Adiós Virtual

Sexshop Jovencitas

Érase una vez un sexshop donde nadie entraba, un día, entró una jovencita a curiosear. El dependiente era mayor, un viejo de la zona que regentaba el sexshop. La joven quería saber más de todos aquellos juguetes, se había hartado de jugar a las muñecas, y de repente, quería usar a muñecos.

Read moreAdiós Virtual