Gorda y tetona suegra caliente y fea

Gorda y tetona suegra cachonda y fea, con sus tetazas ca√≠das, morena pelo corto, cara de no se qu√©, pero para disfrutar al m√°ximo, sesentona: esta mujer era la suegra de la prima. Una mujer de unos 60 a√Īos o m√°s, con bastantes kilos de m√°s, pienso f√°cilmente unos 120 kilos, pero junto con esto unas tetas enormes y un culo gigantesco. Obviamente ten√≠a un est√≥mago muy notorio, pero no me importaba si me dejaba saciar con ellas mi apetito sexual, es m√°s, esa voluminosidad de su cuerpo, al estar con alguien tan espectacular como mi novia, era algo distinto, diferente y a la vez muy atrayente, aparte de su edad que tambi√©n ten√≠a un morbo distinto.

Su mirada me lo decía todo, era obvio que yo no lo era indiferente, muy osada, muy sugerente, la verdad me tubo muy caliente todo el rato que compartimos. Por mi parte también coqueteé con ella, claro sin que nadie se diera cuenta.

La noche avanzó, llego la hora en que teníamos que irnos, a pesar de estar pasándolo muy bien, por lo que no me quedó más remedio que comenzar a despedirnos de todos.

Gorda y tetona suegra con pepino por donde no suena

Cuando comenzamos hacerlo, la mujer se par√≥ y fue al ba√Īo, moviendo su enorme culo de lado a lado, que no perd√≠ de vista, y derrepente, d√°ndome una sugestiva mirada que no me cab√≠a duda que quisiera despedirse de m√≠ en privado. Como adolecente excitado, me hice el tonto y me fui al ba√Īo tras ella. No esper√© ni un minuto, cuando la suegra de la prima sale de este y me pregunta disimuladamente para qu√© sector de la ciudad viv√≠a. Le di mi paradero y me dijo que estaba algo aburrida de la reuni√≥n social y que se quer√≠a ir, s√≠ no me molestaba acercarla a su casa. De inmediato le dije que no ten√≠a ni un problema y comenz√≥ a despedirse, a pesar que su hijo le dijo que se quedara un poco m√°s, ella insisti√≥ que estaba cansada y que aprovechar√≠a que yo pasaba por su calle y que se ir√≠a con nosotros.

 

En ning√ļn momento mi novia levant√≥ alguna sospecha al respecto, era solo un gesto de atenci√≥n de mi parte hacia la veterana y supongo que nadie m√°s se percat√≥ de lo que hab√≠a estado pasando toda la noche.

Leer m√°s

No sabía lo que escondía mi suegra

La primera vez que conoc√≠ a mi suegra, no me gust√≥ para nada y no me refiero al f√≠sico, sino a su forma de ser, demasiado vulgar para mi gusto. De mal vestir, siempre fumando, con bromas en doble sentido todo el rato y malas palabras en toda su conversaci√≥n, pero en fin, se dice … Leer m√°s