Follando con la madre de mi amigo II

Sus respuestas eran solo gemidos, follando con la madre de mi amigo, los cuales no dejaban de empalmarme, ya no sent√≠a mi miembro de lo duro que estaba y creo que ella lo notaba. Segu√≠ bajando por sus piernas, firmes y suaves al tacto, al llegar a sus pies comenc√© a masajearlos y de repente ella se volte√≥ dici√©ndome ‚Äúas√≠ va a ser m√°s c√≥modo‚ÄĚ.

Leer m√°s

CARMI√ĎA

coches pilladas desnudas

Ayer a la tarde iba conduciendo mi viejo Renault por una carretera de tierra. Vi a una minifaldera que caminaba por el lado de la carretera. Estaba haciendo autoestop. Paré a su lado, y le pregunté:
-¬ŅAdonde vas?
La jovencita me mir√≥ y vi que era Carmi√Īa, la hija de mi vecino Ger√≥nimo, con el que me llevo a matar, Carmi√Īa, me dijo:

Leer m√°s

Probé el deseo de hombre

La verdad es que nunca cantes hab√≠a tenido un encuentro homosexual con nadie, esa era la realidad y mi tendencia siempre fue de heterosexual. Hace tres meses, en pleno verano, me desplac√© junto con mi cu√Īado a una vivienda que tengo en la sierra cercana a mi ciudad. Ten√≠a que hacer unos arreglos en la vivienda y √©l me acompa√Ī√≥ ya que es un experto en la materia de que se trataba.

Leer m√°s