Fui la puta de mi yerno. Final

Y ya lo último, es el relato de una suegra que me convierto en puta de verdad de mi yerno, sin querer o queriendo, el caso es que me hizo vivir lo máximo para una mujer, en edad muy madura.
De este modo, y al hilo del relato anterior, al día siguiente me desperté temprano y decidí que tenía que hablar con mi yerno sobre lo que había ocurrido así que preparé una pequeña lista de cosas para comprar y pedí a mi hija que fuera a comprarlas sabiendo que tardaría un buen rato.

Leer másFui la puta de mi yerno. Final

INÉS

Inés, estaba en la cama, en casa de su tía, una mujer de 50 años, de buen ver…
A Inés no le daba el sueño. Se metió la mano dentro de las bragas y se comenzó a tocar. Cinco minutos más tarde, la tía, en camisón, entró en la habitación y vio como a su sobrina se le movía la mano bajó la sábana. Inés, se percató de la presencia de su tía y paró de masturbarse. La tía se sentó en el borde de la cama y le preguntó, con mucha seriedad:

Leer másINÉS

CAROLINA

Todo empezó a las diez de la noche.
Carolina era una muchacha de 20 años, morena, alta y delgada. Llevaba puesto un pijama blanco de seda. Estaba sentada en un sofá de la sala de estar de su casa dándole el pecho a su bebé. Llegó a casa Antonio, su suegro, un cincuentón moreno y espigado. Venía algo contento. Miró para las tetas de su nuera y para la leche que caía por la comisura de los labios de su nieto, y exclamó:

Leer másCAROLINA

ELLA III

No necesitó descansar.
-¿Me follas tú o te follo yo, tío ?
-Te follo yo.
Se puso a cuatro sobre la alfombra de la sala. Tenia un culito redondo y duro como ninguno. Mi lengua comenzó a jugar con su ano, después le metí un dedo y le follé el culo con él, con la otra mano le acariciaba el clítoris… Al poco se lo folle con dos dedos… y más tarde con tres. Quería ponerla tan cachonda que acabara pidiéndomelo, y me lo pidió:

Leer másELLA III

ELLA II

Le metí dos dedos y seguí acariciando su punto G. Poco después sentí como una pequeña corriente de agua nacía dentro de su vagina, y cuanta más agua nacía más apretaba mis dedos con las paredes de su vagina al entrar y salir de ella. Del silencio total en que estaba pasó a gemir. Sus gemidos subieron de tono. Comenzó a mover la pelvis Ya no había marcha atrás. Empezara a correrse.

Leer másELLA II

LA PULGA

Greta cumplía 18 años. Era mi hijastra, pero ¡Dios, que polvazo tenía! Habíamos celebrado su cumpleaños en casa con sus amigos y amigas. Ya se fueran todos a sus casas. Mi esposa se había pasado con el champán y estaba durmiendo la mona. Yo me fuera a mi despacho a preparar unos papeles. Llega Greta y me dice:
-Me pica ahí abajo, papa. Creo que se me ha metido una pulga en el chochito.

Leer másLA PULGA

EL EYACULADOR PRECOZ

Llegué a casa del colegio a las siete. Mis padres estaban trabajando. Fui a la habitación de mi hermana para que me ayudase a hacer los deberes… Estaba con las contras cerradas. Su habitación estaba oscura. La vi desnuda, con las piernas abiertas. Dormía. Me acerque.

Leer másEL EYACULADOR PRECOZ

ERAN LAS ONCE DE LA NOCHE

Eran las once de na noche…Mi madre se había enfadado con mi padrastro y se fuera de copas con sus amigas. Yo estaba en cama, caliente. Desnuda sobre la cama, me empecé a masturbar… Sentí los pasos de mi padrastro acercarse a mi habitación. Vi como se movía la manilla de la puerta. Cerré los ojos, para disimular que lo oyera venir. Pasaron unos segundos. Yo seguía masturbándome´y gimiendo. Como mi padrastro no venía a mi lado, abrí los ojos. Estaba en la puerta. En su mano tenía una polla inmensa, o a mi me lo pareció, ya que no había visto otra antes.
-Ven, papi -le dije.

Leer másERAN LAS ONCE DE LA NOCHE

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O