La entrevista de trabajo X (1ª parte)

Corría el año 1953 en Boston, América, la tierra de los sueños, de las grandes esperanzas, cada uno hacía lo que podía para prometerse un futuro mejor. El dudubá corría como la pólvora por las calles, era esa música a capela (en italiano “a capella”, que viene de “como en la capilla”, lugar eclesiástico en el que no se podían usar instrumentos, de ahí cantar con la voz, a pelo vamos). (Click para leer Relato. Recomendable. No Virus)

Los chicos negros se reunían a cualquier hora, por las calles de Manhattan, Bronx o cualquier otro distrito, y cantaban a coro, aquellas memorables canciones.

Leer másLa entrevista de trabajo X (1ª parte)

Follando con la madre de mi amigo I

madres amigos

Se puso de espaldas, y follando con la madre de mi amigo, ella, la madre de mi amigo, toda para mí, notaba su culo, su coño, su calentura me la ponía dura. Siempre me la quise follar, pero hacerlo era espectacular.
Todo comenzó hace bastante tiempo, podría decirse que comenzó con la amistad con un compañero de mi clase, Eduardo. Nos hicimos amigos y comenzamos a juntarnos fuera de clases para jugar a los videojuegos, ver películas y cosas comunes que hacen los amigos.

Leer másFollando con la madre de mi amigo I

Madura en playa con miron caliente y pillado

En la playa calentita y con mis tetas colgando, una madura en playa con miron, maduras en la playa, y no pensaba en otra cosa que un pene merodeando. Así que, sabiendo a lo que me exponía, mi marido dormía, y yo me levanté de la toalla, buscando lo que no tenía: una polla erecta y selecta.

Leer másMadura en playa con miron caliente y pillado

Mi madrina me cura

Pilar llegó a casa de Paquita, iba a ver a su hijo que era su ahijado, se llamaba Javi y estaba enfermo, nada grave, un simple catarro.
– ¿Hola, Paqui, como está Javi?
– Parece que está mejor, hoy ya no ha tenido fiebre, pasa a verlo si quieres, está en la cama.
– Oye, Pilar, una cosa ¿Te puedes quedar un rato con él que yo tengo que ir a hacer un recado?
– Claro que si.

Leer másMi madrina me cura

Todo sucedió en un coche

La historia que os paso a comentar pasó a mediados de los años setenta, en España, yo era entonce un adolescente de unos 14 años sin experiencia sexual, salvo por las típicas pajas para las que me valía de mi imaginación (entonces no había internet), para masturbarme me valía cualquier mujer, basta con que tuviese un buen par de tetas, el resto lo ponía yo.

Leer másTodo sucedió en un coche

Una farmacéutica para un joven

Nunca pensé que la farmacéutica quisiera ir tan lejos. Pero por lo que vi y noté, ella quería estar con alguien más joven.
La cosa comienza principios de noviembre, hacia muy buen tiempo, para ir a clase decidí usar la bicicleta. A la vuelta a casa, justo delante del portal tuve un percance, me caí de la bicicleta varias personas me vieron caer, entre ellas Jimena, la farmacéutica, estaba en la entrada de la farmacia recogiendo el toldo, se me acerco rápidamente.

Leer másUna farmacéutica para un joven

Una panadera muy golosa

sexo con maduras

La panadera golosa Rosa, desde ese día sí que creí a Jose, mi colega, hasta entonces me parecía todo una fantasmada suya, cuando me decía que donde compraba el pan, había una tía con las tetas como carretas y toda caliente, que parecía que se lo quería follar, y vaya si fue cierto.

Leer másUna panadera muy golosa

Chatear por las mañanas

Estaba sola en casa, mi marido se había ido a trabajar y ya había dejado a la niña en el colegio. Yo me había metido otra vez en la cama, ya que no tenía nada que hacer. Desde hace tiempo cuando llegan las diez o así todavía estoy metida en la cama, porque dejo a la niña en el cole y mi marido ya está trabajando desde las ocho.

Leer másChatear por las mañanas

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O