Especial morbo de cornudos en mi coche

Casado, con 49 años, él, mi marido, no sabía ni lo que quería, solo sabía que una ración de morbocornudos para salir de la rutina era lo que le arreglaría.
Lo vi sentado en su sofá preferido, el único que tiene, y yo con ganas de salir de fiesta, era viernes, y así lo tuve que ver, alicaído y decaído.

Read more

Con dos hombres a la vez

Nunca había estao con dos hombres a la vez, mi marido me dejó marchar ese día. Sabía que cuando volviese a casa de nuevo, difícilmente todo volvería a ser igual. … Read more

Hazme la foto, cornudo!

En cuanto se corrió mi potente macho encima de su puta, o sea yo, inmediatamente le dije y ordene a mi esposo que nos echara una foto. Hace ya dos … Read more

Soy puta con cornudo y chulo (2ª parte)

Continuación de “Soy puta con cornudo y chulo (2 parte)

-Mira cariño, ¿ves que bueno está, lo ves? Ya te dije que era un cañón, muy potente. Explicaba a su marido, mientras me quitaba la camisa y me dejaba con el pecho al aire.
-Sí, sí, oí que balbucía el cornudo sentado en un rincón de la habitación.
-Vamos Oscar, desnúdame como tú sabes, me dijo. Sus dedos pellizcaban con descaro mis pezones que estaban completamente tiesos.

Read more

Doble penetracion a mi esposa viciosa

Que tal amigos es la primera vez que escribo sobre doble penetración. Un relato que me gustaría platicar con ustedes de lo que le hice a mi esposa, este fin … Read more

Sexo por primera vez con 2 personas

Saludos tenia casi un año viviendo solo ya que desde que encontré un nuevo trabajo fuera de la ciudad de donde vivía me vi en la obligación de mudarme y a dejar atrás tanto a mi familia como a mis amigos. En ese año, había descubierto muchas facetas personales que desconocía de mi mismo. Pero en lo que respecta a la vida social, se tornaba un poco aburrida, no tenía muchos conocidos con los que salir, divertirme e intentar ligar dado el caso. Por lo que los fines de semana los dedicaba a hacer un poco de turismo y a mejorar mis dotes culinarias.

Read more

Confesiones de una boda

Mi historia es una de las confesiones de boda de una perra, de una zorra caliente el dia de su matrimonio. Aquí relato lo caliente que me puse el dia de nupcias, o como se diga, el caso es que estaba ardiendo como una perra en celo, y no precisamente por el que iba a ser mi marido. Yo ya soy muy linda en forma natural macizona, rellenita, de pechos generosos, ya que mi cara es bonita, agradable, una morena que según dicen los hombres follable, con enormes ojos castaños y cabellera morena a media espalda, labios carnosos, coqueta y muy calentorra y golosa.

Read more