Adiós Virtual

Sexshop Jovencitas

Érase una vez un sexshop donde nadie entraba, un día, entró una jovencita a curiosear. El dependiente era mayor, un viejo de la zona que regentaba el sexshop. La joven quería saber más de todos aquellos juguetes, se había hartado de jugar a las muñecas, y de repente, quería usar a muñecos.

Leer másAdiós Virtual

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O