ELLA III

No necesitó descansar.
-¿Me follas tú o te follo yo, tío ?
-Te follo yo.
Se puso a cuatro sobre la alfombra de la sala. Tenia un culito redondo y duro como ninguno. Mi lengua comenzó a jugar con su ano, después le metí un dedo y le follé el culo con él, con la otra mano le acariciaba el clítoris… Al poco se lo folle con dos dedos… y más tarde con tres. Quería ponerla tan cachonda que acabara pidiéndomelo, y me lo pidió:

Read moreELLA III