Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Anunciate con nosotros

Lesbianas consumadas

Relatos porno 8 abril, 2018

Lesbianas calientes

Lesbianas calientes y tetonas

Este relato es un inicio de algo que pasó entre ella y yo. Mi atracción por las chicas no se desarrolló hasta los 18 años. Fuimos lesbianas consumadas y calientes.
Por aquel entonces yo trabajaba en la tienda de mis padres vendiendo pasteles, pan y dulces. Ella iba a mi tienda casi a diario. Allí la conocí, y allí la vi por primera vez. Era una joven hermosa, bella y más lanzada que yo. Digo lanzada por su manera de hablarme cuando iba a comprar. Lo cierto es que era tremendamente sensual, con grandes atributos femeninos, que es por eso, por lo que me atrajo mucho. Diría otra cosa o mentiría, si afirmase que más me sedujo de ella, era su voz bonita y sus sensuales palabras. La verdad que no. Lo más resaltable eran sus grandes pechos que me dejaban sin habla. Porque yo soy una chica con muy poco pecho, eso me enloquecía de ella. Solo mirarla.

Relatos lesbianas

Lesbianas morbosas XXX

La historia es más larga pero como no sé si tendré lectores, de momento no me extendré más. Si quieren saber algo más, comenten y relataré mi historia con mi amiga.

67 visitas en total, hoy 1

Mamá en bata

Relatos porno 2 febrero, 2018

El otro día estaba en casa, mi mamá en bata, sí, como la de la foto, tetona y muy bien hecha. Estaba leyendo estos relatos porno que cada día me ponen más cachondo.
¿Cómo alguien puede mirar a su madre como si fuera otra mujer de la calle, y con deseo sexual? La verdad, no lo pensé hasta que lo leí. Y al leerlo levanté la cabeza de mi tablet, y la vi a ella entrar como siempre por la puerta después de comprar. Se dirige a la cocina y deja la compra a toda prisa. Va al lavabo para miccionar, después del largo y duro día de compra. Acto seguido, se pone cómoda, a todo esto yo ya pensando más de lo debido. Cuando sale de su habitación, yo todavía sentado en el sofá del comedor, la miro sigilosamente por el rabillo del ojo. Sí, he dicho rabillo del ojo, no rabo de abajo. La miro y la remiro, lo cierto es que tiene más tetas de lo que pensaba viéndola ahora. Va para la cocina a sacar las cosas de las bolsas, ya está cómoda y en bata, y debajo me parece que no lleva ni sostén, porque la vista de los pechos los hace muy reales. Es decir, abultan muy ligeramente. Yo ya estoy caliente de toda la situación.

Si desean que contínue, porque no sé si les gusta o no, lo haré. Les dejo unas fotos, eso sí, que me inspiran para escribir.

7 visitas en total, hoy 0

CHANTAJEADA POR MI PROFESOR Y MI HERMANO

Relatos porno, Relatos XXX 1 febrero, 2018

Todo empezó un día de clases en la que el profesor Manu nos hablaba sobre la primera guerra mundial. He de admitir que nunca me apasiono la historia y empecé a aburrirme en demasía. De pronto deje de escuchar la clase y empecé a fijarme en lo bien que le quedaba aquella camisa al profesor. El profe era bastante jovencito y de buen ver. Se notaba que había gimnasio porque sus brazos eran bien fuertes y bajo esa camisa se dejaba entrever unos abdominales bien formados. Sus ojos de un color verde intenso y esos labios carnosos hacia tiempo que me tenían loquita pero… uff para cuando quise darme cuenta estaba una vez mas perdida en mis pensamientos.
-Iris, puedes seguir leyendo por favor.
Estaba tan absorta que no me había dado ni cuenta de que no había abierto ni el libro… mire a mi compañera y enseguida abrí el libro y empecé a leer muy entrecortadamente. No podía quitarme debla cabeza lo buenazo que estaba mi profesor… y peor aun… lo mucho que me mojaba en sus clases. Empecé a sudar ya que nunca me había costado tanto leer un pequeño párrafo del libro. No podía pasarme todo el curso así… jamás aprobaría el curso si mi profesor me distraía continuamente.
Esa tarde llegue a casa y me masturbe pensando en mi profe… no era la primera vez que lo hacia… pero estaba tan caliente que no me relajaba ni por esas… tenia que hacer algo… así no podía dejar las cosas. Tenia que poner cachondo al profe… el profe tenia que ser para mi!
Manu era nuestro profe de historia, nuestro tutor, profesor de ingles y también matemáticas. Y aunque en la clase que mas me distraía evidentemente era en historia… verle era un placer para mis ojos en cualquier ocasión. Había trazado un plan que no podía fallar. Me levante como cada mañana pero espere a que mi hermano saliera de casa alegando que iba un poco tarde, el iba un curso menos que yo y de normal solíamos ir juntos a clase pero sabia que no me dejaría ir así… que se chivaría. En cuanto se fue me puse un top blanco bien ajustado y con toda la espalda al aire, el cual solo se ataba por un par de cordones al cuello y otro par de cordones a la espalda. Por supuesto, que quedaría fatal ponerme sujetador asique no me lo puse. Un tanga blanco, una minifalda de tubo bien cortita color crema y unos zapatos de tacón acababan mi conjunto. Para que nadie me dijera nada antes de llegar a clase, por si acaso me cruzaba con alguien me puse un abrigo que no dejaba ver mi ropa.
Llegue bien justa a clase y sudando por haber tenido que correr, pero no me importo. De hecho me encanto sentir todas las miradas en mi en cuanto me quite el abrigo, incluso la del profe. El top se me pegaba por el sudor y se notaban un poquito mis pezones. Sonreí y pedí perdón al profe que me miraba bastante asombrado. Cuando todo se normalizo y el profe ya llevaba un ratito hablando sutilmente empecé a acariciar mis pezoncitos con el lápiz…Era inevitable mirar a ese bombón y no sentir deseos por el… cuanto mas los acariciaba mas me miraba el profesor y mas me gustaba aquello… poco a poco me recosté en la silla, como si ya me hubiera cansado de coger apuntes y con escuchar me fuera suficiente. Heche mi silla adelante para que mi compañera no pudiera verme y abrí ligeramente las piernas, dejando a la del profe mi tanguita y por supuesto mi lápiz jugueton,con el cual ligeramente iba acariciando mi tanga despacito pero sin pausa. El profe seguía dando la clase, pero de vez en cuando de reojo me miraba, sin dar indicios de que me veía. Al ver que no decía nada y que ninguno de los de clase parecía darse cuenta de mi juego… aparte un poquito el tanga y empecé a masturbarme con el lápiz directamente, oh que rico se sentía aquello… en secreto y solo a los ojos de mi profesor me estaba masturbando en medio de clase… ufff empecé a mojarme mucho y de repente me sobresalte.
-Iris acércate a la pizarra y por favor escribe los nombres, las fechas y sucesos imprescindibles o remarcables de este tema.
Saque mi lápiz y coloque como pude mi falda, pero notaba todas las miradas puestas en mi asique no me atreví a ponerme bien el tanga. No tenia ni idea de que iba a escribir en la pizarra… había hecho caso omiso en las ultimas clases… me acerque a la pizarra y cogí la tiza pero no se me ocurría nada… mire sonrojada al profe.
-No se… me he quedado en blanco
– Tomate un par de minutos, acabamos de acabar el temario… de algo has de acordarte. Escribe lo que recuerdes.
– Estaba un poco distraída… no se…
Sonó el timbre y de pronto me sentí aliviada. La siguiente clase también la teníamos con el mismo profe y me asombro la reacción que este tubo.
-Coge tu silla y ven aquí a mi pupitre, en esta clase no quiero que te distraigas… que tenemos examen pronto.
Me dejo sitio a su lado y no tuve mas remedio que ir. Mis planes se iban al traste… ahí al lado de el no tendría ocasión de jugar. Empezó a hacer repaso de todo lo que habíamos dado y entraba en el examen. Allí sentada a su lado estaba de lo mas nerviosa. Note como se endurecían de nuevo mis pezones y de nuevo empecé a jugar con el lápiz acariciándolos muy sutilmente. Mando unos ejercicios para hacer y se puso a sus cosas. No me lo podía creer… es que no me veía? O no le gustaba?
No podía concentrarme… quería saberme capaz de poner cachondo a mi profe… estaba tan concentrada en mis pensamientos que no vi que el profe me miraba directamente. No había parado de juguetear con el lápiz y para cuando me di cuenta me dejo una nota encima de la mesa “ya que tanto te gusta jugar en mis clases acataras mis normas si no quieres que el director y tus padres sepan a que te dedicas en vez de a estudiar. Ve al baño, quítate el tanga y entrégamelo. Como veo que te gusta mostrar, el resto del día les mostraras a todos tu secreto.”
Me sonroje. Si que me había visto y si que se había fijado… y ahora me estaba chantajeando? Como era aquello posible? Me miro expectante y temí que fuera capaz realmente de decir algo asique me dirigí al baño y me quite el tanga y lo estruje en mi puño derecho. Volví a clase algo sonrojada, de repente me sentía vulnerable… ahora era el profe quien jugaba conmigo… y yo solita me había metido en esto. Volví a tentarme en la silla del pupitre del profe, que sin haber empezado aun la clase me miraba a la espera… abrí el puño mostrándole el tanga tras el pupitre, esperando que nadie mas pudiera verlo, lo cogió y lo guardo en el maletín donde traía los libros y sin decirme palabra empezó a dar la clase. De vez en cuando se acercaba a mirar algo en el libro, ya q solía dar la clase de pie, y en esos instantes aprovecho para acariciarme y abrirme un poco las piernas, pero no hizo nada mas. Estaba tan confundida… que pasaría ahora? No tarde en tener la respuesta… a cinco minutos de acabar la clase me dejo otra nota encima de la mesa. “ahora, antes de que acabe la clase, ve al baño y sácate una foto bien sexy para mi… te recuerdo que estas a mi merced asique nada de jueguecitos. Aquí tienes mi numero. ********* No tardes.”
-prefe… necesito ir al servicio…
-quedan 5 min no puedes esperar?
El me había dicho que lo hiciera… que quería que además le implorara piedad?
-no puedo, profe por favor…
-esta bien, pero no tardes
Salí del aula a toda prisa y me dirigí al baño. La verdad es que tener que mandarle una foto sexy… no me parecía tan malo… el quería una rica fotito y yo… yo se la iba a dar… solo de pensar que quizá se masturbara con ella… me ponía… y mucho! Me moje un par de dedos con agua y los pase por mis pezones, para que se pusieran duritos y se marcaran bien. Después me senté en uno de los retretes y me subí la faldita lo justo para q no se viera nada por medio milímetro y coloque el dedo índice de la mano izquierda en mis labios, me imagine a mi profe delante de mi y puse la mirada mas seductora que pude. Click. Saque la foto y se la mande. Puse bien toda mi ropa y volví a clase como si nada hubiera pasado. Mi profesor me miraba mientras todos los demás hacían algún ejercicio, tiro mi lápiz al suelo “sin querer” y en cuanto me agache a recogerlo sentí sus manos en mis pechos, acariciando mis duros pezones despacito. Ufff que rico se sentía aquello…. Toco el timbre, se aparto y se fue de clase, dejándome allí, con ganas de mas.
No pasaron do minutos cuando recibí un sms de un numero desconocido “ bien hecho mi pequeña putita, la foto esta divina pero quiero mas… en la biblioteca hay muchos libros que sirven mas que para estudiar… veamos si sabes como usarlos en tus fotos… espero que esta media hora de recreo te de para dos fotitos…no me hagas tener que ir a donde el director”
La biblioteca siempre solía estar concurrida y mucho mas en época de exámenes…Cuando llegue no me asombro ver que todas las mesas estaban llenas y que había bastantes estudiantes buscando información en los ordenadores y mirando las diferentes estanterías. Encontré un pasillo vacío casi al fondo de la biblioteca. Me daba muchísimo apuro que alguien pudiera verme pero… y que podía hacer? Ya habían pasado 15 min de recreo… mire hacia todos los lados y no había nadie asique me decidí. Cogí un libro cualquiera y me hice una foto mandando un besito a la cámara de costado, con la faldita subida por detrás usando el libro para tapar mi culito. Acto seguido me baje la faldita y subí el top usando el libro para tapar la parte baja de mis pezones, haciendo ver con el libro un efecto escote corsé que dejaba intuir mis pechos pero no se veía nada en absoluto. Deje los libro en su sitio y se las mande junto con un pequeño texto “crees profe que les doy buen uso a los libros?” Espere contestación, pero no la hubo…
La siguiente clase se me hizo extremadamente larga y estar sin ropa interior la verdad que se me empezó a hacer incomodo. No podía separar las piernas porque quizá podían verme… Me vibro el teléfono a 10 minutos de acabar la clase. “Muy bien mi pequeña putita, crees que sabrías usar tus encantos y vestirte solo con los instrumentos de la clase de música? Espero fotos pronto” como iba a desnudarme entera en clase de música y taparme solo con instrumentos? Eso se complicaba demasiado. Era imposible que pudiera hacer esas fotos … me puse muy nerviosa y empecé a imaginarme como podría hacerlas… y cuando! Acabo la clase y empezamos la siguiente pero yo solo podía pensar en que lo que me pedía mi profe era absolutamente imposible. De nuevo vibro mi teléfono “seré considerado contigo y te diré que el aula de música esta libre a esta hora y por suerte para ti acabo de abrirla, pero cinco minutos antes de que acabe la clase la cerrare de nuevo. El cronometro esta en marcha” sonreí al ver que el profe tenia todo muy pensado al parecer. Pedí permiso para ir al aseo pero mi rumbo era bien diferente. El aula de música era mas bien pequeño, sillas, instrumentos, un pequeño espacio libre en medio de la sala y la mesa del profesor mire a mi alrededor. Una guitarra, un xilófono, una batería, unas castañuelas, un triangulo, una pandereta… al menos tenia donde elegir.
Cogí la guitarra, me pareció que por si misma podría taparme bien, la medí y mas o menos. Me puse en el rincón mas escondido del aula por si acaso. Me desvestí y colocando la guitarra de forma que no se me viera absolutamente nada hice la foto. La selfie no era nada del otro mundo pero… era difícil aguantar la pose y el teléfono a la vez. Después me coloque tras la batería y con la pandereta tape la zona de mis pechos e hice otra foto. Se las mande al profe y me vestí, no tardo en llegarme otro mensaje “sabes hacerlo mucho mejor… esfuérzate pequeña o tendrás que explicar muchas cosas” volví a mirar a mi alrededor a ver que podía hacer… me desnude de nuevo, cogí las maracas, me senté en una silla con las piernas abiertas de par en par y coloque las maracas tapando todo mi chochito. Después, con los palillos del xilófono hice una v y los agarre con mi mano izquierda, ya que con su forma tapaban perfectamente mis pezones. Y en aquella pose, me hice una selfie y se la mande al profesor. “vaya con delicias así… cualquiera se plantea hacerse músico… y si solo usas los palillos de la batería y del xilófono? Espero impaciente’ Aquello si… q no tapaba nada…no podía taparme entera solo con 4paillos! Al final me tumbe en unas cuantas sillas, puse los dos palillos de la batería verticalmente sobre mi chochito y en parte de mi vientre, los palillos del xilófono los coloque horizontalmente en mis pechos, intentando tapar mis pezones. Y así sin mucho convencimiento me saque unas cuantas fotos enfocando con mis brazos desde arriba. Mire y elegí la mas decente. Se veía parte de mis aureolas rosaditas y mi parte baja quedaba tapada muy justamente pero… era imposible tapar mas. Hacia mas de 20 minutos que había pedido ir al baño… me apresure a vestirme y salí corriendo del aula de música. Volví a clase poniendo cara de indispuesta y me excuse con la profesora porque había estado vomitando. Me senté en mi lugar y cogí el móvil, en teoría para escribir a mi hermano, pero lo que hice fue mandar la foto al profe que se limito a contestar “buena chica”.
La profesora que se quedo preocupada porque había estado vomitando me obligo a ir a donde mi tutor para poder irme a casa.
-Hola Silvia, Iris. En que puedo ayudaros? – dijo Manu con total naturalidad
-Iris esta indispuesta y aunque insiste en que esta bien, se ha ausentado 20 minutos de mi clase por malestar estomacal, considero que debería irse a casa.
-Esta bien Silvia, yo me ocupo de contactar a sus padres, muchas gracias.
-Estoy bien, de verdad profe, no es necesario importunar a mis padres… enseguida se me pasa.
-Te tomaras una manzanilla y veremos que tal te va, por ahora te quedaras aquí conmigo. Silvia podrías avisar a Ana que Iris se ausentara de su clase por ahora por favor.
Silvia asintió con la cabeza y se fue cerrando la puerta tras de si. Mire al profe confundida y preocupada. El no decía nada y estaba preparando la manzanilla.
-Estoy bien profe, no necesito ninguna manzanilla
-Tranquila, enseguida he entendido que has necesitado una excusa, aunque no sabia que pudieras ser tan convincente. Quien necesita la manzanilla soy yo… tus fotos…
Me enrojecí y me quede callada.
-Aunque si que deberías irte a casa Iris, Silvia no se quedara tranquila sabiendo que sigues por aquí.
El profe se levanto de la silla para acompañarme hasta la puerta y pude ver claramente como había un gran bulto en sus pantalones. Me quede absorta mirando, que deje de escuchar lo que me decía.
-Espero que te mejores y mañana vengas con ánimos para las clases.
Fue lo único que atine a escuchar. Me fui a casa, vivía bien cerca asique a los 5 minutos ya entraba por la puerta. Por supuesto no había nadie en casa y yo muerta de la calentura, llegue a mi cuarto, deje las cosas, me desnude y empecé a masturbarme imaginando lo que aquel bulto de mi profesor escondía. Cuando ya estaba algo húmeda se me ocurrió que podía grabar aquello y verme a mi misma después… nunca me había planteado como se me vería de fuera, pero con esto de las fotos del profesor… me intrigaba verme tal cual me veían los demás. Puse mi móvil a grabar y seguí jugando conmigo misma, calentándome y pensando en el buenazo de mi profesor. Estuve tanto rato que en cuanto me relaje me quede dormida. Cuando me desperté, me puse una camiseta y un tanga (ya que suelo andar así por casa) y fui a la cocina a beber agua. Mis padres aun tardarían en llegar pero mi hermanito hacia rato que tenia que estar por casa. Aun estaba medio dormida cuando apareció en la cocina.
-amaneciste! Toma tu móvil, lo he cogido prestado porque el mío andaba sin batería y había llamado mama. Silvia me dijo que no estabas bien y vine a casa antes de acabar las clases. Porque no me has avisado? Estas mejor?
-Silvia es un poco exagerada, estoy bien, nada mas que estaba un poco mal de la tripa…
– Deberías de hacer los deberes. Mama ha dicho que hoy vendrán tarde a casa asique cenamos los dos solos.
– si esta bien hare los deberes y después vemos una peli?
-bueno ya veremos… tranquila hermanita que yo me encargo hoy de la cena.
No tenia muchos deberes pero tampoco ganas de hacerlos. Cogí mi móvil y repase toda la conversación o seudoconversación con mi profe. Para cuando me quise dar cuenta era la hora de cenar. Mi hermanito se había currado la cena y estaba deliciosa.
-Vaya pequeñajo, no sabia que supieras cocinar tan bien
-Hay muchas cosas de mi que no sabes
-Ah si? Como que a ver?
-si te las digo… ya las sabrás y pierde la gracia
-eres un ….
-soy un que? Vamos hermanita si no tienes nada malo que decir de mi…
-Aun no me he recuperado y estoy cansada. Me voy a ir a la cama vale?
-Esta bien, mejórate hermanita. Te veo en el desayuno.
No tenia nada de sueño pero no podía quitarme al profesor de la cabeza y eso… no podía explicárselo a mi hermano. Alrededor de una hora mas tarde escuche la tv de mi hermano a todo volumen y me levante de mi cama con la intención de preguntarle a ver si estaba loco. En cuanto me acerque a su puerta y escuche mejor… eso no era la tele. Ohhh profe… ohhh profe ummm si profe… ahhh que rico! Si asi ummm. ERA MI VIDEO! Intente abrir la puerta pero la había cerrado con pestillo. Abre la puerta! Ábrela de una vez! Grite y golpee una y otra vez pero el muy capullo no se digno a abrir. Como tienes eso? De donde lo sacaste?! Como te atreves?! Chille y maldije a mi hermano a través de la puerta, pero el… no dio la cara.
Deje de chillar y frustrada por la situación fui a mi cuarto y le escribí un mensaje a mi hermano. “ Has traspasado todos los limites. Eso son mis cosas y mi intimidad y no tienes derecho alguno de cotillear mis cosas. Eres un cabron. Borra eso ahora mismo!”
El mensaje que recibí de vuelta me dejo mas hundida de lo que podía esperar… “Enferma hermanita? Ser la putita del profesor hoy en día es estar enferma? Escribiéndole a mama he visto la conversación con el profesor y tus fotos son bien calientes. He entrado en la galería de fotos para mandármelas a mi mismo y ahí he visto el video. Sabia que estabas buena y que eras un poco suelta pero… no sabia que eras tan putita. A partir de ahora quiero copia de todo lo que le mandes al profesor, si no quieres que tus amigos y papa y mama vean todo esto…’
“Eres un degenerado, ahora te gusta masturbarte viendo a tu propia hermana? No te das cuenta de que eso esta mal? No lo hare, no te debo nada, eres un cerdo! “ sabia que me tenia bien agarrada el pequeño e inocente de mi hermanito … no era tan inocente al parecer…
‘ Si tu no estuvieras tan buena y fueras tan puta esto no pasaría hermanita… la única culpable aquí eres tu. Si que lo harás… siempre te gusto jugar con tu hermanito… míralo así… esto solo es uno de todos esos juegos que jugamos como hacernos cosquillas o ver quien pica mas al otro… solo es un juego mas… y como no creo que quieras perder y sus consecuencias… hermanita jugaras!”
No conteste. No tenia con que defenderme. No creí que mi hermano fuera capaz de difundir aquellas fotos y aquel video pero tampoco le creía capaz de ser así conmigo… asique… y que podía hacer? Me quede en mi cama pensando. Debía o no debía aceptar aquel chantaje?
Continuara…

3 visitas en total, hoy 0

La isla de los placeres mortales (Enter the Dame) En 120.000 palabras

Relatos porno, Relatos XXX, Sadomaso, Sumisión 26 enero, 2018

Quiero exponer, si ustedes así me lo permiten, un relato que no encaja del todo como
fantasía erótica, aventuras, tampoco es del todo pornográfico, ni suficientemente “gore” para definirlo en su totalidad en estas categorías, por lo que haré un resumen, que de tener buena acogida, espero que me lo hagan saber, por lo extenso del relato les haré llegar los 3 primeros capítulos para publicar a futuro los otros diez de un total de 16, gracias.
Es una novela básicamente de aventuras, escrita en tercera persona, donde se mezcla la realidad con la fantasía llevada más allá del erotismo, donde las pasiones de sus personajes los hacen transgredir todo orden de normas legales, sociales, éticas y sobre todo morales en busca del sexo llevado a límites que solo pueden ser concebidos en sus mórbidas mentes. Aquí el placer sexual tanto en hombres como en mujeres está asociado primordialmente a disfrutarlo a través de la perversión, de la cual existen numerosas propensiones, respecto de las cuales, quien más quien menos, hacen de ellas ocultas fantasías que por razones evidentes la gran mayoría solamente se las puede imaginar, pero que jamás se atreverían a realizar, excepto como decíamos solo en sus mentes, en donde dentro de cada una de ellas se puede tener todo un mundo de placeres prohibidos y por cierto en todos, o al menos en su mayoría si los llevaran a cabo, estos serían totalmente condenables, por decir lo menos.
En esta sociedad todas estas últimas aprensiones son totalmente obviadas, pues se trata de que quienes comparten estos censurados gustos son de una ralea poco común. Para empezar al igual que muchos personajes lideres poseen la seguridad y la soberbia de sentirse por sobre el común de los demás, por otro lado, estas personas sienten total desprecio por el resto de la sociedad, seguros que esta existe para servirles y hacer uso de ella del modo que más les venga en ganas. Naturalmente que esta condición no se obtiene solo con las “cualidades” anteriormente mencionadas, si no que además deben detentar el poder; el cual les resulta fácil de obtener a quienes tienen estos “valores”; con las relaciones precisas, la política y sobre todo el dinero, no necesariamente en el mismo orden.
Ahora con la facilidad con que hoy en día se pueden interrelacionar las personas con gustos afines mediante el abanico de posibilidades que les ofrecen las nuevas tecnologías, no es extraño que estos se hayan contactados para satisfacer mejor sus anormalidades, manteniendo su privacidad y reserva, de tal forma de poder organizarse mediante sociedades como estas, para poder disfrutar sus abyectas fantasías, como son las de sadismo extremo, la cual es su tendencia predominante, que en la mayor de las veces incluye altas dosis de erotismo aportado por bellas y libertinas hembras quienes obviamente provienen de medios amorales y carentes de toda formación convencional, preparadas especialmente para satisfacer los desvaríos y demandas por más abyectas que estas sean, solicitadas por quienes integran esta siniestra sociedad, la que es protegida por los mismos inmorales miembros, que la conforman, actuando totalmente al margen de la ley, protegiendo naturalmente a cada uno de ellos y a las complacientes “damas” que ofrecen sus objetables y peculiares servicios.
Los miembros de esta sociedad se reúnen cada cierto tiempo en diferentes partes del mundo. En esta ocasión se reunirán en una isla del Mediterráneo, la cual es propiedad de un potentado varón apellidado Hermann y de la libertina Kim, quienes realizan en esta localidad unas reuniones en donde se realizan encarnizados enfrentamientos exclusivamente entre mujeres, con desenlaces usualmente fatales, además de otras actividades a fines, con similares cuotas de sexo e infamia.
A estas reuniones se les llama “Eventos”, los que se realizan al anochecer, dos por cada velada, “amenizados” por dos expertas luchadoras a quienes se les conoce como “Gatas” las que enfrentarán a dos disminuidas contrincantes, conocidas como “Ratas”. Por supuesto que no se trata de un evento deportivo, si no de un despiadado juego donde las “ratas” serán manifiestamente derrotadas por las superiores, soberbias y fieras “gatas” al término de un fingido, sufrido y letal combate.
Pierre es el encargado de reclutar por todo el mundo a las gladiadoras llamadas gatas, las que son ocho por evento, por otro lado Osman surte de mujeres que serán castigadas y torturadas por las primeras, el que “disfrutará” un público no mayor a seis personas, quienes luego podrán acordar una cita con una de estas sádicas abusadoras, capaces de ofrendar estas inhumanas exhibiciones con las que logran estimular su libido. Todo esto en medio de intrigas, crímenes e inconcebibles pasiones.

1 visitas en total, hoy 0

Cómo seducir a una escort

Relatos porno, Relatos XXX 17 enero, 2018

¿Cómo seducir a una escort o cómo poderla atraer? Es una pregunta que recientemente me preguntaron y que no supe ni qué responder, porque nunca me he encontrado con un hombre con ese verdadero atractivo: la seducción.

Cada noche cuando me visto muy lentamente, cuando me pongo mi tanga, mi vestido, cuando me maquillo, en esos momentos de soledad, pienso en encontrar esa satisfacción de cruzarme con el hombre que verdaderamente me pueda seducir. Por eso, ante una pregunta así, mi respuesta es el silencio, porque no tengo respuesta. Soy una de las muchas escorts en Barcelona que puedas encontrar, ni mejor ni peor que mis compañeras, soy simplemente yo.

La sensualidad y reflexión de una escort en Barcelona

Les hablaré del pensamiento de los hombres: les excita intensamente la idea de tener sexo con una mujer nueva que han conocido recientemente, les da morbo un aventura de una noche con una perfecta desconocida. Con una escort, con ese ideal de belleza y sensualidad que no encuentran en su vida diaria. Se ponen calientes fantaseando con ver una película porno y tener sexo desenfrenado con decenas de mujeres ardientes; a las que apenas conoce o no ha visto en su vida. Se ponen cachondos con hacer un trío. Qué pesados, cuántas veces me lo habrán propuesto, y mi respuesta es no. A eso me refiero, cuando hablo del pensamiento masculino. El sexo de la superficie.

Desde mi ciudad Barcelona, siempre tengo presente esta frase: “el hombre piensa, la mujer siente”. Es una frase que siempre me ha acompañado, por eso es tan difícil llegar a un punto de unión con facilidad, entre hombre y mujer. Y los hombres que llegan a seducir a una mujer, a una escort como es mi caso, merecen un premio porque no es nada sencillo. A veces me hago esta pregunta; ¿puede la lujuria femenina ser provocada por la acción deliberada de un hombre?

Las mujeres se activan sexualmente igual que los hombres, por supuesto, pero por un conjunto completamente diferente de procesos mentales. Como he dicho antes, la mujer siente. Son sensaciones e impresiones. Los hombres buscan un aspecto visual, imágenes, conceptos mucho más directos. Muchos de ellos buscan la imagen de la mujer perfecta, por eso acuden a nosotras, esculturales bellezas al servicio más directo y básico del hombre, la imagen.

Las mujeres no están muy interesadas en la edad de un hombre, ellos por el contrario sí lo están. Los machos permanecen viriles la mayor parte de su vida útil. A nosotras nos impacta otras características que no sean la edad o simplemente el físico. Cierto es, que una imagen vale más que mil palabras, pero la parte sensual, imaginativa, ese poderío interno, puede hacernos volver locas. No hace mucho me contaba una amiga, también escort, un momento muy erótico, aparentemente nimio y sin importancia, pero que hizo que se mojara y se humedeciera como nunca lo hizo.

Una escort seducida, en un día cualquiera en Barcelona

Ella, mi amiga, iba sentada en el metro como cada mañana a trabajar, el vagón estaba atestado y repleto de gente matutina que iba de forma anodida a sus trabajos rutinarios. Trabajos de miseria por suelos de nada. De repente se sienta un joven a su lado, debería tener unos veinticinco años, mi amiga más mayor que él, unos diez años. Nunca le interesaron los machos más jóvenes que ella, pero aquella situación, aquel momento sí le sedujo, toda una escort seducida en una mañana cualquiera. Ese día me lo recuerda constantemente. El caso es que el chico estaba leyendo, LEYENDO! tan solo eso, y pasó algo, un hecho que pasaría desapercibido para cualquier otra persona. Él pasaba las hojas del libro, las pasaba con tanta lentitud, rugosidad y sensualidad, que solo ese tacto produjo a mi compañera una excitación. Ella observaba y escuchaba el pasar de las hojas.
El sonido del roce de sus yemas, con lo áspero del papel, de las páginas, ver sus manos, e incluso su indiferencia hacia el resto del vagón, y su firme seguridad leyendo ese anónimo libro, todo ello, puso a mi amiga más caliente que el mango de una sartén de hierro. Lo digo, porque así me lo contó. “Mientras él pasaba sus hojas, yo le miraba, pensaba qué guarra soy, mirando a un niñato más pequeño; pero el solo sonido del chasquido al pasar las páginas, su presencia a mi lado y el pensar en su paquete, me puso a mil”.
Ni que decir tiene que mi amiga se mojó como nunca, humedeció como la llovizna matutina, podría relatar que luego hicieron esto y lo otro. Pero no. Todo quedó ahí. En un simple acto erótico y sensual de un día cualquiera, en una mañana rutinaria. Unos minutos que sedujeron a una escort en Barcelona, en el metro, fue una seducción involuntaria y que seguro, si el chico hubiera querido, se hubiera follado a mi compañera escort sin más.

Tan fácil y tan difícil como la seducción a una escort en Barcelona

Como conclusión, quiero decir con esta experiencia, que la seducción a la mujer, a la escort, la seducción a escorts de lujo en Barcelona, es algo muy sencillo si se sabe hacer. Solo el chasquido del pasar unas hojas de un libro, con unas manos varoniles y sensuales, puede crear el acto más erótico que puedas encontrar. Ellos necesitan fotos y vídeos, nosotras, una llamada de sensaciones, solo eso. Sensaciones.

3 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 121 2 3 12
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?

  • Mi prima Agustina

    por el 18 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Era sábado a la mañana. Estaba de vacaciones de verano. Me fijé la hora, 7:39 am. Mi tía y mi prima Agustina siempre venían los sábados a la mañana a visitarnos a mi y a mamá. Quise aprovechar ese tiempo para ver pornografía. Tenía quince años y aún seguía virgen. Dormía solo con boxer, me […]

  • La chica del instituto

    por el 1 abril, 2018 - 0 Comentarios

    No hace mucho, unos días tan solo, fue la fiesta de fin de curso de mi instituto, la típica fiesta donde tienes que ver por última vez a los profesores y etc… Pero en mi caso no fue tan aburrida como mucha gente recuerda, para mi será creo que uno de los mejores recuerdos que […]

  • Actriz porno y chica de compañía

    por el 12 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Hace tiempo que quería escribir algo sobre una escort en Barcelona, pero no me decidía, he creído que éste es un lugar apropiado y lo voy a hacer. Soy, o eso dicen, guapa, atractiva, y aunque parezca lo contrario, nada presumida. Lo que ocurre es que escucharlo todo el día lo mona que eres, al […]

  • Otro sábado cachonda

    por el 17 marzo, 2018 - 0 Comentarios

    Otro sábado sola y caliente. Menos mal que tengo una amiga que viene a verme cuando estoy sola, y nos divertimos. Ella es caliente como yo, yo ya soy abuela, ella no. Me excita verla desnuda, mi marido siempre tiene la manía dejarme sola en días como hoy; días en los que no hay que […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Sex shops recomendados

¿Quieres ver tu anuncio aquí?
error: Contenido protegido !!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar