Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Anunciate con nosotros

Las lolas de mami

Madres con hijos, Maduras, México 25 febrero, 2018

A la mañana siguiente ella, las tetas grandes de mamá cerca y luego ella, me despertaron con un beso en la boca dulce despertar diciéndome:

D: Tu beso de buenos días, mi niño, levántate dormilón.

Medio dormido me levante me dirigí a asearme mientras Dina hacia el desayuno,

Desayunos juntos con más caricias y arrumacos durante el desayuno ella me prometió que a mi vuelta de clase me esperaría una sorpresa, nos terminamos de preparar y salimos como el día anterior en mi moto yo a las clases y Dina a su trabajo.

Al terminar las clases volví a casa lo más rápido que pude quería ver mi sorpresa llegue a casa al abrir la puerta me encontré a Dina vestida de forme espectacular

Una blusa blanca que lucía un generoso escote que dejaba ver una generosa porción de las tetas de Dina que irremediablemente era donde se posaban mis ojos, también llevaba puesta una falda color burdeos que quedaba unos centímetros por encima de sus rodillas ceñida que saltaba su gran culo no llevaba puestas medias dejando ver sus piernas y unos zapatos negros con un poco de tacón peinada de peluquería maquillada con los labios y uñas del mismo tono de rojo y el resto de la cara maquillada, era una visión nueva y excitante visión para mí que ni el día que hablo con su familia por cam estaba así de guapa y por supuesto así de sexy al menos para mis ojos ya que siempre vestía de pantalones, botas y camisetas o un foro polar cambiaba mucho su aspecto.

 

D: Hola mi niño ¿Te gusta lo que ves?, es tu sorpresa.

E: Si mucho estas ggggguuuuuuuaaaaaaaa.

Entonces ella esbozo un sonrisa picarona y giro sobre si misma

D:¿No dices nada?.

E: Estas que cortas la respiración

D: Así jajajajaja.

Y mientras ella caminaba hacia al llegar me beso en la boca y una de sus manos acaricio mi ya bastante abultada polla que fue convenientemente masajeada por encima de Jeans.

Eso me puso a mil por hora me la hubiera follado allí mismo en aquel mismo segundo pero aquellos instantes de gloria terminaron hay.

D: Vamos a comer hoy hay comida típica de Ecuador bien sabrosa a ver si te gusta

E; Si seguro que si eres una gran cocinera.

Me senté a la mesa súper empalmado y Dina se sentó justo enfrenta de en la mesa la mesa de la cocina es peque lo que me permitió ver en primer plano el fabulo escote que ella lucia sin ningún pudor mis ojos se clavaban en aquel escote.

D: Edu cielo no entiendo, ¿Cómo no tienes novia?

Pensé lanzarme un poco y le dije:

E: Las chicas de mi edad no son para mí son complicas y controladoras me guastan así como tu si te pudiera clorar, o tuvieras una hermana gemela que estuviese tan buena como tú para mí solo.

Ella se reía al ver mi inocencia en mi carita dulce

A Dina le entro un ataque de risa diciendo entre carcajadas:

D: No tengo gemela jajajaja ¿Para qué quieres copiarme?

E: Para hacer travesuras con ella, (Poniéndome rojo).

D: Mi niño quiere ser travieso y se puso colorado jajajajaja.

Agache la cabeza porque soy algo tímido, Dina se dio cuenta de ella y se levanto a cambiar los platos y de paso me dio un pico en los labios, se sentó en su sitio.

D: Y no necesitas copias si tienes la de verdad aquí cielo y a ver cuéntame ¿Con que harías travesuras mi niño?

E: Aaaaaaa pues (En voz baja) con esas tetas.

D: ¿Te gustan las Lolas de Mami?

E: Sabes que si

D: ¿Te gustan mucho?

E: SSSSSSSIIIIIIIIIIIIII!!!

Dina coloco las manos a ambos lados de sus tetas y las apretó hacia dentro lo que aquellas dos maravillas chocaran y emergieran hacia arriba dejándome ver como casi explota el escote de su blusa.

D: Ven aquí.

Indicando que me sentara a su lado y así lo hice, puso morritos y eso significaba que quería que la diera un pico y así lo hice.

D: Ahora aquí (Moviendo el pecho Derecho que bese lo que sobre salía del escote la piel morena más suave y deliciosa que jamás había besado mientras Dina cerraba los ojos).

D: Ahora aquí (Moviendo el pecho Izquierdo que bese como el anterior).

D: Ahora aquí (En el canalillo del escote).

Mi polla estaba a punto de reventar los pantalones y yo estaba como una nube que hubiera hecho todo lo que Dina me pidiera.

Me volví a besar en la boca metiendo me la lengua hasta el fondo.

D:¿Qué más te gusta de Mami?

E: Es culazo que tienes me vuelve loco y lo sabes.

D: Jajajajajajajaja aquí lo tienes.

Se levanto de la mesa se coloco de espaldas a mi hecho el culo hacia atrás diciendo me

D: Todo para ti mi niño.

Puse mis manos sobre aquellas dos enormes nalgas tan deseadas por mi y aun por encima de la falda pude notar que o bien usaba tanga o no llevaba bragas y se lo pregunte:

E: ¿Llevas un tanga Mami?

D: No he usado nunca eso mi niño (con voz cariñosa y sensual) dijo no llevo nada mi cielo mientras mis manos era incapaces de parar de tocar aquel culo.

Mi polla al escuchar aquello que salir disparada de mis Jeans al no poder liberarla aun de mis pantalones mi bulto ere descomunal y me comenzaba a dolor.

Pasados unos para mí eternos y divinos Dina me pidió que me sentara de nuevo en mi sitio para tomar el postre apenas había probado bocado pero me daba igual era la mejor comida de mi vida hasta entonces, Dina me sirvió el postre puso el suyo en su lugar y se sentó a la mesa y me pregunto:

D: ¿Te gusta tu sorpresa?

E: Si mucho claro que si me encanta dije entusiasmado y feliz.

Dina sonrió y dijo:

D: ¿Quieres más mi niño?

E: SSSSSIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!

Cuando de repente siento como uno de los pies de Dina toca mi entrepierna.

D: La tienes grande y muy dura mi niño ¿Es por mi?

Se me quedó parada al decirme que iba sin tanga

Ya casi sin poder más dije:

E: Si claro que si Mami gustas mucho eres la mujer más sexy y hermosa que conozco.

D: Jajajajajaja

Y sonó el telf era su marido Osvaldo bajo el pie de mi entrepierna se calzo y salió disparada de la cocina al salón, para atender la llamada, y yo me quede con polla dura como el acero, Salí de la cocina y me fui al cuarto de baño y allí me corrí como nunca el semen salía disparado salpicándolo todo a borbotones y en cantidad lo limpie todo lo mejor que pude, pase por el salón me despedí de Dina que aun seguía con la llamada, y me fui a las clases prácticas de carnet de conducir sin dejar de pensar lo que podía a ver pasado y no paso.

Después de unas 2 horas regrese a casa Dina salió a recibirme:

D: Mi niño ¿Qué tal las clases?

E: Bien muy bien.

D: Me puedes encender la camarita a ver si puedo hablar con mi mama.

Hice la conexión del MSN, cogí mis libros y me fui a estudiar al salón ya que la PC está en mi cuarto y la estaba usando Dina a la vez que mi lugar de estudios y como la P.A.U. (Prueba de Acceso a la Universidad) estaba cerca y tenia ejercicios que hacer me puse a ello.

Después de unas 3 horas Dina toco a la puerta del comedor entro diciéndome que me quería presentar a su Mama.

Fuimos a mi cuarto y por Webcam me presentaron a Doña Ana María La conversación fue la típica de halagos mutuos para quedar bien… tras como 10 min de conversación deje que Dina se despidiera y cerré la PC., Dina se fue a la cocina a hacer la cena y yo al salón por a por mis libros y apuntes y volverlos a mi cuarto.

Cuando regrese a la cocina me encontré a Dina llorando y sollozando:

E: ¿Qué te pasa Mami?

D: Nada mi niño hace mucho que no veía a mi mama, está muy cambiada.

E: Yo la vi estupenda casi tan guapa como la hija.

Y me acerque a ella y la di un piquito y la abrace.

E: El tiempo pasa para todos (Mientras con una servilleta de papel le secaba las lágrimas que le caían por la cara).

E: No quiero esa hermosa cara con lagrimones Mami.

Me abrazo y se calmo, yo me puse a poner la mesa y ella con la cena y en 15 min estuvo echa la cena, cenamos sin nada digno de mención hablando de tonterías sin importancia.

Después de la cena Dina se quedo recogiendo los platos etc. y yo me fui a mi cuarto a seguir con mis ejercicios y deberes.

Como a eso 23 horas toco Dina a la puerta diciéndome que hora de irse a dormir así que recogí mis libros y apuntes y me dispuse para irme a la cama.

Cuando se presenta en mi cuarto Dina:

D: No se me hace dormir sola allá, así que voy a dormir contigo ¿Si tu quieres?

E: Si claro que quiero (Mientras pensaba para mi llevo queriendo eso meses ya era hora)

Ella sonrió ante mi respuesta afirmativa y se dirigió al WC, yo me cambie de ropa a la velocidad de la luz con una slip blanco y una camiseta vieja de estar por casa que es lo que me solía poner.

Entonces, cuando volvió del WC se coloco de espaldas a mí se quito la falda, la blusa y oooooohhhh sorpresa el sujetador y las bragas eran de color violeta sencillos sin adornos se saco el sujetador su puso un camisón blanco de tirantes y se dejo las bragas coloco su ropa en la silla y se dirigió hacia mi cama en la cual yo ya estaba acostado y medio empalmado.

Se metió en la cama me beso en la boca y me dijo:

D: Mi niño hoy no podemos coger y me volvió a besar (Pensé que tendría la regla).

E: Vale como tu quieras se giro y me pegue a ella y polla medio erecta tropezó con su culo

D: ¿Mi niño que haces?

Sin decir nada para que no se enfadase me puse boca arriba pero mi polla levantaba la ropa hacia arriba por estar empalmado y cachondo.

Dina también se puso boca arriba y vio mi erección.

D: ¿Mi niño eso es por mí? (Clavando sus ojos en mi erección).

E:Si claro que si bien lo sabes.

Sin decir nada por debajo de las sabanas agarro mi polla con su mano y la empezó a acariciar lo que hizo que mi polla se pusiera a mil.

D: Esto no puede seguir así, tenemos que hacer algo mi niño.

Se levanto de la cama me ordeno que hiciera lo mismo y que pusiera frente por frente de ella y así lo hice.

D: Te voy a ayudar porque te quiero y eres muy especial para mí pero esto debe ser nuestro secreto.

E: Vale (Muy tímido y muy bajito).

Se puso de rodillas frente a mi yo seguía de pie, ella separo un poco mis piernas agarro con las dos manos mi slip y lo bajo, mi polla salió disparada como si fuera un muelle estaba dura recta como un poste gorda rojísima en especial la cabeza las venas resaltaban sobre la piel de mi polla bien marcadas.

D: Dios vendito mi niño que verga más hermosa tienes vas hacer muy feliz a muchas mujeres uuuuuuuuuuuffffffff.

E: Es para ti Mami.

Y sin más se la introdujo en la boca y comenzó a hacerme la mejor y más maravillosa mamada que me avían hecho nunca.

Me hizo una mamada que ni en sueños imaginaba

Empezó a comerse la cabeza de pillo como si de una bola de helado se tratase jugando a la vez con su legua con ella mientras me miraba a los ojos.

D: ¿Te gusta lo que te hace Mami?

E: Si mucho Mami!!!!!.

Siguió chupándola tragándosela casi toda y intercalando lamidas tipo bola de helado con besitos en la punta y volviendo a tragársela de nuevo, estuvimos así unos minutos que estaba en la gloria.

Paro unos segundos su delicadas atenciones a herramienta y se quedo mirándola, se bajo los tirantes del camisón dejándome ver por primera vez claramente sus inmensas tetas de piel morena color café con leche las aureolas color marrón oscuro casi negro del tamaño de una galletas María y coronadas por uno pezón duro y bien tieso.

D: ¿Te gustan?

E: Siiiiiiiiiiii ¿Puedo tocarlas?

D: Si mi rey claro que sí.

En ese momento, puse de rodillas coloque mia manos sobre aquellas dos maravillas las comencé a tocar y acariciar lo que hizo que las tetas se pusieran aun mas duras y grandes.

Dina agarro mi cabeza y la dirigió hacia uno se los pezones ordenándome que las mamase y a ello me puse con todas mis ganas desde que deje de bebe las de mi madre mi boca no había probado mas tetas.

D: Chupa chupa chupa chupa más duro más duro más duro mi rey no pares

Obedecí gusto intentando satisfacer lo mejor posible a Mami mientras mi boca iba de una teta a otro dirigida por las manos de Mami que sujetaba mi cabeza con ambas manos

D: Chupa chupa chupa chupa más duro más duro más duro

Mami saco mi cabeza de aquellas deliciosas tetas me beso en la boca su lengua y la mía se cruzaron jugaron por unos segundos me saco la camiseta y me ordeno poner de pie.

D: Tienes una hermosa pija mi rey.

E: Es tuya.

Mami se incorporo un poco mas y coloco mi polla en medio de sus pechos que eran la cosa más suave donde había estado mi polla y comenzó a masajear mi polla en sus tetas y a la vez me daba besos en la polla haciéndome delirar.

D: Avísame cuando te vayas a correr mi rey.

Pocos minutos después

E: Mami me corroooooo me corrooooo.

D: Espera que quiero tragarme tu leche mi rey.

Se coloco mi verga en la boca y la comenzó a lamer besar y mamar hasta que me corrí en su boca, se trago toda la leche y dejo mi polla limpia y reluciente tirado boca arriba sobre mi cama mientras ella iba al WC.

Lo cierto es que estaba como en una nube de felicidad en unos 5 min Mami volvió nos besamos nos metimos en la cama nos abrazamos y nos dormimos hasta la mañana siguiente. Un experiencia inolvidable, a la que siguieron más. Pueden comentar. Si es así, seguiré relatando más.

 

8 visitas en total, hoy 0

Fotos de la casada insatisfecha relato

Casadas insatisfechas 20 febrero, 2018

Incluyo unas fotos de mi relato, que aún falta por relatar, pero así ya las envío. Es una mamá caliente, que está instisfecha con el marido, y se va con otro de su familia.

22 visitas en total, hoy 0

Un sábado con mi hijo

Madres con hijos, Maduras 20 enero, 2018

Era sábado y tenía mucho trabajo en casa, tenía que poner la lavadora, ir a comprar, preparar la cena para muchos invitados, en fin, mucho trabajo. Y esa mañana ocurrió con mi hijo el mayor.
Me disponía a lavar la ropa, bueno, yo no, la lavadora; vivo con mis tres hijos ya grandes, dos trabajan pero el mayor no, su padre nos abandonó hace tiempo. Se desentendió como muchos otros padres, de su familia, y yo ahora vivo con mis tres pequeños, que bueno, no son tan pequeños. Como decía, era sábado, y mis dos hijos pequeños ya habían salido a sus partidos de fútbol como cada sábado. Estaba yo sola con mi Sebas, que es el mayor, no trabaja ni hace hace nada. Es el que más descarriado me ha salido, los otros son más formales. Pero si tengo que decir la verdad, es el que más pinta de hombre tiene de los tres.

Mi sorpresa cuando iba a poner la lavadora

Iba a poner la lavadora, ya había recogido toda la ropa sucia de mis nenes y la mía: camisetas, pantalones, vestidos míos, bragas, y como es lógico toda su ropa interior. Ahí van los slips, camisetas de llevar debajo, calcetines, boxers, calzoncillos, etc… Cuando me dispongo a meter la ropa en la lavadora, apareció mi Sebas diciéndome que qué pasaba con su camiseta preferida, que por qué no estaba limpia. Yo le dije una y otra vez que la iba a lavar, que esperase.

Él tiene mucho genio, se enfureció, yo estaba aturdida porque no comprendía por qué se ponía de esa manera, nunca lo vi así. Él es de complexión fuerte y verlo así me produjo hasta algo de pavor. El caso es que se me avalanzó, y aunque no me hizo nada, se me puso muy cerca, lo noté como si fuera un hombre extraño. En ese momento vi un hombre, no mi niño, y a decir verdad, hasta me puso cachonda verlo con esa fuerza irremediable.

Él debió sentir algo parecido porque cuando lo tuve cerca recriminándome lo de su camiseta, pude notar su bulto endurecido; yo apenas llevaba ropa, llevaba seda fina, sensible al tacto, y por eso, noté por primera vez su pene endurecido. De pequeño siempre que lo había lavabo y cuidado, ya me había fijado en su pene de hombre, pero no como aquel día. El caso es que me puso cachonda, mi propio hijo tan cerca y notarlo excitado. Mi coño empezó a humedecerse mientras me increpaba, me gritaba, me estaba preparando para la monta sin él saberlo, para ser penetrada y clavada; en ese momento ya ni pensaba en la ropa, pensaba en un hombre, que me supiera montar. Desde hace mucho no tengo relaciones con ningún macho, y solo me masturbo con pensamientos o a veces con algunas fotos de hombres que tengo en una revista, en la revista Penthouse para mujeres.

Lo tenía muy cerca, yo estaba excitada, mojada, aturdida y alterada, sentía su aliento, y sus palabras fuertes ya casi ni las entendía porque mi mente estaba agitada. Solo pensaba en la verga endurecida que hacía segundos había notado. Mi Sebas se dio cuenta y me preguntó qué era lo que quería. Yo no pude resistirme.

Quería ver su polla endurecida, así se lo hice saber. Pero antes de él decir nada, con mucha autoridad me dijo si era eso lo quería. Se había abierto la cremallera y con solo abrirla su polla había emergido y salido sin más. Su capullo era gordo, su tronco endurecido y grueso, no podía creer lo que veía. Estaba cachonda perdida por mi propio hijo, mi propio primogénito. No tuve ni que acercarme a su paquete, porque él lo hizo, y  provocó. Con su fuerte mano, me llevó para abajo hasta su polla, me agachó la cabeza y me hizo chupar. Me llenó la boca de su polla. La noté caliente como nunca había notado nada. Gorda y prieta. Al poco sus jugos inundaron mi garganta provocándome arcadas. Estaba excitadísima. Mis otros hijos jugando a fútbol, y yo mamando la polla de mi otro hijo, precisamente el vago, el que no hace nada, y encima yo dándole placer. Me sentía guarra, pero más caliente que la pipa de un Indio.

La historia seguirá, si quieren claro está,  no tengo por qué aburrir con mis historias pervertidas; tengo el final, solo tienen que pedirlo, es un historia real de una madre dejada por su marido, y acompañada por sus hijos. Fdo. Regina.

7 visitas en total, hoy 0

Confesión de embarazada

Relatos Cortos, Relatos embarazadas, Relatos porno 28 diciembre, 2017

Hoy tenía ganas de escribir un poco, estoy embarazada y al ver los relatos tan excitantes, he decidido escribir algo. Dejo tres fotos.

Un embarazo deseado y muy bien llevado y soy primeriza, y lo curioso, es que ahora estoy mucho más caliente que antes. Mi cuerpo está cambiando y con él mi sexualidad estos meses. No paro, ultimamente, de mirar vídeos, fotos, de leer estos relatos y me caliento con mucha facilidad.

Mi marido y yo mantenemos relaciones sexuales pero sin pasarse, él no es muy sexual. Por ello, tengo que aliviarme como pueda y prefiero hacerlo cuando él no está.

Mi confesión para Vds de embarazada

Lógicamente no he puesto mi nombre, es otro, pero tengo que decir que cada día veo vídeos de mujeres bien folladas por pollas duras y solo decirlo me pone cachonda. Tengo un vibrador que me lo regalaron para mi boda mis amigas, lo saco cuando él no está y me coloco como si fueran a follarme, a cuatro patas en mi cama de matrimonio.
No paro de mirar a esas mujeres afortunadas de tener pollas grandes para ellas, de estar satisfechas porque no puede ser de otra manera.
El embarazo ha hecho que pueda estar así de caliente, mis tetas han crecido, y mis pezones están mas marrones, no paro de pensar en que un extraño me los chupe, y me ponga a cuatro patas con mi barriga baja, y pueda notar su polla por detrás. Una embarazada.

6 visitas en total, hoy 0

Madura atraida por un joven ardiente

Sexo con maduras 23 diciembre, 2017

Un día decido andar en la bicicleta y sin darme cuenta ya estaba en el piso al mirar a todos lados me di cuenta que la farmacéutica me estaba mirando y se acerco.
– ¿Te has hecho daño José Antonio? – pregunto Jimena.

Lo cierto era que si me había hecho daño, incluso me entraron ganas de llorar; pero no me gustaba que la gente se diera cuenta y menos Jimena, que la conocía de siempre. Desde que tuve conocimiento de las relaciones entre hombres y mujeres me sentía atraído por ella. Jimena era una mujer que pasaba de los treinta, pelo castaño, era mujer madura atraida por un joven, con una cintura muy marcada, lo que hacia parecer que tenia mas cadera, y unos grandes pechos. Se había casado hacia dos años.

– No ha sido nada, solo un golpe.

– Un golpe. ¿Dónde?

Comenzó a palparme por la pierna el muslo, el sentir su mano era una delicia, tanto que me excite sentí como mi polla se ponía dura.

– En la pierna, pero no es nada.

– Como que no es nada, ven a la farmacia.

Cogiéndome del brazo me arrastro a la farmacia. Dentro estaba su madre, se llamaba también Jimena, era una mujer sesentona, que en su juventud al igual que la hija tubo que ser una preciosidad.

– Señora Jimena – salude al entrar.

– ¿Qué te ha pasado José Antonio?

– Una caída, pero sin…

– Madre voy arriba con el chaval, le haré una pequeña exploración para descartar daños mayores, atiende tú la farmacia.

Y subimos a su piso, me condujo a una salita y me hizo sentarme en un taburete, ella cogió varias cosas de unos cajones, para seguidamente acercarse a mí, se agacho, se le abrió la bata tanto por abajo como por arriba. Por abajo enseñaba sus muslos, y por arriba el nacimiento de los pechos, el canalillo. Esa doble visión hizo que me excitara más aun.

– Deberías quitarte los pantalones – dijo.

– Si no ha sido nada.

– ¿Quieres que té de unos azotes? Bájate esos pantalones.

Si me bajaba los pantalones vería el abultamiento de mi paquete. Así que no lo hice. Ella insistió.

– Bájate los pantalones, te tengo que ver la herida. No me dirás que te da vergüenza.

Asentí con la cabeza.

– Vergüenza de que, si te he visto desnudo.

Se refería cuando era un bebe, pero de eso ya habían pasado algo mas de 15 años.

Madura atraida por un joven caliente

Volvió a insistir tanto que tuve que bajármelos hasta los tobillos, la excitación de mi entrepierna era evidente, pero ella no dijo nada se limito a explorarme. Sus tocamientos hicieron que me excitara mas, creciendo el bulto de mi entrepierna. Termino la exploración, poniéndome una venda en el muslo. Decididamente era una mujer madura atraida por un joven.

– Ya te puedes subir los pantalones – dijo con una sonrisa.

Sin decir nada me los subí. Y me marche.

MADURITA CON GAFAS INSACIABLE CON JOVEN

Unos días más tarde, el viernes por la noche, volvía de la “disco” era temprano, la cruz de la farmacia estaba encendida, lo que significaba que estaba de guardia, me acerque sin tener claro porque, entonces me di cuenta que Jimena estaba en el interior, me vio y abrió la puerta.

– Que tal tu dolor en la pierna.

– Ya no me duele.

– Mejor, pasa hace frío fuera.

Entre dentro, me llevo a la parte trasera, al almacén donde había un pequeño camastro. Supuse que lo utilizaba para descansar en las guardias nocturnas.

– Siéntate – dijo señalándome el camastro.

Me fije en ella, solo llevaba puesta la bata, se le marcaba la ropa interior.

– Quítate los pantalones.

Nuevamente dude, pero antes de que me lo repitiese me baje los pantalones hasta los tobillos. Ella se acerco, miro el golpe.

– Parece que esta muy bien, lo que veo que está muy bien es esto – al decirlo me toco el paquete, sentí un escalofrió, mi polla se hincho, dando la sensación que se iba a salir – aunque aun no esta dura.

Metió la mano por debajo del slip y comenzó a acariciarme la polla.

– ¿Te gusta?

– Siiiiiiiii

– Ahora se empezara a poner dura, que es como debe de estar – al decirlo me bajo el slip, dejando mi polla al aire.

Comenzó a moverla, acariciándola. En ese momento una voz masculina se escucho por las escaleras.

– Cariño, estas hay abajo.

– Marcelo, estoy aquí en el almacén – dijo Jimena.

Me señalo la cortina.

– Detrás de la cortina – dijo susurrando, poniéndose el dedo índice en los labios.

Seguí su consejo, me situé tras la cortina; pero no me subí ni los pantalones ni el slip. Podía ver el almacén por un hueco, mientras me cogía la polla con una mano. Era una madura atraida por un joven pollón como yo, y con un calentón que no te lo puedes ni creer.

En ese momento entro su marido, Marcelo, era algo mayor que Jimena.

– Estas de guardia.

– Si, pero en lo que lleva de noche solo he atendido a una persona.

– Sabes que estas muy sexy con esa bata.

– ¿Que te ha dado esta noche?

– Nada, solo que te veo muy sexy – dijo mientras le desabrochaba los botones de la bata.

– Marcelo, estoy de guardia, puede venir alguien – miro hacia mi posición.

– Pues si viene le atiendes; pero ahora necesito follarte, estoy que ardo.

La bata cayó al suelo, dejando a Jimena en ropa interior. Marcelo, acaricio los pechos de Jimena por encima del sujetador, y su entrepierna. Mientras yo me estaba masturbando viendo la escena, permanecía en silencio, mordiéndome el labio inferior.

Le quito el sujetador, y comenzó a chuparle los pezones, Jimena miraba de vez en cuando hacia mi escondite. Le quito las bragas, hizo que se diera la vuelta, que se apoyara en el cabecero de la cama, subiera una pierna a la cama. Marcelo se bajo los pantalones y el slip, acaricio la entrepierna de Jimena, para seguidamente cogerse la polla y metérsela, Jimena gimió, Marcelo resoplo y comenzó a empujar, cogiendo de la cintura a Jimena, cada envestida de Marcelo, madura atraida por un joven, y Jimena respondía jadeando y pidiendo mas.

Yo en mi escondite termine corriéndome, la leche impacto en la cortina manchándola. La pareja también había terminado, el se dejo caer en su espalda. En eso que sonó el timbre del exterior, rápidamente ella se puso la bata, mientras salía a atender al cliente, el marido, Marcelo, se subió los pantalones y se marcho.

Cuando Jimena volvió, fue directamente a mi escondite, yo aun permanecía con la polla en la mano chorreando líquido seminal.

– Pobre, has eyaculado, déjame que te la limpie

Jimena cogiendo unos clinex me limpio la polla, que al contacto de su mano volvió a ponerse tiesa. También limpio la mancha de la cortina.

– Siento que lo hayas visto; pero no lo esperaba, llevábamos un tiempo que no lo hacíamos, y precisamente hoy…

No dije nada simplemente me subí los pantalones y me dirigí a la salida. Me abrió la puerta y me marche.

Evite pasar por delante de la farmacia durante unos días, pero un día al volver de clase, Jimena estaba en la puerta de la farmacia, al verme me llamo. Me dirigí hacia ella.

– ¿Cómo tienes la herida? – dijo en voz alta.

– Bien, si no fue nada – dije dudando.

– Ven conmigo que te eche un vistazo. Madre voy a subir con José Antonio a echarle un vistazo a su herida.

– Buenas tardes, señora Jimena.

Subimos al piso de arriba, en esta ocasión no fuimos al salón, nos dirigimos directamente a su habitación.

– Te acuerdas lo que vistes que hizo Marcelo la otra noche.

Afirme con la cabeza.

– Sabes lo que hicimos.

Nuevamente afirme con la cabeza.

– Serias capaz de hacerlo tú.

– Puedo ser joven, pero no tonto, di que quieres que te folle y acabaremos antes.

– Fóllame, si fóllame.

La cogí por la cintura y la atraje hacia mí, unos minutos después estábamos los dos desnudos en la cama, acariciándole los pechos, chupándole los pezones, metiendo mi mano en su entrepierna acariciando su clítoris. Ella gemía, y me pedía que le metiera la polla, pero antes de metérsela ella alcanzo un orgasmo, me metí entre sus piernas, mi polla entró en su vagina arrancándole gemidos de placer, pidiéndome que no parase, que siguiera. Termine corriéndome cuando alcanzo su segundo orgasmo.

Nos vestimos y bajamos a la farmacia, yo me fui, aunque me quede nos segundos en la puerta y pude escuchar la conversación entre madre e hija.

– Estas jugando con fuego, si se entera Marcelo – dijo la madre.

– Yo no se lo voy a decir, el tampoco, y no creo que tú lo hagas.

– Pero si es muy joven.

– Pero en la cama es…

Me marche de allí y quede encantado…

3 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 51 2 3 5
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?

  • Mi prima Agustina

    por el 18 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Era sábado a la mañana. Estaba de vacaciones de verano. Me fijé la hora, 7:39 am. Mi tía y mi prima Agustina siempre venían los sábados a la mañana a visitarnos a mi y a mamá. Quise aprovechar ese tiempo para ver pornografía. Tenía quince años y aún seguía virgen. Dormía solo con boxer, me […]

  • La chica del instituto

    por el 1 abril, 2018 - 0 Comentarios

    No hace mucho, unos días tan solo, fue la fiesta de fin de curso de mi instituto, la típica fiesta donde tienes que ver por última vez a los profesores y etc… Pero en mi caso no fue tan aburrida como mucha gente recuerda, para mi será creo que uno de los mejores recuerdos que […]

  • Actriz porno y chica de compañía

    por el 12 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Hace tiempo que quería escribir algo sobre una escort en Barcelona, pero no me decidía, he creído que éste es un lugar apropiado y lo voy a hacer. Soy, o eso dicen, guapa, atractiva, y aunque parezca lo contrario, nada presumida. Lo que ocurre es que escucharlo todo el día lo mona que eres, al […]

  • Otro sábado cachonda

    por el 17 marzo, 2018 - 0 Comentarios

    Otro sábado sola y caliente. Menos mal que tengo una amiga que viene a verme cuando estoy sola, y nos divertimos. Ella es caliente como yo, yo ya soy abuela, ella no. Me excita verla desnuda, mi marido siempre tiene la manía dejarme sola en días como hoy; días en los que no hay que […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Sex shops recomendados

¿Quieres ver tu anuncio aquí?
error: Contenido protegido !!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar