EROTICOS MASAJES TANTRICOS

Prepárate para el Éxtasis Tantrico, sensual y mágico de nuestras hermosas masajistas, una charla amiga y frescura que te encantara. Descubre nuevas áreas de sensibilidad que no conocías,  relájate y permite consentirte con un toque de misterio y erotismo que culminara en un Éxtasis de placer. Nosotros nos encargaremos de tu placer absoluto. Te esperamos. … Leer másEROTICOS MASAJES TANTRICOS

Me abandonó y se fue con una escort

Putas Bilbao de Lujo

Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche se follaría a mi marido, o él a ella.

Leer másMe abandonó y se fue con una escort

ELLA III

No necesitó descansar.
-¿Me follas tú o te follo yo, tío ?
-Te follo yo.
Se puso a cuatro sobre la alfombra de la sala. Tenia un culito redondo y duro como ninguno. Mi lengua comenzó a jugar con su ano, después le metí un dedo y le follé el culo con él, con la otra mano le acariciaba el clítoris… Al poco se lo folle con dos dedos… y más tarde con tres. Quería ponerla tan cachonda que acabara pidiéndomelo, y me lo pidió:

Leer másELLA III

Costumbres y juegos de sexo

Desde los orígenes el sexo es fuente de todo, origen de muchas cosas y es por eso que en Internet las preguntas acerca de los temas sexuales son muy abundantes. Los temas son muy diversos y muy pródigos en inquietudes, las cuales las podemos ver reflejadas en el siguiente articulo de sexo que explicamos aquí.

Leer másCostumbres y juegos de sexo

Un dia inolvidable en mi cuarto

Para iniciar con el relato erotico les diré cómo soy físicamente: soy una chica de 19 años con 1.65 cm de estatura de constitución medio gruesita, pero no soy gorda. Tengo unas nalgas duras y redonditas unas piernas gruesas y tersas, tengo los senos mas o menos grandes,tetas grandes, (un detallito es que sé exhibirlos sin parecer puta), mi carita es medio redondita soy algo cachetoncita tengo ojos grandes y penetrantes unos labios carnosos y sexys y cabello negro liso y sedoso. No tan largo pero se ve bien y bueno tengo una bonita figura y se arreglarme bien cuando me lo propongo ….

Leer másUn dia inolvidable en mi cuarto

Una semana muy intensa

Una noche salimos del club y fuimos a una hamburguesería de esas que abren las veinticuatro horas pedimos una para cada y una ración de patatas estábamos comiendo cuando aparecieron unos amigos nuestros se sentaron con nosotras y entablamos conversación con ellos uno de ellos Raúl nos miraba a todas con descaro me di cuenta al rato se fue al baño espere un poco y fui yo también

Leer másUna semana muy intensa

AMAR… NO AMAR (2)

CAPÍTULO 2º. Relatos maduras Magda

A la mañana siguiente Tomás, con un ojo enteramente amoratado, estaba en la tienda para hacerse cargo de su reparto de leche. Subió al piso de Magda y fue a dejar la botella de cada día a la puerta de la mujer y recoger la botella vacía del día anterior. Pero no llegó a hacer ninguna de ambas cosas pues la puerta se abrió tan inopinada como violentamente empujada por Magda, que por poco si incrementa los “desperfectos” de la noche anterior, pues a punto estuvo de estrellarse contra su cabeza.

Leer másAMAR… NO AMAR (2)

AMAR… NO AMAR

Magdalena, más conocida por Magda por cuantos la tratan, era una mujer que, a sus treinta y dos años, estaba ya de vuelta de todo, era una zorrita caliente de media tarde,  pues había tenido que vivir a marchas forzadas. Puede decirse que, a pesar de seguir vivos tanto su padre como su madre, estaba huérfana de ambos desde sus seis años, pues sus progenitores por esa época de su vida se divorciaron y cada uno, como ahora se dice, rehízo su vida con la misma pareja con la que, de antiguo, se “los ponía” al otro cónyuge. Por lo tanto , y desde ese principio la niña estorbó tanto al padre como a la madre.

Leer másAMAR… NO AMAR

ADELA.- Capítulo 2º

CAPÍTULO 2 – Relatos eróticos maduras
No podía creérmelo; el corazón casi se me paraliza al reconocerla… Y claro, a ella le pasó tres cuartas de lo mismo, con lo que, de momento, se quedó tan paralizada como yo mismo me quedara y, seguro, con el corazón tan desbocado como el mío, por lo menos. Pero enseguida se recuperó, antes, bastante antes que yo, adoptando al momento una actitud de lo más profesional, con lo que se dirigió a mí con un muy aséptico “Hola Antonio, buenos días. Soy sor María de la Cruz de Cristo; ¿cómo se encuentra usted esta mañana?”; a lo que yo respondí, con toda la flema de que fui capaz: “Bien, sor María; es usted muy amable”… Y punto

Leer másADELA.- Capítulo 2º

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O