Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Anunciate con nosotros

Mi leopardo caliente

Relatos Cortos 29 noviembre, 2017

Pensativa en mi coche, pensando en cómo descargaba en mi ardiente cueva. Era mi tigre de Bengala, mi zorro caliente, mi leopardo en celo, que encendía mi llama: la del pebetero púbico.
Acostada entre los almohadones de la cama blanca, vestida únicamente con una gargantilla de perlas, con mi pierna derecha relajada sobre le colchón y mi pierna izquierda doblada con la rodilla en alto como si estuviera tomando el sol en pleno verano, mis brazos extendidos por encima de mi cabeza, laxos pisando mi cabello rojo que se esparramaba como un abanico sobre las almohadas; mis ojos verdes no pierden detalle de tu masturbación y de tus ojos morbosos que me comen desde lejos haciendo que mis pechos se endurezcan como conos puntiagudos.

Tú de pie ante la cama, como un leopardo que vigila su presa, esperando el momento oportuno para atacar, masturbando tu falo endurecido, tu musculatura se marca con cada movimiento, tu respiración agitada por el placer y las ansias por lo que viene, tu cabello húmedo y el sudor humedeciendo esos vellos corporales… suspiras, ya estas listo…

Como un gato subes a la cama, te escurres como un leopardo a su presa; mi pecho se hunde y se baja por la respiración ansiosa, doblo mis piernas recogiéndolas hacia mi y separándolas para cederte paso a mis entrañas.

Te posas sobre mi, en cuatro patas, demostrando que el depredador tiene a su merced a su presa, bajas tu cabeza y posees mi boca con un beso lujurioso que deja ardiendo mis pechos sedientos de tacto. La punta de tu falo se posa en mi entrada, como si conociera de memoria la ubicación, tus manos se funden con las mías, y tu lengua folla a la mía, me enciendo y mi cuerpo reclama el placer de tenerte dentro, tu falo amenaza con entrar, sé que está exquisitamente duro, mis caderas se mueven solas y llenas de lujuria suben contra tu pelvis y consiguen hundirte dentro de mi; rugimos en unísono, terminas de hundirte en mi, mi espalda se arquea al tenerte completamente dentro.

Tus caderas comienzan a danzar, me posees lentamente, al separar nuestras bocas nuestros gemidos se liberan y soy totalmente tuya. Tu polla entrando y saliendo de mi, mis jugos envolviéndolo y brotando en mi entrepierna. tu rose en cada lado de mi vagina, me contraigo y me relajo con cada movimiento, mis pechos contra el tuyo son piedras a punto de explotar, lames mi cuello, me sigues follando con mas prisa, tus jadeos me excitan, mis gemidos te encienden, me follas más rápido, nuestro sudor se funde en uno. Te acomodas para estar más cómodo y aumentas tu ritmo a un frenesí que enloquece. Perdemos el juicio, gritamos de placer, eres unas bestia empujando hasta lo más profundo tu falo, me besas de nuevo y aceleras aun más tus caderas. Aprieto las sabanas y grito echando mi cabeza a tras, mientras mi cuerpo se pasma y convulsiona al tiempo que tu semen baña mi interior, caliente y profano.

Te quedas dentro, descargando hasta lo más que puedas, me miras y lentamente sacas tu polla, siento como se desliza suavemente dentro de mi. Tú te quedas de rodillas y yo me incorporo, acaricio tu precioso falo lo tomo con mi lengua y lo llevo a mi boca, limpiando cada centímetro de él. Luego bajas y me das otro beso y descansamos para la próxima descargada del leopardo caliente.

4 visitas en total, hoy 0

LAS LESBIANAS

Fantasías Eróticas, Relatos Cortos 6 septiembre, 2017

Iba a cerrar el bar de copas. Yo estaba de morros con mi vieja y no quería ir a dormir a casa. Sentado en un taburete al lado de la barra, se me acercaron dos preciosidades, cogidas de la mano. Una era rubia y la otra morena. No creo que llegara a los 20 años. La rubia me dijo:
-¿Te gustaría mirar como lo hacemos mi amiga y yo?
-¿Es una broma?
-No. Nos gusta que nos miren cuando nos corremos.Te puedes hacer una paja,  y sacudir la banana una vez o dos o las que te den la gana, pero, eso si, de tocarnos nada.
El barman, un mariconazo muy guapo, me animó.
-Yo ya estuve de voyeur una vez , pero fui y fue porque por que me pagaron, y la verdad, siendo como soy me llegué a excitar. Y eso que me cuesta.
Y por último, la morena, me dijo:
-Si te animas te pagamos el autobús hasta nuestro piso.
Ya no me tuvieron que convencer más. No fuimos en el autobús, fuimos en mi Mercedes.
En el piso se comenzaron a besar. Se desnudaron y vi como se comían vivas.
Acabé sacando la polla. Mis 26 centímetros de mango, y digo mango por que calzo el palo de un pico o de una pala, lo vio la morena, y le dijo a su amiga:
-¡¡Mira que polla tiene!!
La rubia dejó de mamar coño, me miró para la polla, y exclamó:
-¡Jooooooooooder!!
-Como no sea con un negro no vamos a pillar otra como esa.
-Esta semana tocaba lésbico pero tienes razón. Menudo nabo tiene el voyeur,  para que tambaleé y se desmorone nuestra condición más natural, la lésbica y el tortilleo casero que nos traemos, en la cama hasta mediodía.
En fin, que decían que eran lesbianas, en realidad eran dos putonas bisexuales que se corrieron tres veces cada una sintiendo y sentadas en mi gorda polla dentro de sus coños, y no doy más detalles porque éste es un relato corto.
Hasta otra.

7 visitas en total, hoy 0

La Fantasia Hecha Realidad

Fantasías Eróticas 22 marzo, 2017

Esto es una historia real que pasó y estaba pasando en la actualidad. De fantasías eróticas.
Yo le pedí a mi mujer hacer un trió y ella con dudas en el primer momento hizo muchas preguntas y al pasa un tiempo dijo que si, luego queríamos hacer un intercambio ya en diferentes ocasiones las personas con la que hablábamos eran muy vulgares y comenzamos a investigar más sobre el tema, buscamos varias veces y conocimos a una pareja, nos mandamos una serie de fotos y hablamos por mensaje con los dos, mi esposa es una morena muy atractiva de 165 un poquito gordita, de un buen culo, nalgas redondas y dura y senos duros, cabello largo, las fotos que nos enviaban eran muy interesantes y mi mujer se tomo varias conmigo, aunque estábamos de acuerdo nunca podíamos concretar un encuentro donde estuviéramos los cuatros, en una ocasión pudimos reunirnos con la esposa la cual es una mujer un poquito más clara que mi esposa, de cabello amarillo, ojos marrones, se le notaba un cuerpo lindo con unos senos parados llevaba puesto un yin, con una camisa blanca que le quedaba bien, la reunión se dio en un restaurante y allí hablamos sobre lo que se quería hacer, las mujeres al principio se tenían como cierta timidez, pero a medida que fue dándose la conversación salieron cosas interesantes, al final estuvimos de acuerdo en pasar un día junto los cuatros y si la química seguía pasaríamos a otra fase.
Paso una semana y por distintas razones no podíamos vernos los cuatros, cuadramos con ellos y fuimos a visitarlos a su casa, mi esposa quería saber cómo era el compañero ya que solo tenía referencia por fotos, llegamos a su casa en el sector Panaquier del Estado Miranda, ha debo decir que esto sucedió en VENEZUELA, y fue algo así como un poco incomodo al primer momento, ya que no sabíamos cómo era él en persona y su esposa dijo que venía en camino pero estaba un poco lejos, su casa, era muy linda, tenia colores pasteles en las paredes, el compañero muy educado, estaba de chores y franelillas zapatos de goma, nos invito a pasar y nos sentamos en un sofá, el en uno pequeño, allí hablamos de nuestro trabajos, nuestros hijos de que nos gustaba y así empezamos a llegar a lo que habíamos venido eso la puso un poco nerviosa, ya que no sabíamos cómo abordar el tema, pero hablando con el ella se empezó a soltar un poco y entre risas y risa la conversación se fue dando, llamamos a las esposa de compañero y nos dijo que venía en camino pero que estaba en una cola, mi esposa llevaba unos pantalones rosados y una camiseta negra clarita, se dejaba ver su juego de ropa intima que era de color blanco, y su cuerpo se veía muy sexual a pesar de ser un poquito gordita, ella recibió una llamada se paro, recorrió la casa hablando por teléfono, yo me quede con el compa en la sala y le dije que tenía una mujer muy linda el alago a mi esposa y manifestó que el pantalón le quedaba muy bien y su pelo era lindo, seguimos hablando, pasaron como 5 minutos de pronto ella dijo muy linda su casa y como es su cuarto, me puse como rojo y mis manos comenzaron a sudar. él le dijo este es, señalando el del medio, el otro es de mis niños, ellos están estudiando en este momento, la ventana de la puerta estaba medio abierta, le hice seña que la cerrara que hiciera como si no estuviera nadie en casa, el lo hizo y luego saco de la nevera tres cerveza, ella se vuelve loca tomando cerveza pero lo hace en muy pocas ocasiones, nos tomamos la primera muy rápido y dijo que tenía calor que las esposa del compañero la había llamado que estaba en una cola y que podía ser la ama de casa, cosa que no entendí al momento, pidió ir al baño, y se fue con otra cerveza en su mano, yo me quede hablando con el compa y le pregunte si vendría alguien, el contesto que no que sus hijos venían como a las cuatro de la tarde y era apenas las 11 de la mañana, y allí la gran sorpresa mi esposa apareció en la sala sin la ropa solo tenía pataletas y sostén, se tomo un trago de la cerveza y la demás se ha hecho en su cuerpo y nos dijo que si no queríamos probar, yo deje que el compañero actuara primero, el la agarro y la beso que casi la ahoga, y, poco a poco fue besándole el cuello hasta que llego a sus pechos le quito el sostén y le chupo los pezones, le pasaba le lengua por ellos y los mordía, a ella le gustaba se veía en su cara, metió sus manos por la camiseta y le acaricio la espalda, luego se la quito, yo me quede como congelado con lo que estaba viendo y me comencé a excitar, él le quitar la pantaletas y le acaricio su kukita, la cual estaba depilada y se le veía súper rica, la sentó en el sofá pequeño le abrió la piernas y le empezó a meter la lengua en cu kukita, ella grito en el primer momento y le agarro la cabeza se la empujaba mas y mas, se veía en su ojos lo rico que se estaba sintiendo sus gemidos y palabras, hayyyyy ricooooo no pares no pares y se estremecida, yo me desnude y me acerque ella me empezó a mamar el guevo, pero ya estaba que gritaba el compañero no paraba y le abrió mas las piernas le paso la punta de la lengua por culito ella pego un gemido y me mordió el guevo saco su boca lo agarro comenzó a masturbarme, pasaron como cuatro o cinco minutos y ella exploto en un orgasmo que tuve que darle un cojín que estaba en un mueble pequeño para que no se escuchara el grito de placer.
El se aparto y ella quedo como ahogada el sofá acariciándome el guevo con su mano y susurro que rico le dio un beso a él y dijo me dio un calor, se paro y fue a baño, yo me fui detrás de ella abrió la regadera y el agua era un poco caliente a nivel natural, ya que estábamos en una zona caliente, ella comento, ese hombre tiene una legua súper rica, yo me reí y me metí a bañarme, ella estaba excitada y yo comencé a acariciar sus senos de nuevo los cuales estaban duros y sus pezones paraditos, bajo y siguió mamándome el guevo en eso entro el compañero, con tres cerveza nos dio una a cada uno y ella se tomo la mita la otra me la hecho encima y nosotros hicimos lo mismo con ella, ella tomo de la mano al compañero y le quito el interior y dios cuando apareció el mostró del compañero, era súper grueso y como de 18 0 19 centímetro, ella dijo algo así como Dios hoy me van a matar, debo decir que el compañero era muy dulce la trataba con cariño cosa que a ella le gusta, se lo metió en la boca le pasaba le lengua y el gemía de placer yo le di la vuelta y se lo metí por su kukita cosa que le gusto, la sentía húmeda y de estaba dando la cogía que ella quería, mientras seguía manándoselo y así pasamos un rato hasta que intercambiamos, cuando él se lo metió pego un grito de dolor y placer, y digo ricoooooooo papi que rico, por mas que estaba lubricara casi la hace llorar, en la envestía suave le hice seña con la mano que fuera más rápido hasta que ella dijo que parara que iba a acabar, estaba como loca me agarro de las dos manos y la apretabas, yo la agarre y la empuje para que no se lo sacara, la bese para que se controlara pero su excitación era descomunal se movía se mordía los labios y exploto en placer y el compañero también, el dice que ella le apretó el guevo con la kuka que lo hizo llegar, su respiración era rápida y comenzó a mamármelo más rico y yo explote en su boca, fue algo súper rico sentir que acababa en su boca, debo decir que en muchos años eso nunca lo había hecho, nos bañamos los tres juntos y de pronto me dijo al oído vete para la sala.
Salí de baño asía la sala y cuando voltee ella lo traía agarrado de la mano lo metió en su cuarto y entendí que ella quería disfrutar más, me dedique a ver pero yo estaba que explotaba de nuevo, la acostó en la orilla de la cama y le dio otra mamada de kuka que luego me comento que la hizo llegar dos veces, recuerdo que le puso las piernas en sus hombros y se lo metió de un golpe y ella grito dijo hayyyyyyyy ricoooooo lo recuerdo claro, las envestidas eran fenomenal y tuve que masturbarme ya no aguantaba más, la voltio la puso de perrito y se lo metió se escuchaba el cha cha cha cha cha y los gritos de mi mujer eran excitante agarro la almohada en la comenzó a morder y se ahogaba, luego se sentó arriba de él y seguía gritando se acariciaba los senos y de pronto le dijo algo al oído. él me hizo seña se acostó toda en su cuerpo y él le abrió las nalgas entendí lo que quería, me acomode lo mejor que pude se lo metí con cuidado por el culito le dolía pero estaba disfrutando, de pronto su cuerpo empezó a temblar y reventó en un aullido de placer que apretó la kuka otra vez y el compañero volvía a llegar yo le hice seña que la agarrara y se lo hice rápido y aunque le dolía no dijo nada hasta que acabe se le veía su culito y su kukita llena de leche, quedamos los tres en la cama ella en el medio, estábamos como en chopp se fue a bañar, el compañero dijo verga hermano su mujer tiene una kuka jugosa, regreso y el compañero hizo lo mismo, allí me dijo que eso era una locura pero que le gustaba mucho, me dijo quiero que me dejes sola con el media hora yo me sorprendí, me dijo tú fuiste el que quiso esto así que déjame disfrutarlo total cuando llegue su mujer te toca a ti y quiero que le hagas de todo y no te preocupes ya yo hable con ella, debo decir que me fui a bañar y me tome dos cerveza, en la sala se escuchaba sus aullidos y sus gritos de placer, yo quise ver pero no podía pasaron como veinte minutos y el salió súper sonriente y sudado, me dijo te toca a ti, entre y me hizo de todo hasta que le acabe en la boca otra vez que me sorprendió dado que nunca se lo había hecho por mas que se lo había pedido.
Descansamos en la cama nos bañamos de nuevo ella se puso una ropa interior rosada que traía en su cartera nos tomamos dos cerveza ella nos beso y dijo y a qué hora llega tu esposa vale que se está perdiendo la fiesta y se hecho a reír, el dijo que no sabía que estaba en camino pero no tenía idea que le había pasado, no dijo que ella la había llamado que estaba en una cola pero que le daba permiso para ser la ama de casa con toda las de la ley, que luego ella se incorporaba así que se había portado como la dueña de la casa, sé rio de nuevo, porque la de la idea de que se echara la cerveza en su cuerpo fue la esposa del compañero, el se sorprendió y dijo que su esposa era creativa ella en el medio de los dos y nosotros con unos paños puestos, paso como media hora más y sentimos que estaba abriendo la puerta, él se asusto porque no sabía cómo iba a reaccionar su esposa, se puso el chor y la camisa y yo me puse un poco nervioso porque mi ropa estaba en la sala, mi esposa se rio ya las cervezas empezaba hacerle efecto eran la una y media de la tarde, pasaron como diez minutos y a mí me pareció una eternidad, salí a la sala sentí las voces en la cocina me asome, ella se estaba tomando una cerveza y pregunte algún problema, el con cara de alarmado dijo no, y ella respondió clara que si hay uno, se echo a rio, dijo no se ponga nervioso yo estoy consciente de lo que está pasando, de hecho yo le di permiso a su pareja así que solo espero que ella lo haya disfrutado donde está, en eso apareció mi esposa envuelta en un paño y con una cara de pena, pero a la vez de picara, las esposa del compañero dijo huyyyy como que hay bastante calor en esta casa así que yo me pondré cómoda, se termino de tomar la cerveza y se fue a su cuarto, cuando paso le pico el ojo y agarro de la mano a mi esposa, le dijo vente que tenemos que hablar, tratamos de escuchar algo pero eran puros susurros y risas, salió la esposa envuelta en un paño directo al baño y yo entre al cuarto con cara de preocupación, mi esposa dijo riéndose que tienes que esta como serio, yo conteste, nada, pregunte que te dijo, ella se rio y me dijo nada que quiere que les lleves una cerveza al baño y le dices a su esposo que me traiga una a mí y se volvió a reír, se veía que cada vez estaba más alegre y más suelta.
El compañero estaba como nervioso también no se había movido de la cocina, le dije lo que había dicho, yo agarre una cerveza, fui al baño cuando llegue fue algo espectacular, su cuerpo era blanco sus senos redondos, un poquito más gorda de lo que yo me la imaginaba, se estaba restregando el cuerpo con jabón, se quedo viéndome, me dijo usted como que es medio penoso verdad, yo solo dije algo, y me dijo bueno tráigame la cerveza, se la di y no se piensa quitar el paño, me lo quite y me metí a bañar otra vez, pero esta vez con una mujer que no era mi esposa, nos besamos y comencé a pasar la lengua por su cuello, le mordí su oreja ella me acariciaba con una de sus manos y agarro el guevo, comenzó a masturbarme me dijo tu esposa me conto lo que le hicieron así que quiero que me lo hagas a mi mejor que a ella ya que me dio envidia lo que me conto, yo me puse a mil ella se tomo un trago de la cerveza cerro el agua, bajo su cabeza y escupió el trago en guevo y se lo metió a la boca, debo de decir que lo hacía bien pero no tenia ritmo, se levanto y me dio su espalda yo la agarre y se lo metí su kuka estaba suave y ella se retorcía y acabo de pronto sentí su liquido caliente y así estuvimos ella lo saca se dio la vuelta y se lo volvió a meter a la boca y dijo sabe rico muy rico, allí explote acabándole en sus senos, para mí era algo extraordinario, subió agarro la cerveza que le quedaba se tomo el ultimo trajo me beso la cerveza de su boca paso a la mia y nuestras lenguas se unían fue algo rico, me pregunto que si me había gustado y yo dije que sí.
Nos volvimos a bañar y salimos, debo de decir que en los momentos que estaba con ella en el baño se me había olvidado mi esposa y el compañero, de verdad que ni un pensamiento para ella en ese momento, de pronto cuando estábamos saliendo escuchamos los gemidos de ella, se sentía que le estaban dando en el alma porque solo decía no lo saque por favor, no lo saques por favor, yo fui a abrir la puerta del cuarto que estaba entre abierta ella me agarro la mano de manera brusca y me dijo, ya va déjala tranquila que tu y yo no hemos terminado, a ella la hicieron acabar en el sofá bien me toca a mí, y me empujo a la sala yo me senté, ella entro a la cocina, trajo otra cerveza y me dijo se están acabando, se sentó al lado y me dio un rico beso de nuevo su lengua se enterraba en mi boca y era rico, de pronto nos separamos y me dijo que si quería un trago, yo respondí que si, ella abrió las piernas se metió la punta de la botella en su kukita y se vació la cerveza y me dijo pruébala pues, yo baje y le di una rica mamada de kuka, se la chupaba se la mordía, le pasaba la lengua por su clítoris ella gemía y agarraba mi cabeza solo dacia que rico que rico que rico, su kuka empezó a temblar acabo en mi boca, yo subí y la bese de nuevo y ella agarro mi guevo y me dijo métemelo, me senté en el sofá, ella se monto encima de mí, comenzó a cabalgar, de pronto sentí que me pasaban la mano por mi cara y era mi esposa y con su boca buscaba la mía, yo respondí y ella me dijo al oído conmigo nunca has hecho algo así en la casa esa me la debes, ella se aparto y vi como la compañera le estaba mamando el guevo a su marido el solo decía disfruta mami que en la noche te toca tu postre.
Yo acabe rico y ella volvió acabar de pronto cuando volví en si fue porque a mi esposa la tenía otra vez clavada al frente mío, se veía como ella cabalgaba, le entraba y le salía y ella se agarraba del cuello del compañero, hasta que acabo y se sintió ahogada, ella se separa y paso algo que me sorprendió una vez más, la esposa del compañero se acerco a él y comenzó a chuparle el guevo hasta que el acabo en sus tetas solo dijo rico papi, yo estaba agotado y sentía que mi corazón se aceleraba sudábamos por el calor que hacía.
Ya eran las tres de la tarde, descansamos él al lado de mi mujer yo al lado de la suya, nos bañamos una vez más los cuatro, y nos vestimos rápidamente por que ya iban a llegar sus niños del colegio, las mujeres comenzaron a prepara una comida y nosotros hablando en la sala, llegaron sus dos niños uno de 12 y una niña de 8 años, comimos de lo más normal ella le dijo a sus hijos que éramos compañeros de trabajo y que nos verían más seguido.
Bueno fue una tarde o un día muy rico y distinto, cuando veníamos en el carro sentíamos que no queríamos hablar solo nos veíamos y nos reíamos, ella soltó el silencio y dijo ahora quiero hacerlo con su mujer y el y luego ella y yo contigo y nos volvimos a reír. Llegamos a la casa y en la noche con una luz oscura hablamos de lo que había pasado y lo volvimos hacer el amor y allí me contó que sintió cosa que cada vez más me excitaba.
Nuestra relación ha mejorado mucho desde ese momento, y todavía compartimos con la otra pareja, cada quien tiene su alta y bajas en lo personal y matrimonial, nos aconsejamos como amigos y como parejas y también nos ayudamos. Con el compañero lo hemos hecho varias veces, con su mujer lo hicimos también y ella ha salido con ellos y la paso bien.
Estas dos mujeres se hicieron amigas y se cuentan todo, hemos salido y nos hemos quedado en hoteles en cuartos separados pero él con mi mujer y yo con la suya.
Y lo último que se hizo fue los cuatro juntos y una amiga de ella que eso fue súper rico porque descubrimos que nuestras mujeres habían tenido una aventura con esa amiga y habían estado las tres juntas, nos contaron muchos detalles pero yo si vi que cuando estábamos con ella los dos estas dos se besaron dos o tres veces.
Nuestra relación entre los cuatros mejoro un mundo, nos contamos todo y aprobamos todo, no hacemos nada sin que los 4 estemos de acuerdo y también hemos compartido comidas en familia y salidas a otros sitios, no solo es sexo y hemos buscado y hemos conseguido parte de lo que hemos querido

Si les gusto escriban al correo elbambino156@gmail.com
Mi esposa tiene actualmente 40 años yo 43 el compañero 41 y su esposa 38 y la chica tiene 23 y todo esto comenzó hace dos años y medio.
Si quieren más detalles de lo que hemos hecho escribamos y se los mandamos, hemos decidido escribir esto de mutuo acuerdo entre los cuatro solo esperamos sus criticas y esperamos que sean positivas.

3 visitas en total, hoy 0

mi sobrina la merquera

Fantasías Eróticas 21 marzo, 2017

como verán en la foto mi sobrina es una hembra divina y flor de puta , ella consume coca y una noche le di con la condición que se quedara conmigo , ella aceptó y la re cogu , continuara

 

Relatos de fantasías eróticas

Relatos de fantasias eroticas universo

 

 

Maravillosa…

5 visitas en total, hoy 0

Inmoral

Confesiones, Dominación, Fantasías Eróticas, Relatos XXX 21 febrero, 2017

Le gustaba ser capaz de mantener esa rutina, a sus 30 años se encontraba en espléndida forma física. Volvió a casa manteniendo el ritmo, sudando y acelerada. ¡Cómo le apetecía una ducha! Enseguida estaba desnuda bajo el chorro del agua. Se le escapó la sonrisa al pensar en él, ese hombre que últimamente rondaba el vecindario. Cordial pero distante,con esos lacerantes ojos azules que la azoraban,esas miradas mostrando interés y siendo disimuladas… Definitivamente,ese hombre le resultaba atrayente. Inmersa en divagaciones mientras se aclaraba no oyó la entrada forzada. En el umbral de la puerta una fornida silueta enmascarada con un pasamontañas. Corrió la cortina y se quedó helada,ese extraño en su casa,fuese quién fuese tenía un arma. Instintivamente se cubrió y le miró a los profundos ojos azules… Vamos- dijo una voz calmada y profunda. Sosteniendo el enorme cuchillo dentado le indicó que saliese al pasillo. Lo hizo,pero no sin coger la toalla. Con la mano en su cintura fue casi un susurro -Si te resistes,te mataré-. La guió hasta la habitación y cerró la puerta. Bajó las persianas y encendió la lámpara. Ella se quedó allí,paralizada. -Desnúdate- Pensó que sonaría absurdo pero… -No me hagas daño,no merece la pena violarme- -Hazlo- Lo hizo,el largo cabello húmedo y pegado al cuerpo no era capaz de cubrir sus pechos. Sus ojos se iluminaron,se tocaba bajo el pantalón mientras la observaba. -Túmbate- Ella lo hizo y él le ató las muñecas con el cable telefónico,los brazos estirados sobre su cabeza, apenas le apretaba. Siguió tocándose bajo el pantalón y ya era visible su enorme erección. Se inclino, el cuchillo tocó su suave vientre,estaba frío,lo deslizó suavemente de lado y lo dejó apartado. Subió el pasamontañas lo suficiente para dejar descubiertos sus labios y la besó intensamente. Se desnudó, tenía un cuerpo bien formado y su miembro grande y grueso bombeaba excitado. Le lamió los pechos, le mordió el vientre y empezó a introducir sus dedos en el húmedo agujero que era su coño. Estaba aterrada y excitada, pero el placer que le daba su mano lo estaba suavizando. La besó de nuevo y por un momento ella respondió. Su mano estaba dentro, su polla muy dura se apretaba contra su vello. Le soltó las muñecas y masculló -Ponte a gatas- Obedeció,cedió a sus pasiones. Él le apretó el culo, lo mordió y sin metérsela prácticamente la folló rozando tan húmedo y cerca. Ella hundió la cara, arañó las sábanas y casi imploraba que la enculara. Le lamió el coño mientras se pajeaba, jadeaban y sudaban. Empezó a rozar el borde,él puso un tope con los dedos y tan solo la punta entraba. Mientras recorría su espalda o tiraba de su pelo sin dañarla. Estaba confusa, quería que se la follara,con ímpetu y un simulacro de violencia. La estaba violando y se sentía a salvo… La respiración de él era entrecortada,cómo la deseaba… Deslizó los dedos y dejó que entrase. Parecía echa a medida,dejó de contenerse y empezó a follársela con ganas. Ella marcaba el ritmo y jadeaba mientras la dura polla y el húmedo coño se encontraban. Tenía un culo espectacular y él lo apretaba,no quería correrse todavía. La sacó y ya goteaba. Ella se arrimó y por primera vez desde que empezaron le miró. Se mordió el labio y sonrió tímidamente, quería más. Se quitó el pasamontañas. Era él, aunque ella ya lo sabía. Se besaron,se lamieron y se mordieron. Se agarraron, se apretaron y frotaron mientras volvía a meter los dedos en su coño hinchado, ella le masajeaba la polla mientras le lamía el cuello y la oreja. Volvió a metérsela, de nuevo se aceleraron,con sus rodillas en los hombros la metía entera,ella gemía y le miraba agarrando su cuello. Le apretaba el culo y probó a meter suavemente un dedo, respondía bien y se puso a ello. Follaron y cuando tuvo el culo lubricado se puso a gatas de nuevo. Empezó a metérsela, despacio,tenía que sujetársela. Ella se acomodó y empezó a tocarse,él metió los dedos en su coño y empujó hasta el fondo. Empezó a follar su estrecho culo y a ella le encantaba. Estaba a punto de correrse pero quería seguir follándosela. Ya no estaba a gatas,a medio estirar levantaba las nalgas mientras mordía la sábana y arañaba la cama. Era perfecta. La sacó de su culo,le paso la sábana y la metió en su coño,empezó a follársela fuerte y flojo hasta que no pudo aguantar más la visión de su polla entrando y saliendo del chorreante coño y se corrió en la parte baja de su espalda. Se ducharon, comieron algo y quedaron por verse en el barrio…

5 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 21 2
  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?

  • Mi prima Agustina

    por el 18 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Era sábado a la mañana. Estaba de vacaciones de verano. Me fijé la hora, 7:39 am. Mi tía y mi prima Agustina siempre venían los sábados a la mañana a visitarnos a mi y a mamá. Quise aprovechar ese tiempo para ver pornografía. Tenía quince años y aún seguía virgen. Dormía solo con boxer, me […]

  • La chica del instituto

    por el 1 abril, 2018 - 0 Comentarios

    No hace mucho, unos días tan solo, fue la fiesta de fin de curso de mi instituto, la típica fiesta donde tienes que ver por última vez a los profesores y etc… Pero en mi caso no fue tan aburrida como mucha gente recuerda, para mi será creo que uno de los mejores recuerdos que […]

  • Actriz porno y chica de compañía

    por el 12 marzo, 2018 - 1 Comentarios

    Hace tiempo que quería escribir algo sobre una escort en Barcelona, pero no me decidía, he creído que éste es un lugar apropiado y lo voy a hacer. Soy, o eso dicen, guapa, atractiva, y aunque parezca lo contrario, nada presumida. Lo que ocurre es que escucharlo todo el día lo mona que eres, al […]

  • Otro sábado cachonda

    por el 17 marzo, 2018 - 0 Comentarios

    Otro sábado sola y caliente. Menos mal que tengo una amiga que viene a verme cuando estoy sola, y nos divertimos. Ella es caliente como yo, yo ya soy abuela, ella no. Me excita verla desnuda, mi marido siempre tiene la manía dejarme sola en días como hoy; días en los que no hay que […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11 abril, 2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Sex shops recomendados

¿Quieres ver tu anuncio aquí?
error: Contenido protegido !!

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar