Una ansiedad de sentir latigazos

Soy una chica realmente experta en suministrar placer y dolor a quien me lo solicite; hoy recibía a una pareja que venia por primera vez. Cintia mi asistente los hizo pasar, se llamaban Ana María y Andrés, eran unos jóvenes profesionales de unos treinta y cinco años de edad; ella era una joven muy bonita, de 1.70 m de altura, vestida con una remera y una minifalda de gamuza marrón y calzando mocasines indios haciendo juego.

Read more

La madura Elena

Elena, esa jefa que me daba morbo, un día me dijo que entrara y cerrara la puerta. Y ahí comenzó uno de esos relatos bdsm, que ponen caliente a cualquiera.

Aquel día en que Elena me hizo sentirme hombre por primera vez había quedado atrás, ya había pasado una semana algún día que otro los roces se sucedieron en el despacho, pero no pasamos de ahí ninguno, eso sí es cierto hubo días que me ponía la polla de tal manera que pensaba que si volvía a rozarla me corría, también había días que notaba a Elena como se encendía al sentirme.

Read more

Relato bdsm – entregada

BUENOS DÍAS, MIS PEQUEÑOS PERVERTIDOS Y AMANTES DEL BDSM

AHORA ME DISCULPO POR TARDAR TANTO EN SUBIR EL SIGUIENTE RELATO PERO POR CUESTIONES PERSONALES NO PUDE ESCRIBIR ANTES, ESPERO DISFRUTEN ESTE CAPÍTULO Y COMENTE Y ADEMÁS YA ESTOY CREANDO UNA NUEVA HISTORIA QUE ME PARECE LES ENCANTARA A LOS QUE GUSTEN DE MIS RELATOS. GRACIAS Y NOS LEEMOS PRONTO.

Read more

Bajo la mesa

Nunca pensé que aquella avería en su ordenador me proporcionaría una sesión de sexo tan morbosa.

Me llamo Fernando. Tengo cuarenta y dos años y trabajo en una gran empresa de seguros, donde me encargo del mantenimiento de los equipos informáticos.

Aquel día había quedado con Marta para llevarla al intercambiador de autobuses ya que su coche había sufrido una avería.

Read more