foto por ese orden. Ya que no intimo en privado, les doy gustos para todo el que me preguntó. Espero disfruten, pueden comentar si lo desean .

Autora relatos Montse.

fotos XXX madurasFotos XXX madurasrelatos pornoFotos XXX pornoFotos XXX HDFotos madurasFotos XXX maduras

8 visitas en total, hoy 0

Una panadera muy golosa

Confesiones, Relatos porno, Sexo con maduras 30 agosto, 2017

La panadera golosa Rosa, desde ese día sí que creí a Jose, mi colega, hasta entonces me parecía todo una fantasmada suya, cuando me decia que donde compraba el pan, había una tía con las tetas como carretas y toda caliente, que parecía que se lo quería follar, y vaya si fue cierto.

En ese momento acababa de llegar Jose, que traía el pan para hacer los bocadillos, para irnos a la biblioteca. A él le gustaban los relatos porno tanto como a mí, y me parece que éste, éste iba a ser el mejor de los cuentos eróticos jamás escritos.

– Si que has tardado, ya era hora, Jose. He estado a esto… – dije aproximando el dedo índice al pulgar – de marcharme.

Relato de la golosa Rosa

Relato de la panadera golosa

– Tío no te lo vas a creer, la panadera me ha tirado los tejos.

– Te calientas rápido, asi que no te calientes, no te calientes.

Su mayor defecto era que se calentaba con demasiada rapidez, por algo le llamábamos “Picha-Brava”.

– Lo se; pero te puedo asegurar que la muy puta se me insinuó.

– No me digas.

– Piensa lo que quieras, llevaba un escote que quitaba el hipo, se me puso delante y me enseño las domingas, parecen dos cantaros, si no es porque su marido estaba allí…

– Seguro que son imaginaciones.

– No son imaginaciones, tiene unos cuarenta años, te aseguro que esa tía quería plan. Es como sacada de fotos porno gratis maduras: buenas tetas, buen culo y seguro buen coño negro apetecible.

Después de aquello no volvimos a hablar de la panadera hasta que un mes mas tarde, fui a buscar a Juanjo a su casa, estaba solo.

– Tío, te acuerdas de Rosi.

– ¿Rosi, quién es Rosi?

– Si la panadera, que estaba jamón, jamón, menuda tiarrona

Rosi o Rosa, la panadera golosa

Sonreí, normalmente Jose era muy persistente cuando le gustaba una mujer.

– La recuerdo.

– Pues… estuve yendo allí, a la panadería, un día llegué a la hora de cerrar, su marido no estaba, me dijo que me esperara.

– Y tú te esperaste.

– Claro. Cerró la panadería, y nos fuimos a la parte de atrás. Me enseñó las tetas, eran grandes, con unos pezones que parecían chupetes. Me hizo que se los chupara.

– Si y que mas.

– Se subió encima de la mesa, se quito las bragas y me hizo que le comiera el coño. Sabia a pan, el coño sabia a pan, estaba riquísimo.

Miré a mi colega, era de los que solían exagerar, pero nunca fantasear cuando se refería a mujeres.

– Le metí la polla hasta dentro, una y otra vez esa mujer es insaciable la muy perra, tras su primer orgasmo me pidió que siguiera, que se la metiera por el culo, le di la vuelta, menudo pandero, uf, cuando me fui a correr se lo dije pero no le importo. La llene de leche. La muy guarra no estaba satisfecha me cogió la polla y me la chupo hasta dejarla totalmente limpia. Es una calentorra de cuidado

– Te lo has inventado, es mentira

– No me lo he inventado, su marido no la satisface y necesitaba a alguien, te lo voy a demostrar.

– ¿Cómo?

– Mira, su marido los martes al mediodía se va, no vuelve hasta la noche, yo he estado yendo todos los martes

– Hoy es martes.

– Si, hoy es martes, efectivamente. La semana pasada me confesó que tiene una fantasía.

– ¿Que fantasía?

– Quiere que se la follen dos tíos, yo soy uno y tú puedes ser el otro.

– Estas loco.

– Eres un acojonado, hace un momento no me creías. Y ahora me dices que estoy un loco. ¿Puedo contar contigo?

Dudé, pero si quería saber si decía la verdad tenia que ir con el.

– Vale me voy contigo.

Fuimos a la panadería.

– Lo vamos a hacer en la panadería.

– No en su casa, esta justo encima de la panadería.

– ¿Se entra por la panadería?

– No, no, se entra por la puerta de al lado.

Llamamos a la puerta, nos abrió una mujer supuse que seria Rosi, la panadera. Yo esperaba ver a una mujer entrada en kilos, y lo que tenia delante era una mujer con una figura despampanante, eso si como había dicho con un par de tetas impresionantes.

– Pasar, poneos cómodos, Juanjo, este es tu amigo.

– Si Santi.

– Buenas tardes, señora.

– Muchacho, no me llames señora, soy Rosi, simplemente Rosi o Rosa, lo que más te guste.

Estábamos sentados en el sofá, Rosa se arrodillo delante de nosotros, comenzó a sobarnos los paquetes, primero desabrocho los pantalones de mi colega Jose, le acaricio la polla, tiene un buen nabo, como yo, toda una mazorca gorda xxxgratis para toda la zorra que quiera espada metálica, se iba a poner las botas, pensaba, y después me desabrocho los pantalones a mi y me agarro la polla.

– Que ricas dos pollas para mi.

Primero me chupo la polla a mí y después a Juanjo. Se levanto.

– Venir vamos a la habitación, estaremos mas cómodos.

La seguimos, nos llevo a su habitación.

– Desnudaros quiero veros desnudos.Quiero ver como os cuelgan esas pollas, que por lo que veo son más que generosas.

Mientras nosotros nos desnudábamos ella hizo lo mismo, como dijo Jose tenía dos cantaros por tetas y los pezones eran grandiosos, parecían boquillas de biberón.

Cuando estuvimos los tres desnudos ella se situó entre los dos, se agachó y comenzó a chuparle la polla a Jose, yo veía como se le engordaba, y la tia chupaba y chupaba, y después a mí, como hiciera cuando estábamos en el salón sentados en el sofá.

Así que unos minutos después, cuando las pollas estaban bien lubricadas se tumbo en la cama.

– Muchachitos, venid a aquí cada uno a un lado.

Nos acercamos, y nos tumbamos junto a ella, nos ofreció sus tetazas, y ambos nos enganchamos a sus pezones chupando, los gemidos de ella eran como bramidos.

– Chupar mis niños chupar, chupar a mama que está deseosa de nenes con pollas grandes y duras.

Jose fue el primero en soltarse, se coloco entre sus piernas y le metió la polla hasta dentro de un empujón, mientras yo le manoseaba las tetas.

No tardo mucho en alcanzar un orgasmo, Jose se quitó de entre sus piernas y entonces me puse yo, quería montar a esa perra de panadera y en su propia casa, y al igual que hiciera Jose le metí la polla de un empujón en seco. Él se arrodillo delante de ella, acercando su polla a la boca de Rosa, para darle de comer a la golosa.

– Chupa guarra, chúpamela.

Yo creía que esas palabras hasta la o le disgustarían, pero qué va, la muy puta puso más cara de caliente. Le cogió el nabo y se lo metió en boca de un tirón, y no lo tuvo que repetir le cogió la polla y comenzó a chupársela, mientras yo seguía empujando. Solo con mirar cómo la chupaba la panadera aún se me ponía más dura metiéndosela. Menuda guarra, Jose tenía razón. Con un nuevo orgasmo de ella, hicimos un parón. Nos situamos a su lado, yo metí mi mano en su entrepierna, acariciando su clítoris, Jose hizo lo mismo, metio su mano en la entrepierna, para meterle dos dedos en la vagina. Su coño era negro, negro.

– Si dios que a gusto, pero quiero las dos pollas, una por delante y otra por detrás. Dad gusto a esta perra, mis nenes, que estoy muy caliente!

– Ponte sobre la polla de Santi– dijo mi colega, para que se pusiera encima de mi, la panadera golfa.

Rosa se levantó y se puso sobre mí y se dejo caer lentamente, quedando empalada, empotrada sin moverse, noté todas las paredes caliente de su coño, de insaciable panadera; sus tetas me tapaban la cara, no veía nada, solo su calor, su coño mojado, y ese olor a hembra en celo y bien putona. Lo cierto es que nunca he estado con una mujer así, ni ninunga de mis novias que he tenido, me han puesto tan caliente. Jose comenzó a lubricar el ano de Rosa, le abrió las nalgas y metió su lengua. La panadera estaba excitadísima, no dejaba de gemir, de entredecir, dame más, quiero más,…uf, demasiado escuchar a una mujer como ella, decir eso. Hasta llegar el punto de gritar, y pedir, dame polla nene, la necesito y por detras, me pica dame tu crema, asi que cuando Jose le metió la polla en el culo. Sin contemplaciones. Durante un buen rato estuvimos así. Ella lo único que hacía era ponerse más en posición, y dar facilidades para ser jodida por el culo.

– Estoy a punto de correrme.

– Espera quiero que te corras en mi boca.

Jose se aparto, Rosa se giro dándome la espalda, pero se volvió a ensartar en mi polla, solo quería nabo la muy perra insaciable, se dejo caer para llegar a la polla de Jose. Se metió su polla en la boca y comenzó a chupar, unos minutos después.

– Ya, me corro, traga guarra toda mi leche.- Jose la quería ver engullendo, tragando su leche, era un morboso y ella una puta sometida por viciosa.

Estaba Rosa tragando la leche de mi colega cuando yo me corrí, sin resistir más, al ver toda la escena.

Estuvimos unos minutos en silencio, Rosa termino por levantarse. Toda follada, viciosa, satisfecha de nabos.

– No ha estado mal, mejor de lo que yo pensaba, deberemos repetirlo. ¿No os parece? – uf, oir eso de una hembra así, aún se me reacciona el nabo, solo de decirlo.

Tanto Jose y yo, comenzamos a vestirnos.

– Se os ha comido la lengua el gato.

– No se… Rosa, es demasiado – dije.

– ¿Volveréis?

Jose afirmo con la cabeza, y yo simplemente encogí los hombros.

Nos marchamos en silencio. Ya en la calle.

– Te lo dije, esa tía es una calentorra.

No le dije nada simplemente seguí andando.

El jueves pasaba cerca de la panadería decidí entrar, mi curiosidad era conocer al marido de la panadera, cuando ella me vio se puso nerviosa. Simplemente pedí el pan. Entonces ella hablo.

– Cariño no me encuentro bien, voy a subir a casa.

Salió justo delante mí, ni me miro, yo tampoco. Pero al pasar junto a ella, había abierto la puerta. Era una señal, ¿quería polla otra vez? La respuesta es sí.

– Entra, deprisa.

– ¡Tu marido!

– Aun estará en la panadería un par de horas.Necesito polla cariño, mi nene, ven aquí.

– Cuando me has visto te has puesto nerviosa

– No. ¿Por qué me iba a poner nerviosa?

– Pensaste que iba a decir algo.

– No, habrías dicho algo.

– No. Me pareciste nerviosa.

– No era nerviosismo, era excitación.

Se acerco a mí, mientras nos besábamos me acaricio el paquete. Se me puso, como ahora mismo, solo de ver lo necesitada que estaba.

– Vamos al dormitorio.

Fuimos al dormitorio, nos desnudamos y nos tumbamos en la cama, me enganche a uno de sus pezones, chupándoselo una y otra vez, ella gemía. Metí, mi mano en su entrepierna, estaba muy húmeda, acaricie su clítoris.

– Jose me ha dicho que tu marido no…

– Calla y fóllame. Solo quiero que me folles.

Me situé entre sus pierna, agarre mi polla y con ella acaricie su clítoris y sus labios vaginales, la puse en la entrada de su vagina y se la metí lentamente, ella entrelazo sus piernas en mi espalda, me acercó el coño para acoplarselo, quería más mi polla, que yo su coño, era ella la que buscaba el nabo gordo. Haciendo que se la metiera de golpe y profundamente. No tardo en alcanzar el orgasmo.

– No te pares sigue, quiero sentirte dentro. Quiero tu leche. Dame leche mi cabron, no puedo más.

Cuando me dijo eso, le di caña, por golfa. Seguí empujando, hice que pusiera sus piernas en mis hombros, hasta que me corrí haciendo que alcanzara otro orgasmo.

Me deje caer a su lado, ella se giro quedando de lado apoyada sobre mí, una de sus grandes tetas sobre mi pecho.

– Hace casi veinte años que me case con mi marido los primeros años fueron de ensueño, pero hace unos cinco años todo cambio, cada vez lo hacíamos menos y este último año ha sido el peor. Sera mejor que nos vistamos. Solo pienso en pollas grandes, y en notar como me joden. Como lo has hecho ahora mismo cariño.

Me vestí y me marche, aquella tarde cuando vi a Jose no me atreví a contarle mi encuentro con Rosa, la panadera golosa, era como una traición.

7 visitas en total, hoy 0

Chatear por las mañanas

Sexo con maduras, Tetonas 29 agosto, 2017

Estaba sola en casa, mi marido se había ido a trabajar y ya había dejado a la niña en el colegio. Yo me había metido otra vez en la cama, ya que no tenía nada que hacer. Desde hace tiempo cuando llegan las diez o así todavía estoy metida en la cama, porque dejo a la niña en el cole y mi marido ya está trabajando desde las ocho.

Al irse mi marido y niños a la escuela, entro en el chat

Desde hace mucho tiempo cuando me encuentro sola me dan ganas de tocarme, de masturbarme y desde hace tiempo descubrí esto de internet. Yo soy gordita, rellena con curvas fuertes. Las tetas que tengo son descomunales y los tios si algo me miran son las tetas. Parece que les da igual que no sea guapa y que sea gorda, lo que les va son las tetas, yo intento disimularlas pero es imposible.
Cómo sé que eso les gusta a estas horas me gusta entrar en internet y hablar con chicos mucho más jóvenes que el aburrido de mi marido. Ellos me dan la vida porque a mi edad, que aunque no soy mayor ya soy una mujer madura, todo para mí es aburrido. Me gusta chatear con ellos, me gusta que me enseñen sus pollas, algunos realmente las tienen inmensas y eso me pone muy caliente. Yo generalmente les enseño, y sé que no falla, mis pechos grandes y caídos debido al tamaño, a haber dado de mamar a mi niña, y a que una ya tiene una edad.

No soy guapa pero los tíos enloquecen al verme el coño

A pesar de que no soy guapa, con gafas y no muy atractiva, ellos se ponen como motos, me dicen ponte las gafas y quítate lo de arriba, y yo, como no tengo por qué ocultarlo, lo hago y me pongo cachonda. Me mojo y mucho, mi coño negro se humedece que después de una buena charla tengo que ir a lavarme al bidé como una loca, para que no quede rastro de mi calentura.
He llegado a correrme cuatro y cinco veces cada mañana, seguidas de lunes a viernes, ver a esos chicos con sus pollas duras por una mama desatendida, y tetona, me enciende. Hay uno que dice “Eres mi mama tetona preferida”, me excita mucho. Cómo me gustaría ser su mamá.

Se ponen como locos, yo me pongo caliente, muy zorra, de las más zorras que haya pero en casa. Mis niños en la escuela, el cornudo de mi marido en su trabajo, y la perra gorda de la mujer excitándose con pollas de las grandes. Nunca creí hacer esto, pero mi anodina y triste vida diaria, me ha llevado a darme una de las mayores alegrías que una mujer de mi edad puede darse: un buen calentón para mi coño. Cada vez que pronuncio estas palabras o las escribo me enciendo, me pongo bien perra, y solo quiero, solo quiero que uno de esos niñatos calientes que ni conozco, de los que me miran por la webcam, me monte como lo haría con una de sus jovencitas guapas. Así sabría lo que es una madura caliente.

ENSEÑANDO MI COÑO CALIENTE Y GIMIENDO POR LA WEBCAM A JÓVENES DESCONOCIDOS

5 visitas en total, hoy 0

Contratan 2 chicos con buenas pollas

Bisexuales, Confesiones, Gays, Maduras, Relatos sexo 20 julio, 2017

La verdad es que si tienes dinero qué te impide echar un polvo sin complicaciones. Es más difícil porque no hay clubs de putos; pero el teléfono y la sección de contactos de un diario siempre permite completar la falta de algunas oportunidades. Hay chaperos que estarían encantados de follarse a una mujer y por una vez que no les tocara poner el culo a ellos y que además los pagaran por ello. Buscar sexo por el placer del sexo o por dinero ya no es solo cosa de hombres. Y la mujer también puede conseguir sexo simplemente por capricho o por complacencia en un minuto o limitarse a disfrutar de una polla, de un cuerpo masculino, y de su propio cuerpo recibiendo caricias y cariño comprado.

Me llamo Marisa y he dedicado toda mi vida a mi profesión dejando a un lado los aspectos personales. Me he concentrado en mi carrera y eso me permitía toda la gratificación personal que necesitaba. Pero en algunos aspectos mis necesidades no se veian satisfechas en el mundo laboral. Mi vida afectiva era inexistente y la sexual: en el mejor de los casos insuficiente. No soy tímida y desde luego he usado mi cuerpo para conseguir algunas ventajas, la ropa sexy en momentos cruciales quizá me ha dado ventaja sobre algún competidor masculino o algún cliente reticente. Pero casi nunca la situación ha pasado de miradas de admiración a no ser que la otra persona me gustase de verdad. Ahora tengo dinero de sobra, una bonita casa, una situación desahogada de verdad y nadie que me ame o a quien amar. Esa nunca ha sido una de mis preferencias: el amor no me parecía una necesidad, ni siquiera ahora lo echo en falta, pero sigo necesitando sexo, el calor de otra piel desnuda y la dureza de un miembro en mi interior. La verdad es que no es difícil utilizar un escote o unos pantalones ajustados para conseguir alguien que me parezca atractivo incluso hombres casados y jovencitos guapos. Pero hay veces que ni siquiera me apetece tomarme el trabajo de conseguir sexo así. Y aquí viene en mi ayuda la sección de contactos de los diarios. Cada vez abundan mas junto a los anuncios de prostitutas los de chicos, y de otras cosas mas exóticas como transexuales y parejas, que ofrecen sus cuerpos a cambio de dinero. Y ahí es donde encuentro a mis amantes ocasionales a los que tengo que pagar pero que no ofrecen mas molestias que esa. Cierto fin de semana en el que andaba mas cachonda que de costumbre me llamó la atención el anuncio de dos amigos que se ofrecían juntos a hacer las delicias de alguna dama solitaria. Sin dudar marqué el número de teléfono que indicaba sabiendo que si no me convencían con decirles que no y despedirles con una pequeña propina me bastaría. Los cité en el bar de un hotel que me gustaba para estos menesteres y fui antes de la hora para no encontrarme sorpresas desagradables.

Cuando los vi aparecer me quedé impresionada la verdad es que eran más de lo que prometían en el anuncio de prensa. Jóvenes y guapos, con los músculos bien definidos bajo unas camisetas ajustadas, mirando mas abajo sus vaqueros marcaban unos paquetes de respetables dimensiones y una piel por las apariencias bronceada en rayos uva. Uno era rubio con la carita aniñada tremendamente guapo y el otro un mulato de un atractivo especial. Inmediatamente los llamé a mi mesa y ellos sonriendo de oreja a oreja con sus blancas dentaduras se sentaron a mi lado. Parecía que yo no los disgustaba, suponía que en su vida laboral se habrían encontrado adefesios y ancianitas hambrientas de sexo y de cariño. No me considero espectacular ni bella aunque una talla cien normalmente atrae las miradas de los hombres e incluso las de alguna mujer inmediatamente hacia mi pecho, el vientre bastante plano aunque definido desde luego y unas amplias caderas con un culo respingón y firme, los muslos largos y bien torneados, la piel con un bronceado natural. Volviendo a mi rostro no suelo maquillarme mucho y apenas lo necesito, los ojos pardos y grandes, la nariz recta que a mi me parece que tiene demasiada personalidad y una boca de labios gruesos y generosos, sexuales sensuales, y mi cabello con una larga melena rizada y cuidada. Todo eso me hace lucir sino como una gran belleza por lo menos no como una chica fea del todo. Yo tenia una curiosidad y se la planteé allí mismo ante las copas de Martini que tomábamos, quería saber si entre ellos se tocarían. Contestaron que lo que yo quisiera, pero que por gusto si lo harían, se consideraban bisexuales y a veces tenían clientes masculinos. Sin mas preámbulos decidí subirlos a la habitación que había reservado previamente.

Ya en el ascensor el rubito que se llamaba Daniel me cogió de la cintura y muy dulce me beso en la boca con suavidad, Mis pezones sensibles desde que los vi se pusieron duros y erectos bajo el negro encaje del sujetador que tenía puesto. A mi espalda el mulato, David, se apretó a mi y rozó sus labios llenos y sensuales por mi cuello que la ligera blusa estampada dejaba libre. Sentía los músculos de su pecho en mi espalda y sus atrevidas manos deslizarse por la delantera de mi falda de cuero. Pero como su colega se apretaba a mi las morenas manos también rozaban el pene del otro chico, demostrándome sin pudor que entre ellos había mucho cariño.

Segundos duró pues pronto se abrieron las puertas en nuestro piso pero fue un bonito avance de lo nos esperaba en el interior de la habitación a la que los conduje sin mas pérdida de tiempo. Ya en el interior de pie junto a la enorme cama volvieron a acariciarme suavemente sobre la ropa, leves toques que me encendieron aun más. Se separaron un minuto de mi y mientras David descorchaba la botella que había tenido la precaución de pedir Daniel con mucho tacto me sugirió que arregláramos el asunto del dinero, viendo que iba a conseguir los servicios por los que iba a pagar le entregué la cantidad acordada sin mas dudas, él dejó el dinero bajo un cenicero en la mesilla diciendo que si no conseguían satisfacerme no tomarían ni el billete mas pequeño. Ambos se despojaron de sus camisetas y por fin pude admirar sus pectorales, sus abdominales y bíceps sin mas impedimentos. Volvieron a acercarse con la clara intención de desnudarme, esta vez David se acercó a mí y cogiendo muy dulce mi barbilla entre sus manos comenzó a besarme suave al principio, leves roces de sus sensuales labios sobre los míos, pero en cuanto abrí la boca su lengua se deslizó incontenible en su interior recorriéndolo y enredándose con la mía. Entre los dos quedaba un espacio que su amigo aprovechó para desabrochar y bajar mi falda hasta los pies cubiertos por unas leves sandalias de tacón. Situado detrás de mi en cuanto vió mis desnudas nalgas entre las que se deslizaba la tira del tanga de encaje, se arrodilló y sentí en ellas sus labios que las besaban y la húmeda y caliente lengua que las lamia. El mulato seguía dándole atenciones a mi parte delantera y sus manos bajaron lentamente por mi cuello buscando mis senos, los acarició suavemente por encima de las telas pero pronto desabrochó los botones de la blusa para liberarme de ella. Así quedé en tanga y sujetador mientras dos pares de ávidas manos recorrían mi expuesta piel. Ahí quería ver yo algo mas de sus espléndidas anatomías y comenzando por el más cercano busqué su pene por encima del vaquero, pudiendo apreciar unas buenas medidas, lo desabroché y lo bajé. El chico no era tonto del todo y captando la indirecta me dejó un momento para librarse de su calzado y de los pantalones. Así pude ver su miembro ya duro cubierto por un tanga de licra que apenas podía contenerlo. Lo acaricié suavemente por encima de la tela pues no quería precipitar los acontecimientos y dándole un suave mordisco en el lóbulo de la oreja le pedí que desnudara a su amigo.

Pareció encantado con la sugerencia y tomó al otro de la mano para que se incorporara pues seguía arrodillado detrás de mí. Sin pedírselo le dio un tierno beso en la boca, gesto que disparó mi libido. Le desabrochó los vaqueros y los bajó por las musculosas, bronceadas y depiladas piernas, quedando a mi vista otro tanga también blanco bajo el que se insinuaba otro miembro duro y de un respetable tamaño. Esta vez fue el morenito el que se arrodilló a los pies de su compañero para terminar de sacarle los pantalones por los pies y sin que yo se lo pidiera comenzar a acariciar su miembro por encima de la licra con los labios y la lengua. La escena me calentaba aun mas si eso pudiera ser posible, y tuve que acercarme para participar de ella, dejando resbalar mis manos por el pecho del rubito y besándolo en la boca de finos labios para no estorbar mucho a su amigo. Acariciaba su suave piel lampiña me pasé a la espalda y le amasé las duras nalgas, tiré de la cinturilla del tanga para sacárselo sin perderme detalle de cómo el moreno al ver aparecer el pálido rabo lo besaba en el glande y deslizaba su lengua por el tronco en busca de los depilados testículos. Me arrodillé a su lado y juntos nos pusimos a lamerlo besándonos cuando nuestros labios y lenguas coincidían sobre su piel. Volvió a acariciarme a mí y dejándome sola con la verga a la que no había dejado de besar se dedicó a terminar de desnudarme sacándome el sujetador y liberando mis pechos acariciándolos sin mas trabas. Mis erectos pezones agradecieron las atenciones que les brindaban dejándose retorcer y acariciar por los hábiles dedos. Dejé la golosina con la que me entretenía y comencé a subir lamiendo su vientre el ombligo los pectorales sin olvidarme de mordisquearle los pezones y según subía su amigo me iba liberando de mi última prenda y él de la suya. Agarrándolos de los duros miembros los conduje hasta la enorme cama. No sabía cómo empezar a disfrutar de tan bonitos cuerpos. Pero ellos parecían tenerlo todo muy bien ensayado así que me tumbaron boca arriba y comenzaron a lamerme por todas partes entre los dos. Sus lenguas mojaban la sensible epidermis y mi conejito se humedecía por la excitación. Fue el mulato el que colocándose entre mis muslos y abriéndolos todo lo posible introdujo una experta lengua entre los labios de mi vulva buscando el ávido clítoris. Una y otra vez lograba mis orgasmos que tragaba con entusiasmo provocando el siguiente en una rápida cadena. Su compañero seguía prestado atención a mis sensibles pechos. Pero yo quería polla o mejor pollas y así se lo dije. Se sentó casi sobre mi cabeza dejando su pene justo al alcance de mi boca, de inmediato me dediqué a lamerlo y comerlo. Su amigo se incorporó se colocó un condón y sin moverse de entre mis muslos comenzó a penetrarme con dulzura. El rubio se inclinó sobre mí para lamernos a los dos mientras follábamos quedando en un prefecto sesenta y nueve. Uno sostenía mis muslos y el otro metía sus manos bajo mi culo, así lo levantaban de la cama y el rubio alcanzaba el clítoris sin problemas. Estaba gozando como nunca con esos dos potentes machos pendientes de mi placer. Mientras yo seguía con la polla del guaperas en la boca, dándole un tratamiento algo salvaje, tengo que admitirlo, por que en ese momento solo me estaba derritiendo por la vagina. Conseguí hacerles parar un momento y les pedí algo que estaba deseando quería tenerlos a los dos dentro uno en el coñito y otro en el ano. Me advirtieron que no les quedaba ya mucho aguante por que estaban muy excitados y conseguí decirles que se habían ganado cada céntimo de euro. Tumbé al mulato y con prisa me lo clave en el coño mirándolo a la cara. Su amigo consiguió durante unos segundos comerle los huevos a su amigo húmedos de mis jugos y seguir hacia arriba para dedicarle unas atenciones a mi culito. Su lengua se introdujo entre mis nalgas bien abiertas, lamiendo la raja completa buscando el ano que penetró lo que pudo. Ya tenia en la mano el lubricante que aplicó con largueza a mi agujerito y sobre el condón que se había puesto.

Abriendo los muslos, detrás de mí comenzó a clavármela lento para no hacerme daño. Agradecí el gesto pues no estaba muy acostumbrada al sexo anal. Acompasaron sus movimientos como si bailaran y yo me sentía llena completa. No tenía que hacer nada, cada empujón del rubio lo sentíamos los dos que estábamos debajo. Estaba lamiendo la lengua del moreno que me daba saliva cantidad. Efectivamente en unos minutos ambos se corrieron en mi interior y a través del látex casi pude sentir los trallazos del semen caliente. Nos derrumbamos los tres jadeando sobre las sábanas húmedas de sudor. Cuando recuperamos el aliento los mandé a la ducha y yo renqueando conseguí llegar al bidet donde me limpié. Les dije sentada en el baño quiero que os duchéis juntos y seáis muy cariñosos el uno con el otro y quiero disfrutar del espectáculo. Sin mas problemas desnudos como estaban sometieron en la bañera uno frente al otro, abrieron el grifo de la ducha y se empezaron a morrear con autentica pasión. El agua resbalaba por el bonito contraste de sus pieles que sus manos acariciaban sin descanso. Las pollas flácidas pero juntas se rozaban con el movimiento de los cuerpos. Y mientras las manos de uno recorrían y enjabonaban el pecho del otro, las de este rozaban su espalda y culo. Yo en ningún momento había perdido la calentura pero la estaba gozando con el bonito espectáculo completamente gay que me estaban dando. Comencé a masturbarme.

10 visitas en total, hoy 0

Reencuentro con Rita la mujer de 40 en su casa

Bragas usadas, Relatos porno, Relatos sexo, Relatos XXX, Sexo con maduras 30 abril, 2017

Luisito, mi amigo del cole, me invita a la fiesta que sus padres organizan esta noche. Y yo iré solo y me parece que su mamá que tanto me gusta estará en casa también.
Tienen muchos invitados y yo voy solo porque mi mama tiene la regla y esta cansada, y me dice: “ve tu mi amor y pásatelo bien, duerme allí si quieres estos días ya que yo estoy indispuesta..”.

Así que yo programo y me debato entre si primero ir con Elisa la pelirroja jovencita de mi edad, amiguita mía, o la mujer de 40 que conocí hace muy poco en el autobús. Así que llamo a Elisa, me contesta y me dice: llámame esta tarde a las 5 que ahora no puedo y cierra. Como son las 8.30 llamo a la mujer de 40 que se llama Rita, la que había conocido recientemente, y me dice que sí esta libre y que me espera ansiosa, para vernos. Toda una invitacón a madurasxxx, todo muy porno, y xxxgratis, sin pagar: iba a ser algo geníal. Follarme a una madura yo solo. Joven pero con buen rabo. Yo soy muy joven para ella, pero a ella le gustan los chicos jovencitos.

La madura Rita para mí, todo un jovencito

A las 9 de la mañana ya estoy en su puerta y me abre impresionante, lleva el pantaloncito de su
pijama que muestra claramente las preciosas perfectas curvas de sus nalgas, la rajita de su vagina
y una piernas que solo pienso como lamer.
Me lleva al sofá del salón y se sienta a mi lado`para abrazarme fuerte aplastando sus medianas
tetas sobre mi pecho y me dice: veo amorcito que de verdad te gusté tanto en el autobús y que hoy
mismo has venido a verme, esto me gusta mucho y mas por las flores que me has traído. ¿Tanto te apetezco mi amor?

Relatos de incesto

Rita y sus tetas de puta

Le contesto: desde ayer que nos conocimos y disfruté de tus deliciosos labios, no he dejado de
soñar toda la noche contigo y dormí mal.. me pregunta: ¿y que soñaste? Soñé que te tenía toda
en mis brazos y despacito te iba desnudando, cuando descubrí tus tetas me volví loco porque están preciosas, te las chupé largo tiempo para despacito ir bajando tu pantaloncito para descubrirte en braguitas que alegraron mi noche. Y vaya encantos preciosos que tienes, no pude aguantar mas y ya te bajé las braguitas mojadas y empecé a chuparte tu clítoris, tus labios vaginales, y te metí mi lengua en tu coño.

Relatos incesto con Rita

Follando el culo de Rita

Acto seguido mojé tu ano para ir metiendo mi dedito, tú te corriste en mi boca y me lo tragué y cuando me situé para penetrarte, no me dejaste y así quedé toda la noche muy disgustado porque tenía ganas locas de follarte…
En ese momento me dice: ay, ay mi amor, te hice sufrir toda la noche, veo que me tienes unas locas ganas de follarme y disfrutar de mis encantos pero, ¿cómo sabes si son tan bonitos como en tu sueño? ¿No te va desilusionar cuando descubras todo? Le digo: estoy seguro y convencido que eres todavía mas guapa que lo que vi en mi sueño, tu marido tiene mucha suerte de tener una preciosidad como tú, cualquiera tiene tanta belleza en su casa.. suertaza que tiene y que envidio mucho…
De este modo, mis palabras la encantan y me aprieta fuerte dandome su boca, la chupo los labios y le meto mi lengua, ella igual y así disfrutamos bastante de nuestras bocas. Inicio a comerla los lomos de sus orejas, la lamo su cuello, las asilas y sobacos peludos, pero igual, no me deja sobar sus tetas y me dice: despacito mi amor, tenemos 8 horas para disfrutar, deja que el encanto llegue despacito y suavemente, todo será tuyo hoy mi amor y no te marcharás sin haber disfrutado de todo lo que soñaste…

La veterana Rita con ganas de follarse un joven

Así que ahora vamos por el café, entramos a la cocina y mientras lo está haciendo, me pegó a su espalda, carnosa y apetecible, y le voy besando el cuello, los hombros y las orejas, la tengo agarrada por la cintura y no la toco nada de sus encantos; esto le gusta y ella frota sus nalgas sobre mi muy erecta verga, se ríe y dice: chico estas muy empalmado, ojala mi marido sintiera la misma pasión que tú. Ya que no me ve amor como tus ojos me ven y no me tiene tantas ganas como tú, hoy lo vamos pasar bomba…
Salimos a la terraza con el café y yo me siento pegado a ella, me acaricia mi cara, mis labios
y me da besitos continuos a la boca, yo me siento en una poltrona y la hago sentar sobre mí, me dice: amor el café se va enfriar. Y la contesto: no contigo al lado.

Le voy chupando la boca y lamiendo cuello, asilas y orejas, ella coge mi mano y se la mete sobre
una teta y me dice: toma mi amor, disfruta que ya puedes.. me vuelvo loco y inicio a estrujar
los pezones sobre la fina telas del pijama, no lleva sujetador y sus pezones se ponen muy erectos,
agarro ambas tetas y las estrujo igual que los pezones; ella inicia a gemir y esto me da la
decisión de entrar en su carne viva, desabrocho la chaqueta del pijama y saco al aire dos maravillosas tetas muy duritas, el color marrón clarito y los pezones apuntando al cielo, los
sobo, acaricio y estrujo, ella me los empuja en mis manos y yo no aguanto, estoy muy caliente, con esta escena pornoxxx.

Rita madura tetona follando

Madura chupando polla

Entonces me agacho y me los trago, meto casi toda la teta en mi boca, la mamo, la chupo, la estrujo y la mordisqueo los pezones.. gime y suspira mucho y al verla tan agitada, miro y veo que su pantaloncito del pijama está mojado, las bragas usadas y mojadas las puedo observar.. Rita la mujer madura caliente se ha corrido… meto rápido mi boca sobre el pantaloncito y vagina e inicio a oler y lamer estos jugos, deliciosos, me encanta esta mujer y que suerte tengo de estar en esta situacion mamando, pensaba para mí mismo.

Entonces la estoy lamiendo, ella separa sus piernas y me deja bajarla despacito el mojado pantaloncito, y cuando ya lo tengo en mis manos, lo paso en la parte mojada sobre toda mi cara empapándome de su perfume, sigue con piernas abiertas y yo ya estoy lamiendo su vagina debajo de la mojada braguita. Se separa del todo y tengo su precioso coño muy abierto, meto mi lengua y lamo su interior en círculos, meto toda mi lengua dentro y mi dedito mojado ya va penetrando su culito..
Rita gime y se mueve locamente y dice: hay mi vida, que bonita me comes, que bonito me chupas y qué bonito me lames, allí me da una buena ración de jugos que me trago todo diciéndola: si mi
amor, sí dame, dame tu elixir, dame más juguitos que son una delicia, dame que tengo mucha sed
de ti. Dame y no pares y ella efectivamente no deja de echar chorros y chorros, dejo que me moje toda la cara para volverá tragármelos…esto a ella la enloquece del todo y me dice: “Tómame entera mi amor, eres único y te quiero aquí todos los días, vaya placeres que me das y vaya
sensaciones que siento, ahora mi amor, me puedes follar a tu antojo que soy toda tuya, métemela
mi amor..”

Se quedó impresionada al ver mi polla tiesa grande

Me quitó el calzoncillo y al ver mi verga como un tronco, se exclama: hay que maravilla, eres perfecto mi amor, vaya preciosa verga métemela ya…me meto pegado a su espalda y subo una pierna muy alto, ya tengo su coño muy disponible. Y así,  me sitúo y suavemente y penetro hasta los huevos su coño haciéndola delirar y dice: “hay precioso, siento las paredes de mi vagina como las roza tu preciosa verga enorme, que bonita y agraciada tu futura mujer con tan guapo chico y tan especial verga que jamas he tenido…”. Yo estaba con la polla muy dura a rabiar. Toda hinchada.
La follo durante una hora a esa hembra caliente,  pero no penetro su cuyo para reservarlo para la segunda sesión, es que pienso follarla varias veces y dejo su culo para mi segundo descubrimiento. Lo lamo y meto en su culo mi lengua y ella sin decir nada, se sorprende que no intento follarla por el culo.
A la hora que se ha corrido 5 o 6 veces pero muy abundantes chorros, ha llenado mi estómago
y francamente he tenido bastante jugos a tragar, en una de estas corridas, me puse a ver como salían de su clítoris estos tan deseados chorros de sus jugos. Sintiendo que estoy para correrme, salgo de su coño y penetro su boca, allí la voy follando para echarla 5 chorros de semen que se traga todo. La dejo bien servida de leche caliente toda jugosa para ella. Ya que me puso excitadísimo.
Me quedo en su boca y nos dormimos casi media hora descansando de la preciosa larga follada.
Ya nos vamos a la cocina para que prepare el almuerzo; y ella insistiendo que me quede, yo encantado y mientras hace su trabajo, yo no dejo de besarla, acariciarla, sobarla todo y chuparla brevemente sus pezones y labios bucales. La voy poniendo caliente a la perra otra vez, se pone melosa, se me da la vuelta como dándome de nuevo el culo. Me dice: “Amorcito, eres insaciable y quieres más y más, me vas a comer entera pero sigue que me encanta lo que haces”.
Comemos ya vestidos. Ella con una minifaldita amplia pero muy cortita y su top, yo con toda mi
ropa y me dice: mi vida, mi marido ya no vuelve hasta las 5 de la tarde pero hoy, somos
afortunados ya que mi marido se ha llevado a la abuela que no la han visto otros hijos, desde hace tiempo. Se quedará allí y va a pasar dos noches, así que si te apetece, puedes quedar conmigo estas dos noches que pasaremos muy bonito, me follas sin parar, tengo ganas de tu polla gorda y grande.

Polla caliente gorda

Con mi polla caliente en su culo

Tendrás una sorpresa para ti, mañana por la mañana me tendré que ausentar casi 6 horas fuera de casa por cosas que tengo que hacer, si no quieres esperar solito aquí, vuelve a las 3 o 4 de la tarde para ya pasar la noche conmigo. Decide.
Si por casualidad mi marido llega, diremos que me has ayudado en el autobús contra algunos
gamberros que se metían conmigo y que dijeron que iban a violarme en mi casa; así que tu te
metiste con ellos y los echaste pero yo te pedí de acompañarme estas dos noches hasta el
regreso de mi marido. Por esto mismo aunque estemos en la cama juntos, rápido nos tapamos y como nada, el pensará que eres muy joven, para una mujer madura como yo, todo esto parece relatos de incesto. Así que no hay nada de malo en estar en mi cama, ahí mismo si estamos
follando, te quedas quieto hasta que él vaya al baño como siempre, y luego ya nos nos repondremos. Y todo en su sitio. No nos pillará.

Vamos a follar con el marido de Rita fuera de casa

Ya terminado el almuerzo con bastante vinito, ella esta caliente porque no he dejado de
sobarla, la llevo al diván, meto el cerrojo a la puerta y de nuevo allí pasamos una deliciosa
tarde follándola solo su coño y boca. Rita es una fuente interminable y no para de correrse
y me dice: son ya mas de 5 meses que no me corro con mi marido, no sabe follar y solo sabe meterla y correrse, yo no siento nada. Con la polla pequeña que tiene no me da placer ni nada. Eres mi suerte amor que me he corrido con todas estas metidas, ya disfrutadas folladas, más veces que todo un año. Espero vida mía que vuelvas a visitarme más veces y ahora te digo que eres el primero con el cual estoy infiel a mi marido, solo he follado con él y es el que me ha desvirgado y tú. Seguiré desde ahora para ti, para tu polla, y mi marido me penetra muy poco y lo dejaré entrar y salir sin sentir nada. Te necesito mi amor para disfrutar de sexo como tu lo haces. Claro si a ti también te apetece, pero nunca me he sentido tan zorra caliente como contigo.

A Rita le digo que estoy endeudado mucho con mi futura mujer que me invitó ayer y, en el autobús que me llevaba hacia ella, te conocí. Soy muy afortunado porque me encantas, me vuelves loco y te quiero siempre conmigo, si tu me aceptas, te visitaré tanto hasta que tu te canses. Solo tengo que decirte que soy muy liberal y considero el sexo muy necesario para disfrutar desde muy joven. Lo que no disfrutamos lo perdemos, ahora bien, de mí, nadie nunca se enterará de lo nuestro y serás delante de todos una amiga casada de mucho respeto.

Pues seguimos charlando hasta casi las 5 de la tarde, allí salgo al balcón y llamo a Elisa la
pelirroja, me contesta que mañana a las 10 estará en la parada del autobús donde bajó ayer y
quedamos encontrarnos allí. Ya a las 8 de la tarde suena el timbre y Rita abre la puerta a una mujer de la misma edad casi pero igual de guapa, se llama Elena y es vecina de arriba pero que son amigas desde la infancia, ella esta también casada y pasan las dos muchas tardes juntas.
Ya sirve rita el licor afrodisíaco y los tres nos tomamos bastante, el marido de Elena está de
viaje para otros 8 días y esta sola, por esto baja y duerme con Rita.
De este modo, con media borrachera, me cuenta Rita delante de Elena que esta también pasa el mismo calvario que Rita, su marido no la satisface y está deprimida. Ambos maridos no quieren no permiten que potros hombres las disfruten y lo está pasando mal.
Rita que ya está muy alegre se hace notar y Elena la pregunta: eres rara amiguita hoy, te veo muy
alegre, ¿acaso tu marido se ha comportado bien? ¿Te ha follado dándote placer antes de irse? Rita le contesta: mi marido tonto inútil NO,NO,NO, el que me ha hecho dejar de estar deprimida es este joven con una mujer madura como yo,  enfrente tuyo que en dos o tres folladas continuas, me ha hecho sacar todo los jugos acumulados que tenía en mi interior, he sentido delicias y sensaciones que no conozco.

Me follo a Rita como nunca lo ha hecho su marido cornudo

Aparte de esto,  de follarme como nunca lo ha hecho mi marido, además de su gran polla, él me ha hecho cosas que jamas había probado o saboreado antes.. Este joven chico es un fenómeno
y si no lo paro, me folla sin parar. Elena, si quieres mi consejo de amiga que sabes cuánto
te aprecio, aprovecha hoy y únete a nosotros a disfrutar y vaciar lo que tienes tanto tiempo
acumulado en tu interior. Folla con nosotros, vamos a despelotarnos, y él te dará polla de la buena, la que necesitas.
Como Elena no rechaza y no dice nada, Rita la coge de la mano y se la trae al lado mio, allí la
agarra su cabeza y la gira para meter su boca en la mia y me dice: anda amorcito, sé bueno y
haz disfrutar a mi amiguita como tú solo lo sabes hacer. No ves lo necesitada que está, además comprobarás el par de tetas que tiene, yo se las veo a menudo cuando vamos a piscina, es una hembra bien desaprovechada. Así que no quiero mucha invitación, la abrazo y me
chupo los labios de Elena y la meto lengua, es tímida y se deja hacer sin reaccionar, la lamo
su boba entera y inicio a lamer su cuello, chupo sus lomos de orejas y ya agarro sus dos tetas
estrujándola los pezones, menudas tetas de Elena, son tetas de tía ya madura, bien sobadas, y con pezones gordos como a mí me excitan. Y ahora viene Rita al otro lado e inicia su actuación desabrochándola el palataloncito, parece que la quiere desnudar y verla en pelotas.

Follando a la madura

Follando a Rita y su marido cornudo fuera

Elena sube su culo para facilitar sacárselo y aparece su muy transparente tanga, veo su rajita y
ya meto mano a sobarla la vagina, no puedo esperar más. Menudas dos putas a mi alcance, para mí solo. Está tan caliente que rápido separa sus piernas, ella misma, me meto entre ellas y apartando la braguita mojada y algo sucia, ya me chupo su clítoris que de inmediato me lanza dos chorros en mi boca, lo trago y la separo sus labios vaginales después de habérlos lamido y chupado.

La amiga desatendida de Rita, otra zorra madura para mí

Acto seguido, meto lengua en su coño muy abierto, lamo si interior y esta dice: Rita, Rita, me está lamiendo dentro mi coño, que deliciosa sensación me corro. Y me trago otros 3 chorros y sigo masturbándola con mi lengua, luego con dedos mojados dilato su ano para meterla mi lengua también, quería follar por detrás a esta nueva zorra llegada, a Elena. Y le dice otra vez a Rita: también me lame en mi culo, hay que bonito, que novedad, nunca nadie me ha lamido mi
coño y culo y en el interior, me corro otros 3 chorros. Entretando, Rita soba las tetas de Elena y le chupa sus pezones, en un acto de lesbianas a no poder más, yo estaba cachondísimo de ver como masajeaba las tetazas de Elena. Ella también tiene agarradas las tetas de Rita que ella acerca y se las mete en su boca. Ambas están gimiendo, yo alargo la otra mano y empiezo a masturbar el coño y culo de Rita, que corre y menos mal sobre el suelo para no manchar el sofá. Le quitamos la braguita de Elena, entre los dos y meto mi verga en su boca que la sorprende su tamaño y dice: Rita, ¿este pollón va a caber en mi coño? Rita la contesta: claro que sí mi amor, tu coño y tu culo. Esta ultima palabra me da la clara aprobación de follar ambas por el culo también. Follarme a dos tías por el culo, culearlas a las dos golfas. Uf.

Elena, otra madura follada

Buen culo y coño negro de la amiga Elena

Seguimos bebiendo y los tres estamos solo pensando en follar, nos subimos a casa de Elena para
evitar sorpresas y directamente en su cama las desnudo del todo y ya empezamos a follar primero
a Elena y luego a Rita, ambas están en cuclillas, como para mear, esta posición que me enciende y calienta de las hembras en celo, y entro por uno de los coños, el más negro de los dos, el de Rita.

Desvirgando los culos de Rita y su amiga Elena

Pero los anos me llaman, los lamo y masturbo con mi lengua y dedos que las dilata, meto hasta tres dedos y su agujerito esta muy abierto, mojo con muchísima saliva los anos de las dos y despacito y con 3 intentos penetro el culo de Rita, negro y cerrado. Pero con nalgas de vaca impresionante para follarla. Ella agarra mi glande fuerte para pararme de penetrar, está
muy estrecha y se nota que la estoy desvirgando el culo, espero hasta que su culo se adapte.
Suavemente deslizo toda mi verga en ella, cuando mis huevos baten su coño, ésta se corre como una verdadera ansiosa de nado tieso y sin esperarlo; Elena la traga todos sus jugos chupando su clítoris y viendo mi polla que entra y sale del culo de Rita que inicia a gemir y pedir que la folle mas acelerado y fuerte. Lo hago y ésta no tarda a correrse., yo me aguanto y voy al culo de Elena, tiene un poco de miedo pero Rita le dice: suéltate mi vida, deja esta preciosa verga desvirgarte tu culo y siente el inmenso placer que acabo de sentir. Te encantará, repitió otra vez lo mismo subiéndola sus dos piernas hasta su cabeza, teniendo así su ano muy abierto,  un ano para follarlo sin pensar, abierto por la amiga, todo para mí, para romperlo, petar el culo virgen de Elena. La penetro con bastante dificultad pero me encanta como el de Rita, así que insisto hasta penetrarla y con paciencia, deslizar toda mi verga tiesa y empalmada en su culo.

Culo peludo Elena

Sexo anal para Elena

En resumen, esta noche hemos follado con Rita y Elena sin parar, ellas se han corrido mas de 20 veces y ambas besándose como lesbianas dicen: que fenómeno este chico, vaya cómo folla y vaya con que pasión, vaya cómo nos ha comido nuestras vaginas, coños, anos y tetas. Hemos sacado lo acumulado por mas de un año. ¿Volverás chico ? ¿lo prometes ? Yo las contesto: casi dos o tres veces a la semana. Así termina mi primer real encuentro y folladas con la preciosa Rita y como postre su más que guapa amiga Elena que no dejaré de visitar. Si quieren más, pueden comentar. Saludos a todos.

1 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 21 2
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?

  • Mi prima Agustina

    por el 18 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Era sábado a la mañana. Estaba de vacaciones de verano. Me fijé la hora, 7:39 am. Mi tía y mi prima Agustina siempre venían los sábados a la mañana a visitarnos a mi y a mamá. Quise aprovechar ese tiempo para ver pornografía. Tenía quince años y aún seguía virgen. Dormía solo con boxer, me […]

  • La chica del instituto

    por el 1 abril, 2018 - 0 Comentarios

    No hace mucho, unos días tan solo, fue la fiesta de fin de curso de mi instituto, la típica fiesta donde tienes que ver por última vez a los profesores y etc… Pero en mi caso no fue tan aburrida como mucha gente recuerda, para mi será creo que uno de los mejores recuerdos que […]

  • Actriz porno y chica de compañía

    por el 12 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Hace tiempo que quería escribir algo sobre una escort en Barcelona, pero no me decidía, he creído que éste es un lugar apropiado y lo voy a hacer. Soy, o eso dicen, guapa, atractiva, y aunque parezca lo contrario, nada presumida. Lo que ocurre es que escucharlo todo el día lo mona que eres, al […]

  • Otro sábado cachonda

    por el 17 marzo, 2018 - 0 Comentarios

    Otro sábado sola y caliente. Menos mal que tengo una amiga que viene a verme cuando estoy sola, y nos divertimos. Ella es caliente como yo, yo ya soy abuela, ella no. Me excita verla desnuda, mi marido siempre tiene la manía dejarme sola en días como hoy; días en los que no hay que […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Sex shops recomendados

¿Quieres ver tu anuncio aquí?
error: Contenido protegido !!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar