Nos fuimos de boda

Somos un matrimonio de 38 años ella y 36 yo. Hace poco fuimos de boda de unos amigos suyos y aunque yo ya había visto el vestido que llevaría ella, … Read more

Morbo en el campo y en casa

Hola, este relato bastante corto que voy a escribir es para notar el morbo de ponerlo, más que otra cosa. De 37 años, soy soltera y me gusta viajar. Las … Read more

Un embarazo por sorpresa

Madeleine nunca pensó su historia con el rootweiller de sus vecinos que le dejaron por vacaciones. Ella, atractiva, delgadita, rubia y divorciada hacía tiempo que no tenía sexo con nadie. … Read more

Las zapatillas de Isabel

Pepe vivía, en una gran ciudad, en un barrio, en un piso como tantos otros con varios vecinos, tenía 14 años y su vida sexual se reducía a las pajas, como cualquier chico de su edad, la única diferencia es que él no basaba sus fantasías en gente famosa ni en modelos, para él tenía más morbo imaginarse follando con cualquier mujer que viese por la calle y le gustase o con alguna vecina, la verdad es que había varias que en su imaginación estaban dispuestas a hacer cualquier cosa que él ideara, últimamente había empezado a masturbarse pensando en su vecina de al lado, Isabel.

Read more

ELLA III

No necesitó descansar.
-¿Me follas tú o te follo yo, tío ?
-Te follo yo.
Se puso a cuatro sobre la alfombra de la sala. Tenia un culito redondo y duro como ninguno. Mi lengua comenzó a jugar con su ano, después le metí un dedo y le follé el culo con él, con la otra mano le acariciaba el clítoris… Al poco se lo folle con dos dedos… y más tarde con tres. Quería ponerla tan cachonda que acabara pidiéndomelo, y me lo pidió:

Read more

Empapé en semen sus bragas usadas

Este verano es y ha sido, y será, exultante y eufórico y triufante para mí. Sus bragas usadas semen, me repetía mi mente, mojadas y sucias de mi prima, todas para mí. No me lo pude imaginar, pero que le pregunten a mi polla si conoce su caliente tanguita.

Read more

Fetichismo por lesbianas negritas

Hola a todos amigos de este lugar tan bueno, para fantasías y confesiones, ya que no hay muchos sitios para poner expresarse sin parar. Una de mis fantasías, a ver … Read more

Un cornudo para cumplir mi fetichismo

La historia real y que dejo aquí en Universo Erótico fue que una señora embarazada me ofreció a su cornudo marido baboso como esclavo. En una noche repleta de fetiches me volví más viciosa; y lo mejor: ¡tendría a mi primer madurito a mis pies, casi nada!

Read more