INÉS

Inés, estaba en la cama, en casa de su tía, una mujer de 50 años, de buen ver…
A Inés no le daba el sueño. Se metió la mano dentro de las bragas y se comenzó a tocar. Cinco minutos más tarde, la tía, en camisón, entró en la habitación y vio como a su sobrina se le movía la mano bajó la sábana. Inés, se percató de la presencia de su tía y paró de masturbarse. La tía se sentó en el borde de la cama y le preguntó, con mucha seriedad:

Leer másINÉS

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O