Confesiones calientes de la pubertad

Mis confesiones calientes de inocente y blanquecina, cachonda y pervertida, con mi culo al aire libre, no tengo quien lo remedie, pues pienso y repienso, lo que me gusta una polla indeleble. Firmado: una inocente campesina.
Hoy os voy a contar como fui descubriendo el sexo. Fue cuando era una chica joven e inocente. Como en otras muchas ocasiones fue durante la adolescencia y de forma progresiva.

Leer másConfesiones calientes de la pubertad

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O