Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Anunciate con nosotros

Elvira. Sonia y Antonio

Incesto, Relatos Cortos, Relatos XXX 16 octubre, 2017

-Estaba aburrida, papa.

-Coño, hija, pero por lo menos cerraras la puerta.

Antonio, el padrastro de Elvira,  acababa de ver a su hijastra, desnuda sobre la cama, masturbándose, pero lo que él no sabía era que había alguien más en la habitación.

-Si, debimos cerrarla.

-¿Debimos?

Salió del baño Sonia, una amiga de su hija. Sonia era una chica de 29 años , rubia, de ojos azules y cabello rubio, 1.79 de estatura, con pequeñas tetas, estrecha cintura y grandes caderas. Lo que contrastaba con Elvira, que era delgadita. 1.52 de estatura, morena, de ojos negros y  tetas grades. Antonio, le preguntó a su hija:

-¡¿Sois lesbianas?!

-Bisexuales, papá. ¿Te animas?

-¡Tu madre me mataría!

-A mamá ya se la comió Sonia. ¡Y bien que le gustó! ¿Verdad, Sonia?

-Tres veces se corrió en mi boca.

-¡Eso es mentira!

-¿Su esposa no tiene dos lunares a ambos lados del ojete, tres debajo le la teta derecha y uno bajo la izquierda?

Antonio, que estaba empalmado a más no poder. Entró en la habitación, cerró la puerta y les dijo:

-Me masturbaré mientras lo hacéis. ¿Os importa?

Le respondió Sonia.

-No.

Antonio se sentó en un sofá y vio como su hijastra le comía el coño a Sonia y después como Sonia se lo comía a su hijastra. Mas tarde vio como hacían un 69. Cuando Sonia estaba a punto, le dijo a Antonio:

-Métamela que ya me corro.

Antonio le puso la polla a Sonia en la entrada del coño. Le metió la puntita y se la sacó. El coño de Sonia, al quitarle la polla de dentro, se abrió y se cerró  buscando algo que apretar. Le volvió a meter la punta y Sonia, con su culo, metió la polla hasta que los huevos de Antonio dieron contra su ojete, ojete que  le andaba hacia dentro y hacia fuera. Sonia sintió que se iba a correr. Succionó el clítoris de Elvira, y la joven comenzó a correrse echando un gran chorro de flujo vaginal que dejó  perdida la cara de su amiga. Sonia empezó a temblar, y echando otro inmenso chorro de flujo empapó la polla de Antonio, que al sentir como el coño apretaba su polla con sus contracciones vaginales, se corrió y la llenó  de leche.

Fue una manera extraña de echar un polvo, pero placentera para ellas y para él.

FIN

 

5 visitas en total, hoy 0

LA DESPEDIDA DE SOLTERA

Dominación, Erotismo y Amor, Relatos porno 9 octubre, 2017

Lina, una jovencita de 19 años, rubia, delgadita, espigada y muy guapa, estaba en su despedida de soltera. Cuatro amiga cantaban: “Quien detiene palomas al vuelo… mujer contra mujer…” Lina sonreía a sus cuatro amigas lesbianas. Las otras quince les hacían la ola.
Estaban en el piso de estudiante de Mari Carmen. Llamaron al timbre. Mari Carmen fue a abrir. Lina esperaba que entrara en la sala un boy, cachas, para hacerles un streeptease. Entraron 3 chicas rubias con uniforme de policóa nacional. Traían a Mari Carmen esposada. Dos de ellas sacaron las pistolas y dijeron:
-¡Que nadie se mueva!
Lina dijo:
-Ya está ben de bromas. ¿Sois travestis?
-Una de las jóvenes le dio una bofetada.
-¡Travesti será tu padre! ¡¡En pie!!
Lina se levantó, la agente la esposó.y le preguntó a Mari Carmen:
-¿Dónde agachas la droga?
-En el trastero.
-Quedáis todas detenidas… A no ser que..
Lina que esaba cagadita, le preguntó:
-¿Qué?
-Que te coman el coño todas tus amigas.
-Ya sabía yo que no erais policías. Quítame las esposas.
La falsa policía la quiso besar. Lina rehuyó sus labios. Ella no era lesbiana.
Una de las dos policías guardó la pistola. Se puso detrás de Lina y la inmovilizó. La otra le quitó la falda y las bragas. Y señalando a las amigas de Lina le dio un número a cada una, al final, dijo:
-La número uno que pase a comer coño.
Anastasia, que era la número uno, le dijo:
-¡A tu puta madre le voy a comer yo el coño!
La policía de la pistola, apuntando a la ventana abierta abrió fuego. !!Pumb!! Luego le dijo a Anastasia:
-El próximo tiro te vuela la cabeza,
Anastasia, temblando, fue junto a su amiga y le comió el coño.
La de la pistola volvió a hablar.
-¡Todas en pelotas!
Se desnudaron sin rechistar.
La polícía que estaba al lado de Lina, mirando como Anastasia le comía el coño. le desabotonó los botones de la blusa, le abrió el sujetado y le comió sus grandes tetas, que ya tenían los pezones erectos.
La policía que la agarraba por detrás le giro la cabeza. Quiso meter la lengua en la boca se Lina y se encontró con sus dientes.
Tocaba cambiar.
-¡La número dos, a comer coño!
La número dos era Carla, una de las amigas lesbianas de Lina. No iba a desaprovechar la oportunidad de comer aquel coño que siempre deseó comer y por el que pensando que lo comía mil veces se había masturbado.
Lina no quería, pero no pudo evitar comenzar a gemir. La lesbiana sabía lo que hacía. La policía que estaba por detrás, le giro la cabeza a Lina, y ya fue la futura novia la que, derritiéndose, metió la legua en su boca. Las amigas al sentir sus gemido y ver como se perdía en la boca de la policía se pusieron cachondas, pero cachondas, cachondas de verdad. La de la pistola volvió a imponer su ley.
-¡Todo dios a masturbarse, a besarse y a comer coño!
No hizo falta que lo dijera dos veces. Las amigas de Lina se masturbaron., se besaron entre ellas y se comieron los coños.
A los pocos minutos, empezó un rosario de gemidos. Los dedos y las lenguas en los coños hacían este ruido.
-¡Chof, chof, chof, chof, chof…!”
Lina fue la primera en correrse, y después de ella se corrieron todas, menos laa policías. El piso de la habitación quedó llenó de charcos de flujo vaginal.
Las policías fueran tan reales, que a pesar de haber sido contratadas por las amigas de Lina, hubo momentos en que dudaron de que fuera lo que ellas contrataran, y Lina, Lina dejó al novio plantado. Había descubierto un nuevo mundo.
Quique.

4 visitas en total, hoy 0

LA OKUPA

Relatos XXX 7 octubre, 2017

Ayer tarde llegué a mi piso de Barcelona y me encontré en el baño con una jovencita muy alta cubierta sólo con una toalla. Mi esposa estaba en Madrid, aunque volvía al día siguiente, por el ruido que había en las calles. Solo ella me tranquilizaba cuando me encendía, y encendido estaba. Me dije; “Puta … No llegaban los nacionalistas que me tengo que encontrarme con los okupas. Ahora verá esta lo que le hago yo con los okupas” Le tapé lo boca con una mano para que no avisara a sus secuaces. Cerré la puerta del baño con llave. Saqué la polla, empalmada. (es que estaba buenísima, una cosa no tiene que ver con la otra) Le di la vuelta y la penetré por detrás. Mi polla no es muy grande y había entrado sin dificultad. Al minuto o así ya empieza a mover ella el culo hacia adelante y hacia atrás. Me coge una mano y me la lleva a una teta. Le pregunté: “Vas a gritar si te quitó la mano de la boca?” Me dijo que no con la cabeza. Le quité la mano de la boca. Le magreé las dos tetas. Giró la cabeza y me metió la lengua en la boca. Ni dos minutos tardó en correrse. Yo tengo cierta edad y correrme me lleva media hora, o más… Llevaba unos 20 minutos follando y me compadecí de ella, es que ya se corriera cuatro veces… Además el flujo de sus corridas cayera en las baldosas y podíamos resbalar y matarnos. En fin, que se la quité y ¡pof! Cayo de su coño al suelo una gran plasta de líquido viscoso. Ya no había por donde moverse.
Se puso en cuclillas y me la mamó hasta que me corrí en su boca. Por lo menos mi leche, no cayó en las baldosas. Se la tragó toda. Acabé. Estaba dispuesto a enfrentarme a los otros okupas, cuando oí la voz de mu esposa al otro lado de la puerta: “¿Estás bien,cariño, tardas mucho?” La jovencita, limpiando el suelo con la tolla, le respondió: “Sí tía, estoy bien”.
Quique.

5 visitas en total, hoy 0

LA CHACHA

Relatos Cortos, Relatos porno 21 septiembre, 2017

Adriana, la chica de la limpieza estaba pasando un plumero a los a libros de una estantería de la oficina de mi padre. Era una morena, de 21 años colombiana, de bellas tetas y tremendo culo.
En su primer día de trabajo no iba a tener parada.
No se quien comprara aquel uniforme pero era tan corto que al estirarse y al agacharse dejaban ver sus bragas blancas.
Mi madre entró en el despacho, le echó la mano al coño, por encima de las bragas, y le dijo:
-Esto está mal limpio.
-Ay, señora, no me diga eso.
-Si te digo.

Mi madre le comió el chocho a la chacha

Mi madre hizo que se echara en la mesa del despacho y después le comió el chocho hasta que la colombiana eyaculó en su boca. Mi madre se bebió el jugo de su corrida. Se limpió la boca con la manga de su blusa, y le dijo:
-Mañana me tienes que hacer todo lo que te he hecho yo.
La colombiana quería seguir.
-¿Y por qué no hoy, señora?
-Por que en nada llega mi marido.
Salió mi madre por la puerta del despacho y entró mi padre. Vio a la colombiana con las bragas en la mano, y le dijo:
-No te las pongas.
-¡Ay, señor, no me diga eso!
Mi padre la volvió a subir a la mesa del despacho. Le puso la polla en la entrada de la cuevita y vio que estaba empapada. Empujó y su gran cipote entró tan fácil como entraría un cuchillo en la mantequilla.

El gran cipote de mi padre para la chacha

La folló y cuando mi padre sintió que se iba a correr, la quitó, se la metió en el culo y se lo llenó de leche. Como la colombiana no se corriera, le dijo:
-Perdona. Otro día te recompensaré. Ahora me voy a merendar.
Se fue mi padre. La colombiana bajó de la mesa. Salí yo del servicio, desde donde viera todo con la puerta entreabierta, y con mi polla empalmada en la mano, le dije:
-Voy a acabar lo que empezó mí padre.
-¡Ay, no me diga eso, señorito!
Lo dijo, pero me cogió la polla y me hizo una pequeña mamada. Después se volvió a echar en la mesa. Le di lo suyo. Sin un gemido, frunció el ceño, apretó los ojos y el coño y se comenzó a correr. Le llené el chocho de leche. Cuando se la quité de su chocho vi mi leche caer de él y del ojete cayó alguna de mi padre
Creo que la nueva sirvienta se podrá quedar el tiempo que quiera y con un buen sueldo.
FIN

6 visitas en total, hoy 0

EL VAGABUNDO

Confesiones, Relatos Cortos, Sexo con maduros 16 septiembre, 2017

Baldomero era un vagabundo, alto, de larga barba blanca. Aparentaba unos 80 años y andaba siempre limpio.Su primer día en aquel pueblo tentó su suerte llamando a la puerta de un chalé. Le abrió una joven morena, con trenzas, de grandes tetas, cintura estrecha y largas piernas.
-¿Me puede dar algo para comer?
La joven, a la que le había interrumpido una masturbación que prometía, un gran final, le dijo
-No sólo te daré algo para comer, si comes todo lo que dé de comer y de beber, te recompensaré con cien euros. Pasa, pasa.
A baldomero aquello le olía mal, pero el hambre es el hambre.
Fueron a un salón. La joven se quitó las bragas, levantó la falda, se sentó en un sillón, abrió la piernas, y enseñándole su chochito peludo, le dijo:
-Come.
No se lo tuvo que repetir dos veces.
Hacia treinta años que Baldomero no comía un coñito, y tan fresquito como aquel, más de sesenta, pero no se le había olvidado comer coños.
Antes de diez minutos, la joven le decía a Baldomero.
-¡¡Qué bueno eres, cabrón, ya me voy a correr!! ¡¿Preparado para beberme la corrida?!
Baldomero, arrodillado delante de ella, le respondió:
-Echa.
Le hizo el tornado con la lengua y la joven se empezó a correr echando un tremendo chorro de flujo vaginal, al que siguieron ocho más pequeños. Baldomero se tragó toda la corrida mientras la joven gemía y se sacudía con el placer.
Cuando la joven se recuperó le dio a Baldomero los cien euros, y le preguntó:
-¿Te vas a quedar por aquí?
-Mientras me dure el dinero.
-Si aún te duran, el miércoles que viene ven a la misma hora, estaré otra vez sola en casa.
-Durará. Necesito muy poco para vivir, pero si vuelvo te voy a destrozar esa cuevita con mi polla.
-Ja, ja, ja. Si se te levantara…

3 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 21 2
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?

  • Mi prima Agustina

    por el 18 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Era sábado a la mañana. Estaba de vacaciones de verano. Me fijé la hora, 7:39 am. Mi tía y mi prima Agustina siempre venían los sábados a la mañana a visitarnos a mi y a mamá. Quise aprovechar ese tiempo para ver pornografía. Tenía quince años y aún seguía virgen. Dormía solo con boxer, me […]

  • La chica del instituto

    por el 1 abril, 2018 - 0 Comentarios

    No hace mucho, unos días tan solo, fue la fiesta de fin de curso de mi instituto, la típica fiesta donde tienes que ver por última vez a los profesores y etc… Pero en mi caso no fue tan aburrida como mucha gente recuerda, para mi será creo que uno de los mejores recuerdos que […]

  • Actriz porno y chica de compañía

    por el 12 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Hace tiempo que quería escribir algo sobre una escort en Barcelona, pero no me decidía, he creído que éste es un lugar apropiado y lo voy a hacer. Soy, o eso dicen, guapa, atractiva, y aunque parezca lo contrario, nada presumida. Lo que ocurre es que escucharlo todo el día lo mona que eres, al […]

  • Otro sábado cachonda

    por el 17 marzo, 2018 - 0 Comentarios

    Otro sábado sola y caliente. Menos mal que tengo una amiga que viene a verme cuando estoy sola, y nos divertimos. Ella es caliente como yo, yo ya soy abuela, ella no. Me excita verla desnuda, mi marido siempre tiene la manía dejarme sola en días como hoy; días en los que no hay que […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Sex shops recomendados

¿Quieres ver tu anuncio aquí?
error: Contenido protegido !!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar