Madre no hay más que una pero tetas dos. Segunda parte.

-No te ibas a la Universidad?. Ahora no dices nada? (Ver relato primera parte) Era una especie de desafío maternal al que nunca me había enfrentado; mi madre desnuda, enfrente de mí, delante de mí, en la ducha y enjabonándose; y cuestionándome si iba o no iba a la fábrica de parados. Lo que sí … Leer másMadre no hay más que una pero tetas dos. Segunda parte.

Rosa vestida y desnuda: un engaño de los sentidos

Qué gran diferencia con y sin ropa. Y no se ve, hasta que se ve. La diferencia es evidente solo decirlo, pero la realidad supera a la ficción. Y es que una imagen vale más que mil palabras. Excepto cuando te avisan por detrás con un “cuidado!” de un jabalí que viene hacia ti. Jabalí … Leer másRosa vestida y desnuda: un engaño de los sentidos

Madre no hay más que una, pero tetas dos

Me preparo por la mañana como tres días a la semana hago, son los tres días que tengo que ir a la dichosa universidad, a clases matutinas. Mi padre ya se ha ido a trabajar y mis hermanas ya están en el colegio. Son las diez de la mañana no es que sea muy pronto, … Leer másMadre no hay más que una, pero tetas dos

La madre Sanae y el problema de su hijo. Anexo

Una publicación más de La madre Sanae, estaba cerrada la trilogía. Pero petición de un lector, un anexo. Gracias por leerme. Sanae estaba acostumbrada a complacer a su hijo, después de aquello, lo repitieron habitualmente. Lo quería curar del todo, y eso requería un tratamiento invasivo y vitalicio, duradero. Después de que ella resolviera en … Leer másLa madre Sanae y el problema de su hijo. Anexo

La entrevista de trabajo X (1ª parte)

Corría el año 1953 en Boston, América, la tierra de los sueños, de las grandes esperanzas, cada uno hacía lo que podía para prometerse un futuro mejor. El dudubá corría como la pólvora por las calles, era esa música a capela (en italiano “a capella”, que viene de “como en la capilla”, lugar eclesiástico en el que no se podían usar instrumentos, de ahí cantar con la voz, a pelo vamos). (Click para leer Relato. Recomendable. No Virus)

Los chicos negros se reunían a cualquier hora, por las calles de Manhattan, Bronx o cualquier otro distrito, y cantaban a coro, aquellas memorables canciones.

Leer másLa entrevista de trabajo X (1ª parte)

Follamigo mi jardinero sin dinero

follamigos jardinero

Sensaciones extrañas desde que tengo mi nuevo amigo el jardinero. Un follamigo jardinero sin dinero. Tengo una casa grande que yo sola no puedo cuidar, tengo señora de la limpieza mucho más joven que yo. Ya con años encima, me miro al espejo y aún no me veo del todo mal; la chica que limpia lógicamente está mejor que yo, pero aún creo que guardo cierto atractivo.

Leer másFollamigo mi jardinero sin dinero

Soy Un Pervertido y Degenerado, Pague Por Hacer Realidad Mi Fantasía

Madres sumisas tetonas

Soy Miguel, tengo cuarenta años; soy adicto a las películas de BDSM y una de mis fantasías ha sido ver que mi madre sea la la protagonista de una de estas. Muchas veces me he pajeado viendo este genero de película pensando que a la que someten es mi madre. Siempre pensé que todo eso … Leer másSoy Un Pervertido y Degenerado, Pague Por Hacer Realidad Mi Fantasía

Follada en ascensor

Le envió la foto con las tetas al aire como le ordenó. Desnuda y en la cocina, con imagen de mujer ama de casa. Ella casada y con la familia de fin de semana, obedeció al compañero de trabajo que la folló ese mismo jueves, en el ascensor. Él se salió con la suya.

A última hora de la tarde el gran edificio de oficinas está casi vacío y los últimos trabajadores se van a casa.

Leer másFollada en ascensor

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O