Me quedo solo con mi suegra en casa 2

Así que solo con mi suegra en casa, como iba diciendo tras mi primer relato, le abro la bata, ella dejándome hacer y la veo en todo su interior. Con unas braguitas azules y poco más, está para empezar y no acabar, nunca me imaginé que podía estar tan buena. Así que solos en casa, … Leer más

Me quedo solo con mi suegra en casa

Pasaban las 12 del mediodía y estábamos solos en casa. Mi mujer había salido y me he quedado solo con mi suegra. Nos conocemos hace tiempo y nuestra relación es la misma que puedes tener con el dependiente de una farmacia de guardia, a la que acudes por primera vez. Una relación escasa pero un … Leer más

Gorda y tetona suegra caliente y fea

Gorda y tetona suegra cachonda y fea, con sus tetazas caídas, morena pelo corto, cara de no se qué, pero para disfrutar al máximo, sesentona: esta mujer era la suegra de la prima. Una mujer de unos 60 años o más, con bastantes kilos de más, pienso fácilmente unos 120 kilos, pero junto con esto unas tetas enormes y un culo gigantesco. Obviamente tenía un estómago muy notorio, pero no me importaba si me dejaba saciar con ellas mi apetito sexual, es más, esa voluminosidad de su cuerpo, al estar con alguien tan espectacular como mi novia, era algo distinto, diferente y a la vez muy atrayente, aparte de su edad que también tenía un morbo distinto.

Su mirada me lo decía todo, era obvio que yo no lo era indiferente, muy osada, muy sugerente, la verdad me tubo muy caliente todo el rato que compartimos. Por mi parte también coqueteé con ella, claro sin que nadie se diera cuenta.

La noche avanzó, llego la hora en que teníamos que irnos, a pesar de estar pasándolo muy bien, por lo que no me quedó más remedio que comenzar a despedirnos de todos.

Gorda y tetona suegra con pepino por donde no suena

Cuando comenzamos hacerlo, la mujer se paró y fue al baño, moviendo su enorme culo de lado a lado, que no perdí de vista, y derrepente, dándome una sugestiva mirada que no me cabía duda que quisiera despedirse de mí en privado. Como adolecente excitado, me hice el tonto y me fui al baño tras ella. No esperé ni un minuto, cuando la suegra de la prima sale de este y me pregunta disimuladamente para qué sector de la ciudad vivía. Le di mi paradero y me dijo que estaba algo aburrida de la reunión social y que se quería ir, sí no me molestaba acercarla a su casa. De inmediato le dije que no tenía ni un problema y comenzó a despedirse, a pesar que su hijo le dijo que se quedara un poco más, ella insistió que estaba cansada y que aprovecharía que yo pasaba por su calle y que se iría con nosotros.

 

En ningún momento mi novia levantó alguna sospecha al respecto, era solo un gesto de atención de mi parte hacia la veterana y supongo que nadie más se percató de lo que había estado pasando toda la noche.

Leer más

Fui la puta de mi yerno. Final

Y ya lo último, es el relato de una suegra con linea erotica que me convierto en puta de verdad de mi yerno, sin querer o queriendo, el caso es que me hizo vivir lo máximo para una mujer, en edad muy madura.
De este modo, y al hilo del relato anterior, al día siguiente me desperté temprano y decidí que tenía que hablar con mi yerno sobre lo que había ocurrido así que preparé una pequeña lista de cosas para comprar y pedí a mi hija que fuera a comprarlas sabiendo que tardaría un buen rato.

Leer más

Más de mi yerno

Nuera yerno follando

El leve roce por detrás en mi culo, me hizo saber que él me atacaba, mi yerno caliente iba a por mí. Y a mí, eso me gustaba.
Pero sobre todo, lo que me sorprendió fue aquella porra parecía de hierro y mi marido nunca la tuvo tan dura.
Cuando menos lo esperaba él se pegó a mi espalda y asomándose de nuevo entre las dos ligeramente dijo… “Me alegro de que nos hayamos quedado a verlo. Esto es una maravilla” y en ese instante metió su mano por el costado de mi falda, recorrió todo mi muslo y amaso mi nalga a su antojo. Tiró de mi cachete un poco hacia afuera abriéndome más el trasero hasta que la punta de su polla presionaba ya directamente en mi culito.

Leer más

Una suegra con su yerno

suegras calientes yernos

Cuando el deseo de una mujer mayor aumenta, ya no puede parar. El deseo de suegra por mi yerno, joven y fuerte, no está bien visto, pero cuando las ganas llaman a tu puerta, son imparables.
Y ahora lo que he vivido en los últimos años me doy cuenta de lo fácil que es que un pequeño acontecimiento cambie tu vida para siempre de un modo impensable. Leía relatos de suegras calientes, ahora lo soy yo.

Leer más

No sabía lo que escondía mi suegra

La primera vez que conocí a mi suegra, no me gustó para nada y no me refiero al físico, sino a su forma de ser, demasiado vulgar para mi gusto. De mal vestir, siempre fumando, con bromas en doble sentido todo el rato y malas palabras en toda su conversación, pero en fin, se dice … Leer más