Video corto de mi mujer cabalgando a mi amigo

Video corto de mi mujer cabalgando a mi amigo

Una de las cosas que siempre me ha llamado la atención es lo caliente que me pongo cuando la puta de mi mujer se folla a otro o piensa en otro. Soy un cornudo mamporrero. Es lo que se dice un cornudo consentido, verla y escucharla gemir y jadear con una buena polla dentro.

Morena culona cabalgando a mi mejor amigo

Mi esposa culona, una buena morenaza en este vídeo corto pero intenso, se escucha como la muy zorra disfruta follando con mi amigo y dejando que yo lo vea. Me hace cornudo y ni que decir tiene, que me pone caliente viendo lo puta que llega a ser y yo lo cornudo que puedo ser. El vídeo XXX de la puta de mi esposa que me pone los cuernos. Lo cierto es que cabalga mejor con él que conmigo, bota y bota sin parar, es una experta. Parece que nunca hubiera follado con nadie, la muy perra tiene facilidad para meterse esas pollas grandes en su coño. Su coño parece estrecho pero cuando está al lado de esos tíos la verdad es que se le ensancha que parece la avenida principal de Madrid. Un chocho ancho para unas pollas ansiosas.

Si no lo veo no lo creo cornudo mamporrero

Esto es lo que debió pensar también un amigo mío cuando entró en casa un día por sorpresa. Tuvo que regresar del trabajo de urgencia para recoger una cosa, algo que no hace nunca , y bingo!, su mujer a cuatro patas follando con su mejor amigo. No lo podía creer, le dijeron que no hay nada peor que te pongan un par de cuernos bien puestos, que son como los dientes de leche, que al principio al salir duelen un poco, pero una vez puestos, una vez puestos es como si llevaras un sombrero de paja. Ni pesan.

Dicho y hecho, aquél día mi amigo le entraron todos los males, creyendo que su buena mujer estaría comprando o algo parecido, pues todo lo contrario. Había preparado toda la habitación para su follador, hasta olía de una forma diferente la habitación, pensó cuando entró de súbito. Su mujer parecía otra, toda gemiendo, sufriendo y padeciendo. Padeciendo por esa posición que siempre le negó a él, pero que al parecer, a su follador fuerte no supo decirle que no. Una imagen vale mucho, la vio sudando, con las tetas colgando y babeando, y encima diciendo: ¡dame más que no puedo más de placer, jódeme y no pares, te lo ruego, mi culo es tuyo!

MI MUJER CABALGANDO Y CORNUDO CHUPANDO HUEVOS Y COÑO

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O