ELLA II

Le metí dos dedos y seguí acariciando su punto G. Poco después sentí como una pequeña corriente de agua nacía dentro de su vagina, y cuanta más agua nacía más apretaba mis dedos con las paredes de su vagina al entrar y salir de ella. Del silencio total en que estaba pasó a gemir. Sus gemidos subieron de tono. Comenzó a mover la pelvis Ya no había marcha atrás. Empezara a correrse.

Read more

Una MILF embarazada con lactancia

Esta vez mi jefa la caliente con las bragas en la mano, me pide que disfrute de una mamá lactante, de una morena, de las más cachondas embarazadas calientes, de … Read more