Los dominios femeninos 7

Es verdad que muchas veces me perd铆a en mis sentidos, era una forma de escapar de las mentes femeninas y ahora me ha planteado un dilema. Tanto las maduras como las infantiles, la hembra es peligrosa y delicada a la vez. La hija de la limpiadora, cuando era peque帽a, algunas veces acompa帽aba a su madre, … Leer m谩s

Los dominios femeninos – 4

Aporte y relato de Caminante: LOS DOMINIOS FEMENINOS Cenicienta II. En mi interior algo desconocido se fue rompiendo, no acertaba a comprender la vida, el mundo del que form谩bamos parte y sobre todo de mi sentir, se romp铆a lentamente ante la realidad de la mujer, lo que le hac铆amos vivir, me sent铆 mal, muy mal. … Leer m谩s

MADRE AMANTE 2 (SOCIEDAD SECRETA)

Mi primer relato contando p煤blicamente la relaci贸n incestuosa con mi hijo, me dio incentivo para detallar a煤n m谩s nuestra relaci贸n secreta para mi familia y quienes nos conocen, amigos allegados, etc. Cubrir una relaci贸n de estas caracter铆sticas no es sencillo, es como llevar una doble vida y hay que cuidar muchos detalles, gestos, actitudes etc. … Leer m谩s

8 鈥 La niebla de la guerra.

casada gorda caliente

Me dej贸 en otro aparcamiento esta casada gorda caliente, los de larga duraci贸n como en los aeropuertos. Me explic贸 c贸mo funcionaba el robot, tuvo que registrar mi voz, huellas de los diez dedos, con guasa dije que ten铆a diez dedos m谩s, el descerebrado me mir贸 sorprendido, le faltaba sentido del humor. Pero yo ten铆a ganas … Leer m谩s

7 鈥 SAMHAIN. Sombras oscuras.

143. Un roce me despert贸, tard茅 unos minutos en despejarme del todo y puse antena. Estaba desnudo, no en una cama, la textura del tejido era rara 驴D贸nde estaba?, me mantuve inm贸vil, recab茅 datos con el o铆do, y percib铆 su respiraci贸n, y la memoria actualiz贸 mi desconcierto, Livia, y su c谩bala. Gir茅 despacio mi cuerpo, … Leer m谩s

6 鈥 El sello rasgado.

La extra帽a experiencia la escrib铆amos juntos, dos sombras de y complicados universos. Mi mente se fue calmando, en esos instantes ella limpiaba mi cuerpo, no solo el sexo, no, repas贸 mis hombros con sus dedos, apenas le rozaban y yo tirit茅, estaba conmocionado por su proximidad, era de otro mundo, lo percib铆a y mi mente … Leer m谩s