Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Mi madre cachonda y su amiga descarada

Confesiones, Maduras, Relatos XXX 16/10/2017

Oh, las pajas, cuantas “satisfacciones” dan en la vida,  mi madre cachonda o como decía un buen amigo mío, una buena paja es mejor que un mal polvo, más razón que un santo tenía.

Yo he debido de ser un chico precoz en esta actividad, un niño vamos, el primer recuerdo que tengo es en una cena familiar, en la que yo, supongo que con unos seis años pensé en sacarme la cola y empezar a tocármela porque supongo que lo había hecho antes y me dio gusto, en mi ignorancia pensé que si mis padres se daban cuenta me daría tiempo a metérmela antes de que lo notasen, pero claro no fue así y a partir de ese día todas las noches al acostarnos la frase de mi madre era “Javi, no te toques la cola”.

Debo de decir que el tocamiento de esta primera vez no fue por obtener placer ni nada parecido, simplemente la cola es una parte del cuerpo y como tal se toca.

Mi afán masturbatorio de verdad comenzó con unos doce años aproximadamente, llegándome ha hacer cinco pajas en una tarde, vamos en una tarde no, en un par de horas y el objeto de las mismas era casi siempre la misma persona, una amiga de mi madre, por esa época casi cuarentona y que era como todas las mujeres de esa edad y esa época, mediados los setenta, gordita, bajita y eso sí, con unas tetas que a mi me volvía loco imaginármelas, eran grandes después de haber amamantado a tres hijos y algo caídas debido a su volumen, a su edad y al trasiego de los hinos, pero eso a mi me traía sin cuidado, eran unas tetas y además grandes que es lo que importaba.

Mi madre cachonda y su amiga tetona

La primera vez que tome conciencia de que me gustaba fue en su casa, había ido con una venia porque estaban de obras quería ver como quedaba ya que ella quería hacer obra también, estaba de pie enfrente de ella que llevaba como casi siempre una bata cuya falda le llegaba por encima de las rodillas (otra gran obsesión las faldas) y la parte superior de dicha bata era de botones con un tejido como de pana, de repente me fije y vi esos abultamientos, esas tetorras y ya no pude dejar de mirar con disimulo, de repenté noté como se me ponía tiesa y un gustirriní en la entrepierna que enseguida asocié con esa visión.

Cuando llegué a casa y fui directamente al servicio a desahogarme, me la imaginaba en su casa, yo solo con ella, llegando por detras, poniéndola mis manos en las tetas, gritaba de sorpresa, pero se dejaba hacer, iba desabrochándole los botones de la bata, le bajaba los tirantes del sujetador, le sacaba las tetas de su copa, se las magreaba un poco y me imaginaba los pezones oscuros, grandes y puntiagudos, le subía le falda sobándola bien con la otra mano por encima de las bragas el coño, ella se ponia a cien y me llavaba a su cama de matrimonio desvilgarme, eso si, después de haberme echo una buena cubana que es lo que esos pechos se merecían y de haberme corrido en ellos, en eso pensaba yo en el water y así me vino la primera corrida de mi vida, lo de metérsela por el coño o no, en esos momentos es lo que menos me importaba, solo me importaban sus tetas y el morbo de pensar que era un ama de casa normal y que no sospechaba que en ese momento me estaba corriendo pensando en ella.

mi madre cachonda morena

mi madre cachonda

La cosa siguió más o menos así durante la primera adolescencia, mi paja o pajas diarias pensando en ella, sobre todo cuando la veía con alguna ropa nueva, mi vista se iba hacía sus pechos para ver como se los remalcaba y la siguiente paja era pensando en ella con esa ropa puesta. Lo que fue cambiando según cogía experiencia en la vida era la forma de follármela, a perrito con sus tetas colgando, dándola por el culo, haciéndome una buena mamada y sobre todo mi obsesión una buena cubana y dándome lenguetazosy siempre empezando en la cocina para luego irnos a su cama.

Un día el listón subió sobre todo en calidad, estaba con mis padres en su casa y juro que no fue premeditado, me dio un apretón y me tuve que ir al servicio, allí lo primero que vi encima de la bañera fue un sujetador, casi me olvido de a lo que había ido, erección al canto, me senté en la taza del vater, cogí el sujetador y me empecé a tocar con él, solo de pensar que mi polla iba a estar en contacto son sus tetas aunque fuera en diferido, me ponía a cien, mi primera idea fue quitarmelo antes de correrme para no mancharlo, pero me fue imposible, con la excitación que llevaba al tercer meneo la lefa fue fuera dejaando la copa del sujetador toda perdida, como pude lo limpié con papel higiénico y dejé el sujetador en su sitio, nunca me dijo nada, pero a partir de aquel dia pienso que la cosa cambió y ella empezó a darse cuenta de lo que había, sobre todo porque cada vez que iba a su casa fingía que tenía que ir al servicio, aunque nunca se repitió la historia.

Eso sí, a partir de entonces y tenido en cuenta que teníamos las llaves de su casa para cuando se iba de vacaciones echar un vistazo me las arreglaba para ser yo el que lo echara, iba por la calle casi sin poder andar de la erección que llevaba pensando en lo que iba a ocurrir, llegaba a su casa y me iba directo a su habitación, removía entre su ropa interior para buscar un sujetador o unas bragas, me tumbaba en su cama de matrimonio hy me hacía las pajas que más gusto me han dado en toda la vida, ahora mismo cuando lo escribo no puedo evitar la erección al recordarlo.

Otras veces no era un sujetador o unas bragas, sino que me iba directamente al armario donde tenía la ropa y allí elegía una falda o un vestido que le hubiese visto puesto hacía poco tiempo, me sacaba la polla y empezaba a retregarmela por la tela, poco a poco para que durase mñas, que inmenso placer, ahora si, procuraba que la lefa no los manchase, me retiraba antes de correrme y el chorro caía al suelo, luego un poco de fregona y asunto resuelto.¡¡¡QUE PAJAS MAS INMENSAS!!!!, ¡¡¡QUE TIEMPOS!!!

Pajas pensando en mis maduras más cercanas

Con la experiencia y conocimiento que tengo ahora pienso que todo pudo cambiar, para bien o para mal un día que habíamos estado tomando café con un tío mío que había venido de visita, en su casa. A la hora de la merienda toda la familia decidió irse y yo me quedé solo con ella en casa, merendando, en un momento dado repitió varias veces, de forma obsesiva que se le había roto el botón de la bata, tanto lo repitió que miré y por supuesto, el botón estaba encima de sus pechos, con lo cual se le entreveía el sujetador y mi polla tuvo la erección de rigor, ahora pienso que viendo la edad que tenía ella más cerca de los cincuenta que de los cuarenta, a lo mejor se veía olvidada e intuyendo que a mi me gustaba me quiso probar, pero mi timidez hizo que no pasara absolutamente nada de lo cual a día de hoy me arrepiento.

Pensando en la situación la cosa podría haber ocurrido más o menos así.

Con la erección que llevo encima me saco la polla y empiezo a masturbarme mientras la miro, ella se da cuenta por supuesto.

    • ¡¡¡¡Pero, que haces, sinvergüenza!!!

-Nada, que tanto hablar del botón mira como me has puesto.

– ¿Por un botón te pones así?, tu estás loco.

    • No es el botón es lo que deja ver el puto botón, un sujetador y lo hay debajo.

    • ¿Debajo?, lo que hay debaj ya no le interesa a nadie.

    • A nadie, no lo se, pero a mi me vuelven loco desde hace tiempo, y eso que no las he visto, pero con imaginarmelas me vale, esto que estoy haciendo ahora lo he hecho miles de veces pensando en tus tetas.

    • Si, las tetas de una vieja.

    • Una vieja a la que me follaba ahora mismo sin pensármelo, mirame como me has puesto, si yo fuera tu marido no las iba a dar descanso y si fuera uno de tus hijos me gustaría volver a mamar de ellas.

    • Eso es una burrada.

    • Si, pero que me pone a mil.

    • Venga,enseñamelas, con que sean la mitad de lo que me imagino me vale.

En ese momento suceció lo que nunca hubiera pensado, empezó a desabrocharse la bata se quitó el sujetador y aparecieron dos grandes tetas, unas tetorras, un poco caídas, si, pero a quien le importaba, blancas de no darles el sol y con un pezón grande y oscuro que parecía un punzón de lo excitada que estaba, por lo visto no era yo el único.

    • ¿Que, te gustan?

    • Me encantan, ni en el mejor de mis sueños, ahora solo queda tocarlas.

    • Bueno, pues ya que hemos llegado hasta aquí ¿a que esperas?, últimamente las tienen muy abandonadas.

Acerqué mis manos y empecé a sopesarlas, nunca había tenido una cosa tan suave en ellas, las acaricié todo lo que puede, me las llevé a la boca como no podía ser menos y empecé a jugar con su pezó con mi lengua, en ese momento los jadeos de ella iban en aumento lo que me excitaba todavía més, si eso es posible.

    • Bueno, pues vamos a acabar lo comenzado dijo ella en ese momento y me cogió la polla para seguir con la paja.

    • Yo mientras intentaba subirle la falda para tocarla el culo y todo ello sentado en una silla en la cocina.

Nunca me habían pajeado, siempre fui yo quien lo hizo, y no tiene nada que ver, que ritmo lento, que suavidad, la lentitud hizo que tardara en correrme una eternidad con lo que el placerse multiplicó, llegó la hora de la corrido y fue majestuosa cataratas de esperma en sus tetas que ella se llevó a la boca para lamerlas.

Cogió el sujetador, metió sus tetas él y se colocó la bata, no sin antes darme un beso en la boca y decirme que hacía tiempo que no se lo había pasado tan bien, pero que esto no se podía volver a repetir porque ella no era ninguna puta, pero que como sabía que me gustaba y ella estaba algo deprimida había querido tener una experiencia nueva.

Poco después apareció su familia que había estado el día cazando, yo pensé que el que había cazado era yo.

¿Pudo haber pasado así?, pues no lo se, pero ahora me arrepiendo de no haberlo intentado, porque la obsesión sigue y hoy en día, que ella es abuela, y yo podría serlo, cada vez que la veo, como la ropa le remalque las tetas al servicio que va un servidor a recordar los viejos tiempos.

Después de la paja que me hizo, pensé que aquello no podía terminar asi, había que terminar lo empezado y lo más difícil ya estaba hecho, o eso pensaba yo.

Follada improvisada a la amiga de mi madre, toda una experiencia

Ella seguia viniendo a mi casa como si nada a ver a mi madre, y salvo algunas miradas de soslayo y algunos rozamientos la cosa no pasó a mayores, hasta que un día mis padres se tuvieron que ir de improviso por un asunto familiar y ella apareció por casa, estando yo solo, me dije que tenía que aprovechar esa oportunidad antes de que pasase más tiempo.

Llevaba puesto un sueter blanco que le maraba bien las tetas y una falda de cuadritos por encima de la rodilla, el uniforme perfecto.

    • Hola, Javi, no están tus padres.

    • No, se han tenido que ir al pueblo porque se ha puesto malo un tío mio.

    • Bueno, pues entonces me voy.

    • No seas, tonta, pasa y tomate algo, ¿quieres un café?

    • No creo que deba pasar, se lo que quieres y ya te dije que tenias que olvidar lo que había pasado, que no se iba a volver a repetir.

    • Eso es facil decirlo, pero no se puede olvidar lo más placentero que te ha pasado en la vida.

    • Venga, no seas exagerado, seguro que has tenido más experiencias.

    • Pues alguna he tenido, pero más morbosa que esa y que me diese más placer te puedo asegurar que no, venga pasa, que nos van a ver todos los vecinos y al final va a ser peor.

    • Vale, venga.

Nos fuimos directamente a la cocina y mientras ella buscaba las tazas en el armario de arriba para el café, me acerqué por detras, la besé en el cuello mientras mis manos se posaban sobre sus pechos manoseándolos con voracidad, mientras mi polla, que me había sacado del pantalón se restregaba contra la tela de su falda.

    • Javi, ¡¡¡no, por vaor!!!

    • Lo estás desenado, no seas así, mira como tengo la polla, le dije, la notas dura y eso que está la falda por en medio.

    • ¿Pero como es que te pongo así?

    • Porque estás muy buena, me vuelves loco, esas tetas maravillosas, no puedo dejar de pensar en ellas.

Yo seguia restregándome contra su falda hasta que en un momento dado no pude aguantar más y me corrí, manchandola toda por el lado del culo.

    • Mira lo que has hecho, me has manchado la falda.

    • No importa, te puedes poner una de mi madre, vámonos a la habitación, por favor, mira como me tienes de nuevo.

Mi polla se había vuelto a poner tiesaa y ella la miraba con sorpresa.

    • Eres un demonio, al final me vas a convertir en una puta de verdad.

    • No, te voy a convertir en mi puta, a los ojos de los demás siempre serás una mujer decente.

Nos encaminamos hacia mi habitación allí se sentó en la cama y se quió el sueter, apareció un sujetador negro que casi no podía contener aquellas maravillosas ubres que tanto me gustaban.

Se quitó el sujetador y aparecieron de nuevo ante mi vista, tan bonitas como las recordaba, cogí una en mi mano y empecé a besarla como un desespetado, haciendo la misma operación con la otra, posteriormente pasé a sus pezones y empecé a chuparlos como si me estuviese amamantando, ella mientas tanto había comenzado a sus pirar y a murmurar.

.- Chupa, chupa, mámame toda, como si fueses un bebé, ¡¡¡que gusto, me muero!!!, como te gustan mis tetas.

Si, me encantan, estaría toda la vida chupandotelas, pero hay que seguir.

La acosté en la cama y seguí mamando de aquellos pechos, bajando poco a poco hacia su ombligo, mientras con mis manos seguia sobándole las tetas.

Le subí la falda y le bajé las bragas, ahora comenzó a funcionar mi lengua, metiéndosela por aquella raja, buscando el clítores, cuando lo encontré empecé a subcionarlo, ella se arqueaba de gusto.

    • Sigue, sigue, cabrón, nunca me habían hecho esto, ¡¡¡que gusto!!!, sigue, sigue, a mi edad nadie me lo había chupado, ya soy tu puta, follamé siempre que euieras, pero no pares ahora.

Seguí hasta que sentí la humedad en mi lengua, se había corrido, pero todavía no me la había follado y tenía que seguir.

Me pusé encima de ella y volví con sus tetas para que volviese a excitarse y excitarme yo a su vez, me hizo falta poco, en cuanto le di un par de lamidas a los pezones ya estaba otra vez en disposición.

    • Venga, hijo de puta, follame de una vez.

    • Ya voy, lo estoy deseando tanto como tu, he estado años pensando en este momento.

    • Ponte de rodillas.

Se puso de rodillas encima de la cama, las tetas le colgaban, sin más preámbulos e la metí hasta el fondo empujando con fuerza, no me costó mucho la verdad porque estaba muy abierta, y empecé a bombear, las tetas le bailaban al ritmo de las metidas, hasta que se las agarre fuerte como si fuera a ordeñarla.

    • Como me estás poniendo, estoy más caliente que una estufa.

    • A partir de ahora ya sabes lo que es una buena follada, seguro que con tu marido el misionero y poco más.

    • Ultimamente ni eso, tu sigue follando y no te distraigas.

Al poco tiempo no aguanté más y me corrí dentro de ella, el esperma rebosaba de su coño porque fue una corrida majestuosa.

Acabamos los dos agotados encima de mi cama.

Al rato se levantó se puso el sujetador, las bragas y el sueter, se bajó la falda y se la alidó un poco porque había quedado como un guiñapo.

    • Ponte una falda de mi madre, de verdad, que esa está todo sucia y arrugada.

    • ¿No te importa?

    • No en absoluto, así cuando la traigas podemos repetir el numerito, además me quedo con la tuya y ya me inventaré que hacer con ella. Por cierto, por favor, siempre que vengas a casa, ven sin sujetador, para que se noten tus pezones en la ropa, así me facilitas la lavor y se me empina antes

    • Eres un cabrón

    • Y tu una puta, mi querida puta. Y otra cosa, siempre con falda y sin bragas, por favor, te sientas enfrente mío y te espatarras un poquito para que te vea tu coñito. Y cuando veas quue me lavanto ya sabes donde voy.

Poco después ocurrió lo más morboso que me hubiese imaginado, estábamos en una piscina, su hijo, su maido y yo, ella estaba fuera hablando son sus amigas y su hijo y yo estábamos dándonos un baño, en un momento dado me quedé mirándola desde dentro del agua me fijé en las tetas que resaltaban bajo la tela de su bata y al pensar que me las había comido no hacía mucho tiempo, me empecé a tocar debajo del agua, pero tuvo que parar pronto, porque apareció su hijo que estaba buceando y me sonrió.

Yo me quedé cortado, pero ni él ni yo dijimos nada, pensé que no se había dado cuenta o que pensaría que me estaba colocando la polla debajo del bañador.

Volvíamos en el coche, sus padres en los asientos delanteros y yo con su hijo en el trasero.

    • Te he visto.
    • ¿Que?
    • Que he visto como te tocabas mirando a mi madre.
    • ¡No digas tonterías!, simplemente me estaba rascando.
    • Ya, tu te crees que soy tonto, te la estabas meneando mirándola a ella, tranquilo que yo también lo he hecho muchas veces
    • ¿Tu?, no jodas, es tu madre
    • Si pero está muy buena y ten en cuenta que yo si que he chupado esas tetas que tanto te gustan.
    • Ya cuando eras un bebe, no creo que te acuerdes.
    • Ya….

Cortamos la conversación, yo con la mente calenturienta pensando en que mi amigo se pajeaba mirando a su madre y teniendo una erección al pensar en una situación tan morbosa.

Al poco rato siguió.

    • Pues si, me he hecho pajas pensando en mi madre, sus tetas me tienen obsesionado, me he dedicado a espiarla cuando se duchaba e incluso he intentado verla follar con mi padre y aunque no te lo creas lo he conseguido, hasta que un día me pilló
    • ¿Y que pasó?
    • Pues que mis fantasçias se convirtieron en realidad.
    • No jodas,¿te has follado a tu madre?
    • Si, cada vez que estamos solos lo hacemos.
    • Mira que es puta, como engañan las apariencias.
    • Más puta que las gallinas.
    • Bueno, pues confesión por confesión, yo también me la he follado más de una vez, ¿te acuerdas un día que veníais de caza?, pues ahí fue cuando comenzómi historia con ella, me hizo una paja en vuestra cocina y me dejo tocarle y besarle sus tetazas y luego me la follé en mi casa un dia que estaba solo.
    • A ver si un día nos lo montamos los tres.
    • ¿Que te parece mañana?
    • ¿Mañana?
    • Si mi padre se va a ir al pueblo y voy a estar yo solo con ella en casa, es una buena ocasión.
    • Joder ya la tengo tiesa solo de pensarlo, me puedo pasar sobre las doce.
    • Vale, de acuerdo, yo la calentaré antes para que esté bien dispuesta, pero de esto ni una palabra hasta mañana, ya verás que sorpresa se va a llevar.
    • Venga, pues quedamos en eso.

Llegamos a casa y esa noche casi no pude ni dormir pensando en la noche siguiente.

A las doce menos cinco del día siguiente ya no pude aguantar más y estaaba en la puerta de su casa llamando al timbre, salió a abrirme ella, iba vestida con una falda por encima de la rodilla de pata de gallo blanca y negra y con una caamisa tambien de cuadros azúl y blanca, se notaba que no llevaba sujetador porque tenía las tetas caídas y los pezones se le marcaban en la camisa, seguro que su hijo la había estando dando duro y estaba cachonda.

    • Hola, Javi
    • Hola, que guapa estás
    • Gracias, es que he salido a despedir a mi marido y ya no me he cambiado.
    • Mejor así, de verdad.
    • Bueno pasa.

Pasé al salón y allí en el sofá estaba su hijo, nos guiñamos un ojo de complicidad.

    • Hola, chaval.
    • Hola, estaba aquí con mi madre viendo la televisión, sientate si quieres
    • Vale, sientaté tu también Jesusa, y vemos la televisión los tres juntos
    • Bueno, un rato que luego me tengo que ir a hacer la comida. ¿te vas a quedar a comer con nosotros?
    • Bueno, si me invitas si.

Se sentó en medio de los dos, el sofá era pequeño y estábamos los tres un poco apretados, pero no nos importaba, notaba su pierna a través del mi pantalón y de la tela de su falda, que al sentarse se había subido dejándola medio muslo al descubirto.

    • Mamá, vas a poner cachondo a Javi
    • ¿Pero, que dices?, ¿quien te ha enseñado a hablar así?
    • Creo que tu mama.
    • Bueno, ya está bien, me voy a ir a hacer la comida.
    • No te vayas, dije yo, quédate aquí, además es verdad, me estás poniendo a cien, además seguro que no llevas sujetador, se te marcan todos los pezones en la camiseta ¿que estábais haciendo antes de llegar yo?
    • ¡Pero, que os pasa, estais loscos!
    • No, nos vuelves locos tu, le dije, ya se que te lo montas con tu hijo
    • Y yo que te lo montas con Javi.

Se quedó paralizada en el sillón, su hijo comenzó a sobarle las tetas por encima de la blusa y yo le metí mano por debajo de la falta hasta que llegué a sus bragas. Es toda una madre cachonda, y calentísima.

    • Venga, mamá, vamos a echar un buen polvo para abrir el apetito.
    • Si, venga, dije yo, mira como tienes el chochito de húmero y mira como estoy yo, dije sacándome la polla del pantalón.
    • Pero esto es una locura dijo ella, como se entere tu padre nos mata.
    • Yo si que te voy a matar, pero a polvos, puta.

Su hijo le empezó a desabrochar los botones y metió la mano por debajo de la camisa, acariciando una teta mientras la otra se la besaba con ansia, yo, mientras tanto le había subido la falda, le había bajado las bragas y estaba amorrado en su coño.

– Mamá quiero que me des tu leche como cuando me amamantabas

    • Y yo quero que me des el caldo de tu coño
    • Pues chupad, hijos de puta, chupad y dejadme seca no puedo más, pero que guarra que soy.
    • Seguimos asó duraante un rato, pero pronto ella quiso tener algo dentro de su boca y se metió la polla de su hijo en la boca.
    • Joder, mamá, la chupas de puta madre, dijo su hijo riéndose ante el juego de palabras.
    • Si, dije yo, tiene pinta de chuparla bien, se la mete hasta las pelotas, pero a mi me teneis a dos veles, a ver si vemos la forma de colocarnos, que mirad como tengo la polla y no es cuestión de tener que aliviarme yo solo.
    • Si, a ver como lo hacemos para gozar todos, dijo Jesusa.

Ella se colocó sentada en el sofá, su hijo de pie con la polla a la altura de su boca y yo en cuclillas, como pude, para que mi polla quedase a la altura de sus tetas, era algo digno de ver, estoy seguro de que si en ese momento hubiese entrado su marido se hubiese muerto del susto al ver es espectáculo, o se hubiese unido porque en cosas de sexo nunca se sabe.

Metí como pude la polla entre sus tetas, y se la agarré bien, comenzando un movimiento de sube y baja que me volvió loco, tenías las tetas supercalientes y daba gusto tocarselas con las manos y con la polla a la vez.

Ella mientras tanto no había perdido el tiempo y seguia con la polla de su hijo en la boca y con su mano en el coño, dándose placer.

No aguantamos mucho y nos corrimos al poco, yo le eché toda la lefa en las tetas y se las restregué bien y su hijo se corrió en su boca, pero no pudo tragárselo todo y le chorreaba por los labios, quedó saciada de leche.

Acabamos derrengados encima del sillón, su hijo le acariciaba una tenta y yo hacía lo mismo con la otra, estabamos haciendo tiempo para seguir con la orgía.

    • Ha estado de puta madre, dijo ella.
    • Esto no ha hecho nada más que empezar le contesté yo.
    • Por mi seguid vosotros, dijo el hijo, yo me voy a duchar que tengo que salir, dentro de un momento vuelvo.
    • Entonces solo quedamos tu y yo, le dije a Jesusa.
    • ¿Todavía puedes más?
    • Estando tu desnuda delante de mi puedo esto y más.
    • Pues yo necesito algo dentro de mi coñito, porque me habéis sobado bien las tetas, pero lo que es follarme, no me habéis follado.
    • Yo ya ves que estoy dispuesto, dije enseñándole mi polla tiesa.
    • Eres insaciable, Javi
    • Si, tu que me pones así, pero hay que hacerlo de alguna manera que me caliente más, que me des más morbo, encima del sofá es demasiado sencillo.
    • Estoy dispuesta a hacer lo que quieras.

Pronto se me ocurrió algo, siempre he tenido mucha imagiación para el sexo. Estábamos en en salón y allí tenía también una estufa de gas, no se porque, pero siempre me ha excitado el fuego, lo relaciono con el sexo, y ella encendiendo la estufa, como la había visto a menudo, agachada, me había excitado tamibén en mi niñez, la estufa ya no la usaban, pero la tenía allí,eso si, poco después desapareció¡, una pena.

    • Ve la estufa, le dije
    • Si, ¿que vas a hacer con ella?
    • Nada, tranquila, apollate en ella y ponte de culo.
    • Por el culo no, quiero follar, no que me des por culo.
    • Tranquila, que te la voy a meter por tu chochito.

Fue donde estaba la estufa, mi madre cachonda ya puso los brazos encima de ella, dándome el culo, yo llegue y empecé a masajearla las tetas con una mano y con la otra a metérsela por el coño.

    • Así, así, Javi, masajeame bien
    • Ya estás a punto, dije sacándole la mano y metiéndole la polla hasta el fondo.

Tenía el coño bien húmero y mi polla entró sin dificultad hasta que las pelotas dieron en su culo. Ella empezó a jadear como una loca y yo empecé a envestir como un loco.

Mientras tanto su hijo salió de la ducha.

    • Venga, cabrones, vosotros seguid que yo me voy, que envidia me das, follátela bien, Javi.
    • Tranquilo que va a quedar satisfecha.
    • Si, estoy a punto de correrme, hijo, que follada, que días, el mejor de mi vida.

Un par de embestidas más y acabamos, la lefa le chorreaba por fuera del coño, pegada a sus pelos.

    • Bueno, Jesusa, habrá que descarsar un poco.ç
    • Si, Javi, yo me voy a duchar que estoy llena de lefa y luego me voy a poner a hacer la comida que hay que recuperar fuerzas.
    • Como quieras, pero cuando te duches no te pongas sujetador ni bragas, solamente la ropa que quiera por encima.
    • Vale como quieras.

Se fue al baño y yo me quedé en el salón. Menuda experiencia con mi madre cachonda y su amiga calentorra.

22 visitas en total, hoy 0

Pareja se graba follando a una abuelita

Abuelas con jovencitos, Experiencias Parejas Liberales 13/10/2017

La abuela caliente que no puede resistirse a los chupetones, embestidas y magreos de una pareja liberal que se la folla a pelo. Ver este vídeo porno XXX para descubrir el sexo en la tercera edad.

Sexo del bueno en la tercera edad con una pareja

Abierta del todo, la anciana morbosa disfruta como nunca lo ha hecho, toda una maestra del sexo y la jodienda, que gime y se moja como una colegiala con coletas al salir de clase. Mojada y calentorra como esa cerveza de verano, que la tienes que cambiar por otra. En este caso no, la abuelita pervertida y ardiente, ¡no se cambia por nada!

Aunque en este caso, el abuelo viejo verde y cachondo aparecerá en otro vídeo, ya que la anciana y vieja caliente se ha quedado sola, y ha llamado a al nieto, para que la folle. La pobre abuela se tiene que poner a cuatro patas para disfrutar como lo que es: una buena perra anciana.

De momento, este espectacular vídeo que encontré de esta morenaza con dos tíos. Si desean el otro, no tienen más que comentarlo.

22 visitas en total, hoy 0

Abuela limpiando y al final, follando

Abuelas calientes, Relatos XXX 13/10/2017

Abuela follando y cachonda y rubia que comienza quitando el polvo, y al final se lo quitan a ella. Aquí tenemos una tetona sesentona y bien madura que no pasa la oportunidad de comerse una buena polla, de ponerse de espaldas para que la folle el nieto.

Una abuela caliente y cachonda tetona

Es una mujer ya entrada en años pero no por eso, no tiene ganas de follar. Al contrario, el nieto ya crecido está leyendo pero al final la monta por detrás como se tiene que hacer, para darle gusto a esta viciosa y babosa abuelita. Aquí la tenemos jadeando como una quinceañera pervertida.

Abuelitas calientes

Abuela caliente en su casa

No obstante, antes el video porno de una abuela caliente de viene de la compra y lo único que se le ocurre es desnudarse ante su familiar más cercano. Una abuela muy caliente.

LA ABUELA DESPUÉS DE COMPRAR LO QUE LE GUSTA ES FOLLAR

43 visitas en total, hoy 0

Madres y padres calientes incesto

Incesto, Maduras, Relatos sexo 11/10/2017

El incesto siempre fue una tema del que pocos hablan pero que existe. En esta ocasión una madre bien caliente al final del vídeo decide finalmente no ir a comprar. ¿Qué decide al final? No elige otra cosa que quedarse en casa con su hijo preferido y lo demás mejor verlo, mejor una imagen para más que muchas palabras. Una madre bien caliente, cachonda, morena y con el coño tan grande que cabrían dos pollas, la del hijo y la del padre juntas. En este caso, solo es la del primogénito.

Unos padres que se follan a las calientes hijas

Jovencitas cachondas y chicas muy hot que se dejan seducir por los padres incitadores y morbosos. Las hijas ya una mujercitas finalmente chupan lo que nunca han hecho, mamar la polla prohibida: la del padre. Tenemos dos vídeos porno de incesto que reflejan cómo las chicas de coños depilados y casi imberbes, chupan polla y follan sin parar.

Una madre que decide no ir a la compra

Una madre que decide no ir la compra y enseñar al hijo de lo que está hecha. Buenas tetas gordas, morena folladora, coño grande y mojado. Toda una loba, zorra, guarra y experta madura cachonda que enseña al hijo a follar en su propia casa y con su propia mamá.

PERO QUÉ BIEN LA CHUPAS, MAMÁ!

30 visitas en total, hoy 0

LA DESPEDIDA DE SOLTERA

Dominación, Erotismo y Amor, Relatos porno 09/10/2017

Lina, una jovencita de 19 años, rubia, delgadita, espigada y muy guapa, estaba en su despedida de soltera. Cuatro amiga cantaban: “Quien detiene palomas al vuelo… mujer contra mujer…” Lina sonreía a sus cuatro amigas lesbianas. Las otras quince les hacían la ola.
Estaban en el piso de estudiante de Mari Carmen. Llamaron al timbre. Mari Carmen fue a abrir. Lina esperaba que entrara en la sala un boy, cachas, para hacerles un streeptease. Entraron 3 chicas rubias con uniforme de policóa nacional. Traían a Mari Carmen esposada. Dos de ellas sacaron las pistolas y dijeron:
-¡Que nadie se mueva!
Lina dijo:
-Ya está ben de bromas. ¿Sois travestis?
-Una de las jóvenes le dio una bofetada.
-¡Travesti será tu padre! ¡¡En pie!!
Lina se levantó, la agente la esposó.y le preguntó a Mari Carmen:
-¿Dónde agachas la droga?
-En el trastero.
-Quedáis todas detenidas… A no ser que..
Lina que esaba cagadita, le preguntó:
-¿Qué?
-Que te coman el coño todas tus amigas.
-Ya sabía yo que no erais policías. Quítame las esposas.
La falsa policía la quiso besar. Lina rehuyó sus labios. Ella no era lesbiana.
Una de las dos policías guardó la pistola. Se puso detrás de Lina y la inmovilizó. La otra le quitó la falda y las bragas. Y señalando a las amigas de Lina le dio un número a cada una, al final, dijo:
-La número uno que pase a comer coño.
Anastasia, que era la número uno, le dijo:
-¡A tu puta madre le voy a comer yo el coño!
La policía de la pistola, apuntando a la ventana abierta abrió fuego. !!Pumb!! Luego le dijo a Anastasia:
-El próximo tiro te vuela la cabeza,
Anastasia, temblando, fue junto a su amiga y le comió el coño.
La de la pistola volvió a hablar.
-¡Todas en pelotas!
Se desnudaron sin rechistar.
La polícía que estaba al lado de Lina, mirando como Anastasia le comía el coño. le desabotonó los botones de la blusa, le abrió el sujetado y le comió sus grandes tetas, que ya tenían los pezones erectos.
La policía que la agarraba por detrás le giro la cabeza. Quiso meter la lengua en la boca se Lina y se encontró con sus dientes.
Tocaba cambiar.
-¡La número dos, a comer coño!
La número dos era Carla, una de las amigas lesbianas de Lina. No iba a desaprovechar la oportunidad de comer aquel coño que siempre deseó comer y por el que pensando que lo comía mil veces se había masturbado.
Lina no quería, pero no pudo evitar comenzar a gemir. La lesbiana sabía lo que hacía. La policía que estaba por detrás, le giro la cabeza a Lina, y ya fue la futura novia la que, derritiéndose, metió la legua en su boca. Las amigas al sentir sus gemido y ver como se perdía en la boca de la policía se pusieron cachondas, pero cachondas, cachondas de verdad. La de la pistola volvió a imponer su ley.
-¡Todo dios a masturbarse, a besarse y a comer coño!
No hizo falta que lo dijera dos veces. Las amigas de Lina se masturbaron., se besaron entre ellas y se comieron los coños.
A los pocos minutos, empezó un rosario de gemidos. Los dedos y las lenguas en los coños hacían este ruido.
-¡Chof, chof, chof, chof, chof…!”
Lina fue la primera en correrse, y después de ella se corrieron todas, menos laa policías. El piso de la habitación quedó llenó de charcos de flujo vaginal.
Las policías fueran tan reales, que a pesar de haber sido contratadas por las amigas de Lina, hubo momentos en que dudaron de que fuera lo que ellas contrataran, y Lina, Lina dejó al novio plantado. Había descubierto un nuevo mundo.
Quique.

20 visitas en total, hoy 1

Follando a mi novia

Bragas usadas, Primera Vez 08/10/2017

Follando a mi novia en nuestra habitación y a cuatro patas que se pone. No hay una panorámica mejor que una buena novia a cuatro patas esperando que le den polla. Aquí vemos a esta novia, muy cerda y guarra que pide follada sin parar.

El novio por supuesto no deja de bombearla y darle gusto en su coño mojado y caliente. Una jovencita que era de las puritanas pero que deja de serlo rápidamente con este vídeo que a continuación ponemos. Con las bragas usadas  dejadas en la silla de la habitación y el coño mojado a reventar,  esta jovencita no para de buscar polla que le dé por detrás.

22 visitas en total, hoy 0

La recepcionista de hotel

Dominación 06/10/2017

De nuevo he quedado con él, la verdad no sé por qué lo hago llevo tiempo diciéndome a mi misma que tengo que acabar esta relación de mentira.
Lo cierto es que cuando acabo mi turno de recepcionista, cuando estoy esperando a que termine y salir por la puerta de ese tedioso hotel gigantesco, solo pienso en él.
En sus besos, su mirada, su descaro cuando me trata, nadie ha conseguido, ni conseguirá tratarme como él. Con desprecio pero al mismo tiempo con cariño, con dureza y con dulzura al mismo tiempo.
Hemos quedado a las site de la tarde, y hoy como cada día acabo a las seis. Tengo que cruzar toda la ciudad para encontrarme con él. Quedamos en un punto cercano al a playa. Yo llego como siempre con mi coche al lugar que me indica, con la ropa ya de calle. Y como siempre él me indica, sin bragas y en el bolso.
Llego, él ya está puntual como siempre. Me bajo del coche, me acerco a su coche y me introduzco en la parte delantera.
Las bragas las llevo en la mano y su voz cortante y seca, me pregunta cómo me ha ido el día. Le digo que bien, pero lo que menos me importa es pensar qué jodido día he tenido. Solo me interesa y quiero estar a su servicio, a su disposición de sus deseos y de su polla.
Parece mentira que no pueda parar esta avalancha de deseo.
Hoy no me ha dicho casi ni media palabra prácticamente conmigo, “ve al asiento de atrás y desnúdate, perra”. Ese perra retumba en el coche como un estallido de placer en mi cerebro, caliente venía durante el camino, pero más caliente al oirlo de sus labios. Salgo del coche y me incorporo al asiento de atrás, me apresuro a desnudarme como me manda. “Rápido”, me dice con un cortante imperativo. No lo dudo ni un momento y rápido me quito toda la ropa de calle. Es curioso como no obedezco a nadie, ni casi en el propio trabajo, pero con él, con él me pongo como una perrita sumisa, no puedo remediarlo. Así que ya desnuda, me noto mojada. Necesito que él me domine, me mande, me monte. Vengo agotada del trabajo, cansada de los pesados clientes, y lo único que me recupera es sentirme suya, abierta y follada como él solo sabe hacerlo.
Con un movimiento veloz lo tengo junto a mí, en el asiento de atrás. “Venga de espaldas, a cuatro patas, cabeza agachada, culo abierto y empinado, no me dificultes la follada!” Obedezco. Mi mojadura aumenta. Le preparo el culo y coño como me ordena. Que entre por donde quiera. Porque lo necesito. Aunque me dé por detrás él lo hace muy bien, así que no me importa que me culee. Solo él lo hace. Nadie más.
Noto como me coge las caderas se acomoda detrás. Noto su polla empalmada y sin mirar sé que sus piernas están desnudas y sus huevos y polla sin slip y ni ropa. Me va a follar por el coño, enseguida lo sé porque noto la punta excitada buscar mi raja de coño. Cuando menos lo espero me ha ensartado su polla gorda y dura. Enloquezco como una perra, necesito polla, la suya. Me empieza a bombear, a follar, a arremeter. En su coche, en pelotas, como una perra buscando macho, allí me veo, follada duramente. “Calla puta, ni pienses, y traga nabo por tu coño sucio de recepcionista de hotel de lujo”. Nadie me dice eso, solo él, pero la verdad que no lo puedo resistir. Cuando escucho esas palabras, aún le empino más en culo, que sé que le gusta, y a su gorda polla más. Me jode viva, me monta como a una sucia zorra en busca de dominación, pero no puedo remediarlo. En su coche, después de una jornada dura y cansada de trabajo, con la cara empotrada en el asiento, las tetas rozando la ropa de la tapicería, y los brazos sujetándome a lo que puedo, noto como me folla con dureza como queriendo joder a una tía que necesita polla. Una recepcionista de hotel.

CHUPÁNDOSELA EN EL COCHE

16 visitas en total, hoy 0

Una madre muy porno y muy madura

Incesto, Maduras, Relatos sexo 27/09/2017

Mamá estaba en casa como todos los días cuando regresé del instituto. Últimamente ya había notado que con papá ni se hablaban. Entonces me surgió un relato muy pornoxxx, de maduras como mi madre.

Yo ya había llegado y estaba en mi habitación, eran las seis de la tarde, papá no había llegado todavía del trabajo. Y mi madre me dijo que salía a hacer unas compras de última hora. Dijo que se le había olvidado algo para la cena.
Ella mintió. Nunca fue a comprar. Se dirigió a un cine cercano a casa, para más atrevimiento, y compró una entrada para la sala 4 en la sesión de seis y media. Ella había quedado con un extraño con el que últimamente hablaba por chat, y también ya había hablado al teléfono. Ésa era una cita exclusivamente sexual. Yo que pensaba en esa idea idílica y hasta romántica sin caer en el incesto maternal, de mi madre, creía algo así como que no usaba el coño, pese a que yo había salido por ahí. Pues, esa tarde, justo esa tarde, mamá porno, le iba a dar uso, gusto y zumo a su chocho insaciable y ansioso.

madres pervertidas

madres pervertidas con hijos morbosos

Una madre muy porno y muy caliente

Se adentró en el cine, se puso en la última fila como había acordado con el extraño del chat, era propio de una madura caliente, una madre muy zorra, una de esas porno gratis maduras, encima gratis, porque a ese tío le salió gratis, xxxgratis, sin pagar ni un euro.

La película comenzó, el título era lo de menos, mi madre iba caliente como una perra, él llegó empezada la película. Vestía vaqueros y camiseta blanca informal, nada parejo a mi madre, toda cuidada y bien vestida. Él iba con unos vaqueros algo sueltos, ya pensando en dar facilidades, mi madre en cuanto se sentó el extraño a su lado supo que era él.
No dudó ni un momento ella, los dos solos, las luces apagadas y la película empezada. Sin calzoncillos con la polla libre y suelta se la sacó, y le dio todo tipo de facilidad, mi madre la muy puta la cogió, no era una polla grande como todas las de los relatos, era normal tirando a pequeña, pero qué importaba, la golfa de mi madre iba cachonda como nunca, quería nabo, y quería tocar el tacto de una polla endurecida.
Al tío se le puso dura, lo justo para terminar de excitar a mi madre. Mi mamá toda ansiosa de polla, la cogió como el que coge un plátano con ganas, la empezó a menear, a mover, a subir y bajar. Enseguida notó bastante piel en la polla cosa que pronto hizo desaparecer con unas buenas sacudidas, la polla se estiró, y mi madre así la noto en la mano. Ahora ya notaba el capullo, la piel había bajado, y ella estaba caliente perdida.

Mi madre caliente y pajeando en el cine al extraño

Aquella polla dura, la punta caliente y ella pajeando a aquel extraño a media tarde, en un cine a nada de casa, la ponía mas cachonda todavía. Pajeaba sin cesar y de pronto, ella se giró a él, a su oído, ya que casi ni le había mirado, y le dijo en bajo: ¿puedo chuparla?. Él ni se lo creería, una tía tan golfa, y chupando su polla que seguro casi nadie chupaba, pero había tenido la buena suerte de dar con una madre desatendida por mi padre, a falta de nabo y de follar, la puta de mi madre.

madre chupando polla hijo

Él ni la respondió, ya que con un gesto de coger su cabeza ligeramente y llevarla para abajo, ella lo entendió. No hizo falta que acompañara su mano a la cabeza de mi madre. Ella sola bajó hasta su polla caliente. En ese momento, él supo que se la iba a chupar de verdad, una buena zorra ardiente, así que empinó algo el culo para terminar de bajar el pantalón y dejar al aire la polla subida de dureza y descapullada. Los huevos se le hincharon del calentón. Mi madre chupaba como una descosida, chupaba polla, el tronco, el glande, y bajó hasta los huevos. Se metió esas dos pelotas gordas de ese desconocido en la boca la muy puta, nunca pensé que haría algo así. Mamaba y mamaba como cuando yo era pequeña de sus tetas gordas y calientes, pero esta vez, era ella, y de esa pequeña polla endurecida. Ella estaba ardiendo.

Más relatos de sexo de mi madre ardiente

Tengo más para relatar, relatos, así que no acaba ahí, es un relato omnisciente, así que si a alguien le interesa solo tiene que decírmelo, seguiré, para relatar todo lo que allí aconteció, y sobre todo, el sentir de una madre desamparada y muy a falta de sexo, caliente perdida. BsS

25 visitas en total, hoy 1

Reencuentro con Rita la mujer de 40 en su casa

Bragas usadas, Relatos porno, Relatos sexo, Relatos XXX, Sexo con maduras 30/04/2017

Luisito, mi amigo del cole, me invita a la fiesta que sus padres organizan esta noche. Y yo iré solo y me parece que su mamá que tanto me gusta estará en casa también.
Tienen muchos invitados y yo voy solo porque mi mama tiene la regla y esta cansada, y me dice: “ve tu mi amor y pásatelo bien, duerme allí si quieres estos días ya que yo estoy indispuesta..”.

Así que yo programo y me debato entre si primero ir con Elisa la pelirroja jovencita de mi edad, amiguita mía, o la mujer de 40 que conocí hace muy poco en el autobús. Así que llamo a Elisa, me contesta y me dice: llámame esta tarde a las 5 que ahora no puedo y cierra. Como son las 8.30 llamo a la mujer de 40 que se llama Rita, la que había conocido recientemente, y me dice que sí esta libre y que me espera ansiosa, para vernos. Toda una invitacón a madurasxxx, todo muy porno, y xxxgratis, sin pagar: iba a ser algo geníal. Follarme a una madura yo solo. Joven pero con buen rabo. Yo soy muy joven para ella, pero a ella le gustan los chicos jovencitos.

La madura Rita para mí, todo un jovencito

A las 9 de la mañana ya estoy en su puerta y me abre impresionante, lleva el pantaloncito de su
pijama que muestra claramente las preciosas perfectas curvas de sus nalgas, la rajita de su vagina
y una piernas que solo pienso como lamer.
Me lleva al sofá del salón y se sienta a mi lado`para abrazarme fuerte aplastando sus medianas
tetas sobre mi pecho y me dice: veo amorcito que de verdad te gusté tanto en el autobús y que hoy
mismo has venido a verme, esto me gusta mucho y mas por las flores que me has traído. ¿Tanto te apetezco mi amor?

Le contesto: desde ayer que nos conocimos y disfruté de tus deliciosos labios, no he dejado de soñar toda la noche contigo y dormí mal.. me pregunta: ¿y que soñaste? Soñé que te tenía toda
en mis brazos y despacito te iba desnudando, cuando descubrí tus tetas me volví loco porque están preciosas, te las chupé largo tiempo para despacito ir bajando tu pantaloncito para descubrirte en braguitas que alegraron mi noche. Y vaya encantos preciosos que tienes, no pude aguantar mas y ya te bajé las braguitas mojadas y empecé a chuparte tu clítoris, tus labios vaginales, y te metí mi lengua en tu coño.

Acto seguido mojé tu ano para ir metiendo mi dedito, tú te corriste en mi boca y me lo tragué y cuando me situé para penetrarte, no me dejaste y así quedé toda la noche muy disgustado porque tenía ganas locas de follarte…
En ese momento me dice: ay, ay mi amor, te hice sufrir toda la noche, veo que me tienes unas locas ganas de follarme y disfrutar de mis encantos pero, ¿cómo sabes si son tan bonitos como en tu sueño? ¿No te va desilusionar cuando descubras todo? Le digo: estoy seguro y convencido que eres todavía mas guapa que lo que vi en mi sueño, tu marido tiene mucha suerte de tener una preciosidad como tú, cualquiera tiene tanta belleza en su casa.. suertaza que tiene y que envidio mucho…
De este modo, mis palabras la encantan y me aprieta fuerte dandome su boca, la chupo los labios y le meto mi lengua, ella igual y así disfrutamos bastante de nuestras bocas. Inicio a comerla los lomos de sus orejas, la lamo su cuello, las asilas y sobacos peludos, pero igual, no me deja sobar sus tetas y me dice: despacito mi amor, tenemos 8 horas para disfrutar, deja que el encanto llegue despacito y suavemente, todo será tuyo hoy mi amor y no te marcharás sin haber disfrutado de todo lo que soñaste…

La veterana Rita con ganas de follarse un joven

Así que ahora vamos por el café, entramos a la cocina y mientras lo está haciendo, me pegó a su espalda, carnosa y apetecible, y le voy besando el cuello, los hombros y las orejas, la tengo agarrada por la cintura y no la toco nada de sus encantos; esto le gusta y ella frota sus nalgas sobre mi muy erecta verga, se ríe y dice: chico estas muy empalmado, ojala mi marido sintiera la misma pasión que tú. Ya que no me ve amor como tus ojos me ven y no me tiene tantas ganas como tú, hoy lo vamos pasar bomba…
Salimos a la terraza con el café y yo me siento pegado a ella, me acaricia mi cara, mis labios
y me da besitos continuos a la boca, yo me siento en una poltrona y la hago sentar sobre mí, me dice: amor el café se va enfriar. Y la contesto: no contigo al lado.

Le voy chupando la boca y lamiendo cuello, asilas y orejas, ella coge mi mano y se la mete sobre
una teta y me dice: toma mi amor, disfruta que ya puedes.. me vuelvo loco y inicio a estrujar
los pezones sobre la fina telas del pijama, no lleva sujetador y sus pezones se ponen muy erectos,
agarro ambas tetas y las estrujo igual que los pezones; ella inicia a gemir y esto me da la
decisión de entrar en su carne viva, desabrocho la chaqueta del pijama y saco al aire dos maravillosas tetas muy duritas, el color marrón clarito y los pezones apuntando al cielo, los
sobo, acaricio y estrujo, ella me los empuja en mis manos y yo no aguanto, estoy muy caliente, con esta escena pornoxxx.

Entonces me agacho y me los trago, meto casi toda la teta en mi boca, la mamo, la chupo, la estrujo y la mordisqueo los pezones.. gime y suspira mucho y al verla tan agitada, miro y veo que su pantaloncito del pijama está mojado, las bragas usadas y mojadas las puedo observar.. Rita la mujer madura caliente se ha corrido… meto rápido mi boca sobre el pantaloncito y vagina e inicio a oler y lamer estos jugos, deliciosos, me encanta esta mujer y que suerte tengo de estar en esta situacion mamando, pensaba para mí mismo.

Entonces la estoy lamiendo, ella separa sus piernas y me deja bajarla despacito el mojado pantaloncito, y cuando ya lo tengo en mis manos, lo paso en la parte mojada sobre toda mi cara empapándome de su perfume, sigue con piernas abiertas y yo ya estoy lamiendo su vagina debajo de la mojada braguita. Se separa del todo y tengo su precioso coño muy abierto, meto mi lengua y lamo su interior en círculos, meto toda mi lengua dentro y mi dedito mojado ya va penetrando su culito..
Rita gime y se mueve locamente y dice: hay mi vida, que bonita me comes, que bonito me chupas y qué bonito me lames, allí me da una buena ración de jugos que me trago todo diciéndola: si mi
amor, sí dame, dame tu elixir, dame más juguitos que son una delicia, dame que tengo mucha sed
de ti. Dame y no pares y ella efectivamente no deja de echar chorros y chorros, dejo que me moje toda la cara para volverá tragármelos…esto a ella la enloquece del todo y me dice: “Tómame entera mi amor, eres único y te quiero aquí todos los días, vaya placeres que me das y vaya
sensaciones que siento, ahora mi amor, me puedes follar a tu antojo que soy toda tuya, métemela
mi amor..”

Se quedó impresionada al ver mi polla tiesa grande

Me quitó el calzoncillo y al ver mi verga como un tronco, se exclama: hay que maravilla, eres perfecto mi amor, vaya preciosa verga métemela ya…me meto pegado a su espalda y subo una pierna muy alto, ya tengo su coño muy disponible. Y así,  me sitúo y suavemente y penetro hasta los huevos su coño haciéndola delirar y dice: “hay precioso, siento las paredes de mi vagina como las roza tu preciosa verga enorme, que bonita y agraciada tu futura mujer con tan guapo chico y tan especial verga que jamas he tenido…”. Yo estaba con la polla muy dura a rabiar. Toda hinchada.
La follo durante una hora a esa hembra caliente,  pero no penetro su cuyo para reservarlo para la segunda sesión, es que pienso follarla varias veces y dejo su culo para mi segundo descubrimiento. Lo lamo y meto en su culo mi lengua y ella sin decir nada, se sorprende que no intento follarla por el culo.
A la hora que se ha corrido 5 o 6 veces pero muy abundantes chorros, ha llenado mi estómago
y francamente he tenido bastante jugos a tragar, en una de estas corridas, me puse a ver como salían de su clítoris estos tan deseados chorros de sus jugos. Sintiendo que estoy para correrme, salgo de su coño y penetro su boca, allí la voy follando para echarla 5 chorros de semen que se traga todo. La dejo bien servida de leche caliente toda jugosa para ella. Ya que me puso excitadísimo.
Me quedo en su boca y nos dormimos casi media hora descansando de la preciosa larga follada.
Ya nos vamos a la cocina para que prepare el almuerzo; y ella insistiendo que me quede, yo encantado y mientras hace su trabajo, yo no dejo de besarla, acariciarla, sobarla todo y chuparla brevemente sus pezones y labios bucales. La voy poniendo caliente a la perra otra vez, se pone melosa, se me da la vuelta como dándome de nuevo el culo. Me dice: “Amorcito, eres insaciable y quieres más y más, me vas a comer entera pero sigue que me encanta lo que haces”.
Comemos ya vestidos. Ella con una minifaldita amplia pero muy cortita y su top, yo con toda mi
ropa y me dice: mi vida, mi marido ya no vuelve hasta las 5 de la tarde pero hoy, somos
afortunados ya que mi marido se ha llevado a la abuela que no la han visto otros hijos, desde hace tiempo. Se quedará allí y va a pasar dos noches, así que si te apetece, puedes quedar conmigo estas dos noches que pasaremos muy bonito, me follas sin parar, tengo ganas de tu polla gorda y grande.

Tendrás una sorpresa para ti, mañana por la mañana me tendré que ausentar casi 6 horas fuera de casa por cosas que tengo que hacer, si no quieres esperar solito aquí, vuelve a las 3 o 4 de la tarde para ya pasar la noche conmigo. Decide.
Si por casualidad mi marido llega, diremos que me has ayudado en el autobús contra algunos
gamberros que se metían conmigo y que dijeron que iban a violarme en mi casa; así que tu te
metiste con ellos y los echaste pero yo te pedí de acompañarme estas dos noches hasta el
regreso de mi marido. Por esto mismo aunque estemos en la cama juntos, rápido nos tapamos y como nada, el pensará que eres muy joven, para una mujer madura como yo, todo esto parece relatos de incesto. Así que no hay nada de malo en estar en mi cama, ahí mismo si estamos
follando, te quedas quieto hasta que él vaya al baño como siempre, y luego ya nos nos repondremos. Y todo en su sitio. No nos pillará.

Vamos a follar con el marido de Rita fuera de casa

Ya terminado el almuerzo con bastante vinito, ella esta caliente porque no he dejado de
sobarla, la llevo al diván, meto el cerrojo a la puerta y de nuevo allí pasamos una deliciosa
tarde follándola solo su coño y boca. Rita es una fuente interminable y no para de correrse
y me dice: son ya mas de 5 meses que no me corro con mi marido, no sabe follar y solo sabe meterla y correrse, yo no siento nada. Con la polla pequeña que tiene no me da placer ni nada. Eres mi suerte amor que me he corrido con todas estas metidas, ya disfrutadas folladas, más veces que todo un año. Espero vida mía que vuelvas a visitarme más veces y ahora te digo que eres el primero con el cual estoy infiel a mi marido, solo he follado con él y es el que me ha desvirgado y tú. Seguiré desde ahora para ti, para tu polla, y mi marido me penetra muy poco y lo dejaré entrar y salir sin sentir nada. Te necesito mi amor para disfrutar de sexo como tu lo haces. Claro si a ti también te apetece, pero nunca me he sentido tan zorra caliente como contigo.

A Rita le digo que estoy endeudado mucho con mi futura mujer que me invitó ayer y, en el autobús que me llevaba hacia ella, te conocí. Soy muy afortunado porque me encantas, me vuelves loco y te quiero siempre conmigo, si tu me aceptas, te visitaré tanto hasta que tu te canses. Solo tengo que decirte que soy muy liberal y considero el sexo muy necesario para disfrutar desde muy joven. Lo que no disfrutamos lo perdemos, ahora bien, de mí, nadie nunca se enterará de lo nuestro y serás delante de todos una amiga casada de mucho respeto.

Pues seguimos charlando hasta casi las 5 de la tarde, allí salgo al balcón y llamo a Elisa la
pelirroja, me contesta que mañana a las 10 estará en la parada del autobús donde bajó ayer y
quedamos encontrarnos allí. Ya a las 8 de la tarde suena el timbre y Rita abre la puerta a una mujer de la misma edad casi pero igual de guapa, se llama Elena y es vecina de arriba pero que son amigas desde la infancia, ella esta también casada y pasan las dos muchas tardes juntas.
Ya sirve rita el licor afrodisíaco y los tres nos tomamos bastante, el marido de Elena está de
viaje para otros 8 días y esta sola, por esto baja y duerme con Rita.
De este modo, con media borrachera, me cuenta Rita delante de Elena que esta también pasa el mismo calvario que Rita, su marido no la satisface y está deprimida. Ambos maridos no quieren no permiten que potros hombres las disfruten y lo está pasando mal.
Rita que ya está muy alegre se hace notar y Elena la pregunta: eres rara amiguita hoy, te veo muy
alegre, ¿acaso tu marido se ha comportado bien? ¿Te ha follado dándote placer antes de irse? Rita le contesta: mi marido tonto inútil NO,NO,NO, el que me ha hecho dejar de estar deprimida es este joven con una mujer madura como yo,  enfrente tuyo que en dos o tres folladas continuas, me ha hecho sacar todo los jugos acumulados que tenía en mi interior, he sentido delicias y sensaciones que no conozco.

Me follo a Rita como nunca lo ha hecho su marido cornudo

Aparte de esto,  de follarme como nunca lo ha hecho mi marido, además de su gran polla, él me ha hecho cosas que jamas había probado o saboreado antes.. Este joven chico es un fenómeno
y si no lo paro, me folla sin parar. Elena, si quieres mi consejo de amiga que sabes cuánto
te aprecio, aprovecha hoy y únete a nosotros a disfrutar y vaciar lo que tienes tanto tiempo
acumulado en tu interior. Folla con nosotros, vamos a despelotarnos, y él te dará polla de la buena, la que necesitas.
Como Elena no rechaza y no dice nada, Rita la coge de la mano y se la trae al lado mio, allí la
agarra su cabeza y la gira para meter su boca en la mia y me dice: anda amorcito, sé bueno y
haz disfrutar a mi amiguita como tú solo lo sabes hacer. No ves lo necesitada que está, además comprobarás el par de tetas que tiene, yo se las veo a menudo cuando vamos a piscina, es una hembra bien desaprovechada. Así que no quiero mucha invitación, la abrazo y me
chupo los labios de Elena y la meto lengua, es tímida y se deja hacer sin reaccionar, la lamo
su boba entera y inicio a lamer su cuello, chupo sus lomos de orejas y ya agarro sus dos tetas
estrujándola los pezones, menudas tetas de Elena, son tetas de tía ya madura, bien sobadas, y con pezones gordos como a mí me excitan. Y ahora viene Rita al otro lado e inicia su actuación desabrochándola el palataloncito, parece que la quiere desnudar y verla en pelotas.

Elena sube su culo para facilitar sacárselo y aparece su muy transparente tanga, veo su rajita y
ya meto mano a sobarla la vagina, no puedo esperar más. Menudas dos putas a mi alcance, para mí solo. Está tan caliente que rápido separa sus piernas, ella misma, me meto entre ellas y apartando la braguita mojada y algo sucia, ya me chupo su clítoris que de inmediato me lanza dos chorros en mi boca, lo trago y la separo sus labios vaginales después de habérlos lamido y chupado.

La amiga desatendida de Rita, otra zorra madura para mí

Acto seguido, meto lengua en su coño muy abierto, lamo si interior y esta dice: Rita, Rita, me está lamiendo dentro mi coño, que deliciosa sensación me corro. Y me trago otros 3 chorros y sigo masturbándola con mi lengua, luego con dedos mojados dilato su ano para meterla mi lengua también, quería follar por detrás a esta nueva zorra llegada, a Elena. Y le dice otra vez a Rita: también me lame en mi culo, hay que bonito, que novedad, nunca nadie me ha lamido mi
coño y culo y en el interior, me corro otros 3 chorros. Entretando, Rita soba las tetas de Elena y le chupa sus pezones, en un acto de lesbianas a no poder más, yo estaba cachondísimo de ver como masajeaba las tetazas de Elena. Ella también tiene agarradas las tetas de Rita que ella acerca y se las mete en su boca. Ambas están gimiendo, yo alargo la otra mano y empiezo a masturbar el coño y culo de Rita, que corre y menos mal sobre el suelo para no manchar el sofá. Le quitamos la braguita de Elena, entre los dos y meto mi verga en su boca que la sorprende su tamaño y dice: Rita, ¿este pollón va a caber en mi coño? Rita la contesta: claro que sí mi amor, tu coño y tu culo. Esta ultima palabra me da la clara aprobación de follar ambas por el culo también. Follarme a dos tías por el culo, culearlas a las dos golfas. Uf.

Seguimos bebiendo y los tres estamos solo pensando en follar, nos subimos a casa de Elena para
evitar sorpresas y directamente en su cama las desnudo del todo y ya empezamos a follar primero
a Elena y luego a Rita, ambas están en cuclillas, como para mear, esta posición que me enciende y calienta de las hembras en celo, y entro por uno de los coños, el más negro de los dos, el de Rita.

Desvirgando los culos de Rita y su amiga Elena

Pero los anos me llaman, los lamo y masturbo con mi lengua y dedos que las dilata, meto hasta tres dedos y su agujerito esta muy abierto, mojo con muchísima saliva los anos de las dos y despacito y con 3 intentos penetro el culo de Rita, negro y cerrado. Pero con nalgas de vaca impresionante para follarla. Ella agarra mi glande fuerte para pararme de penetrar, está
muy estrecha y se nota que la estoy desvirgando el culo, espero hasta que su culo se adapte.
Suavemente deslizo toda mi verga en ella, cuando mis huevos baten su coño, ésta se corre como una verdadera ansiosa de nado tieso y sin esperarlo; Elena la traga todos sus jugos chupando su clítoris y viendo mi polla que entra y sale del culo de Rita que inicia a gemir y pedir que la folle mas acelerado y fuerte. Lo hago y ésta no tarda a correrse., yo me aguanto y voy al culo de Elena, tiene un poco de miedo pero Rita le dice: suéltate mi vida, deja esta preciosa verga desvirgarte tu culo y siente el inmenso placer que acabo de sentir. Te encantará, repitió otra vez lo mismo subiéndola sus dos piernas hasta su cabeza, teniendo así su ano muy abierto,  un ano para follarlo sin pensar, abierto por la amiga, todo para mí, para romperlo, petar el culo virgen de Elena. La penetro con bastante dificultad pero me encanta como el de Rita, así que insisto hasta penetrarla y con paciencia, deslizar toda mi verga tiesa y empalmada en su culo.

En resumen, esta noche hemos follado con Rita y Elena sin parar, ellas se han corrido mas de 20 veces y ambas besándose como lesbianas dicen: que fenómeno este chico, vaya cómo folla y vaya con que pasión, vaya cómo nos ha comido nuestras vaginas, coños, anos y tetas. Hemos sacado lo acumulado por mas de un año. ¿Volverás chico ? ¿lo prometes ? Yo las contesto: casi dos o tres veces a la semana. Así termina mi primer real encuentro y folladas con la preciosa Rita y como postre su más que guapa amiga Elena que no dejaré de visitar. Si quieren más, pueden comentar. Saludos a todos.

17 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 21 2
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10/04/2018 - 1 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?  

  • una paja a mi sobrino

    le hice una paja a mi sobrino

    por el 02/05/2018 - 1 Comentarios

    Yo estaba con mi hermana una tarde hablando de nuestros hijos Tengo 26 años, soy madre soltera de un único hijo llamado Juan, de 9 años Mi hermana tiene 32, y tiene un hijo de 13, Brian De pronto ella tocó un tema muy delicado. Empezó a hablar de que Brian ya se masturbaba Yo […]

  • esposa caliente

    Esposa caliente y desaprovechada

    por el 29/04/2018 - 4 Comentarios

    No sabía donde ubicar mi relato, el de una esposa caliente, desaprovechada y desatendida, no sabía ni por dónde empezar, en realidad aún no lo sé. Dejaré tan solo una foto mía de esta mañana, para seguir si ustedes lo desean. A todas las maduras anónimas como yo, desaprovechadas.

  • amas de casa calientes

    Esposa caliente y desaprovechada I

    por el 04/05/2018 - 1 Comentarios

    Lo primero que tengo que decir, es que quería agradecer sus comentarios, creía que nadie vería lo que publiqué. A Javier y Daniel. Soy una de esas amas de casa calientes que hay tantos pueblos y solo ellas lo saben. Me excitan los relatos que leo, y pensé que puedo aportar mi experiencia. Desaprovechada como […]

  • Mis bragas usadas

    Fotos íntimas de bragas usadas

    por el 09/05/2018 - 0 Comentarios

    Con cincuenta y dos años, con mis bragas usadas sucias, y excitada como siempre que veo fotos o leo algún relato, o veo algún vídeo, aprovecho para contribuir a este fetichismo que muchos tienen por las bragas, bragas usadas mis braguitas puestas, con algunas fotos que me hizo mi esposo, para Vds, espero les gusten, […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11/04/2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Escribe aquí tu búsqueda …

Solicita tu post patrocinado

Gane dinero con Facebook

make-money-234x60-2

¿Eres mayor de edad?

Este sitio web provee acceso a material, información, opinión, contenido y comentarios que incluyen material sexualmente explícito (colectivamente, el “Material Sexualmente Explicito“). Todas las personas al acceder a este sitio deben tener 18 años de edad ó la edad de mayoría en cada jurisdicción en la cuál usted vaya ó pueda ver el Material Sexualmente Explícito, sea cual sea la mayoría (la “Edad de Mayoría”). Usted no puede acceder a este sitio si el Material Sexualmente Explicito le ofende ó si ver Material Sexualmente Explicito no es legal en la comunidad en la cuál usted escoja acceder vía este sitio web.

SI ESTÁS AQUÍ BUSCANDO PORNOGRAFÍA INFANTIL, VETE. NO HAY PORNOGRAFÍA INFANTIL EN ESTE SITIO WEB. NOSOTROS ENTREGAREMOS A LAS AUTORIDADES Y AYUDAREMOS A LA PERSECUCIÓN DE CUALQUIERA QUE ATENTE A EXPLOTAR LOS JOVENES E INOCENTES.

Confirma tu edadAcepta nuestras cookies
El Permiso para ingresar este sitio web y acceder al contenido provisto a través de éste está estrictamente limitado a adultos conscientes quienes afirmen bajo juramento y sujeto a penalidades de perjurio bajo el título 28 U.S.C. § 1746 y otros estatutos aplicables y leyes, que las siguientes declaraciones sean todas verdaderas:

– Soy un ADULTO que ha alcanzado la Mayoría de Edad en mi jurisdicción y dónde estoy escogiendo ver el Material Sexualmente Explicito accediendo a este sitio web;
– Deseo recibir/ver Material Sexualmente Explicitio y creo que los actos sexuales entre adultos concientes no son ofensivos u obcenos;
– No expondré a menores ó cualquiera que pueda ser ofendido
– Acepto que esta Advertencia y Afirmación constituye un acuerdo jurídicamente vinculante entre mi persona y el sitio web y que es gobernado por las Firmas Electrónicas en Acto de Comercio Nacional y Global (comúnmente conocido como el “E-Sign Act”), 15 U.S.C. § 7000, et seq., Al ingresar al sitio, estoy indicando mi aceptación a ser vinculado por lo dicho arriba y por los Términos y Condiciones del sitio y afirmativamente adopto la línea de firma de abajo como mi firma y la manifestación de mi consentimiento.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para “permitir cookies” y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en “Aceptar” estarás dando tu consentimiento a esto. Más información aquí

Si todas éstas condiciones se aplican a usted, y a usted le gustaría continuar, se le da permiso para ingresar. Si cualquiera de estas condiciones no se aplican a usted, ó usted preferiría no continuar, por favor salga ahora.

º
error: Contenido protegido !!