Un tío muy especial

Recibí junto a mi esposo una llamada de una tía mía pidiendo que recibiéramos 2 días a mí tío Bernardo, venía a la ciudad a comprobar algo de su pensión ellos viven en Cancún. Nosotros aceptamos encantados, él vendría entre semana, por lo que mi esposo no tendría mucho tiempo de verlo. Cuando mi tía nos dio la fecha coincidía con un desayuno que yo tenía, le comenté que ya vería que hacer, pues creí que era bueno que acompañara a mi tío que sus 67 años es más fácil que se mueva con una persona joven a su lado.

Read moreUn tío muy especial