Un doctor, un policía y yo

Un doctor, un policía y yo

Soy una chica con buen cuerpo, piel blanca y mido 1.60.
Mi historia empieza hace unos días en un festival de música en una ciudad muy calurosa de México, asi que llevaba un short de mezclilla bastante pequeño, unas sandalias y una blusa de botones algo escotada.

Durante el día muchos chicos se acercaron a platicar e invitarme algunas cervezas, pero lo mejor empezó en la noche, cuando se iba a presentar la banda principal yo estaba super atrás, así que me fui metiendo entre toda la gente para quedar mas adelante, cuando llegue a la mitad de toda la multitud, no pude avanzar mas, así que me quede ahí.
Después de unos minutos, noté que el chico de atrás empezó a rozar su pene con mis nalgas, su pene se sentía super duro y me exitó, asi que empecé a bailar un poco para pegarme disimuladamente. Así estuvimos un rato hasta que me tomo de la cintura para pegarme totalmente a el, se me acercó al oído y me dijo que si íbamos a un lugar más solo y acepté.
Mientras salíamos de ahí me convenció de ir a su depa, asi que nos subimos a su coche y mientras arrancaba el auto, le baje el cierre y empecé a lamerle el pene, le aposté que si llegábamos a su depa antes de que se viniera, podría hacer lo que él quisiera conmigo. Sin dudarlo aceleró mientras me metía su pene hasta la garganta y todo iba super bien hasta que llegamos a la caseta de salida, había un policía (complexión robusta, se veía que hacía ejercicio, de unos 32 años) que se dio cuenta de lo que pasaba.
El policía nos pidió que bajaramos del auto y antes de poder dar una explicación nos esposó, se acercó a mi y sin decir nada me dio una nalgada, eso me excitó mucho.
Nos llevó a un hacia un edificio que cumplía como centro medico, había muchos oficiales de policía y médicos. Entraba y salía mucha gente de ese edificio. Había varios cuartos con camas donde atendían a la gente que se sentía mal.
El oficial nos dirigió al último cuarto donde había dos camas de hospital, algunas silla y una mensa.
Al chico lo dejó sentado en una esquina y a mi me pidió que me sentará en una de las camas, mientras me sentaba, el oficial cerro la cortina de la puerta, lo cual me puso muy nerviosa, pero estaba muy excitada para gritar.
El oficial se dirigió a mi y me empezó a besar, lentamente bajo por el cuello y antes de desabrochar mi blusa, me puso una mordaza, me vio directo a los ojos mientras decía “ahora si te voy a hacer mía zorra, y no vas a poder pedir ayuda”
Tenía miedo, pero era mas mi exitación de estar esposada y que el chico estuviera mirando como el oficial me iba a hacer su puta.
Sin perder el tiempo el oficial empezó a besar sobre el escote de la blusa, la iba desabrochando e iba bajando mas, desabrocho mi sostén y empezó a jugar con mis tetas, empezó a morder los pesones y a apretar mis tetas con sus manos. Me cargó y me sentó en una silla, se bajó el pantalón y dejó al aire su pene, media al rededor de unos 20 cm y era bastante grueso, me lo imaginaba en mi boca, pero en lugar de eso lo puso entre mis tetas y se empezó a masturbar con ellas. Sentir una verga entre mis tetas, y sentir como hacía que rebotaran, me mojó mucho. Aflojó un poco la mordaza y dijo “ni se te ocurra gritar perra” entre gremios le dije que no, tomo mi cabeza e hizo que la agachara para que su pene también entrara a mi boca mientras se masturbaba con mis tetas.
Estaba super caliente, pero de repente se abrió la puerta, era un doctor (poco mas alto que el policía, pero mucho mas delgado) que iba a buscar material, se quedó parado unos segundos en la puerta y note como su verga se puso tan dura que se marcó en su pantalón.
El policía se asustó e inmediatamente se quitó, el doctor no sabía que hacer. Pero mi fantasía siempre fue hacerlo con dos hombres a la vez, así que con mi voz agitada le pedí que se nos uniera. Ambos se veían y aceptaron, el doctor se acercó a mi y empezó a bajar mi short, en eso el chico que solo veía, le pidió al oficial que lo soltara para masturbarse mientras nos veía y el oficial lo soltó, el doctor sin perder tiempo me empezó a lamer la entrepierna, de lo mojada que estaba, no tarde mucho en venirme. El oficial me quito las esposas y me puso en 4 en el piso, sin mas el doctor se puso frente a mi y bajo su pantalón, su verga era mas larga que la del policía, pero menos gruesa. Mientras tanto el policía me tomó de la cadera y empezó a frotar su verga con mi culo.
Empeze a lamer el pene del doctor y lo fui metiendo a mi boca mientras sentía la gran verga del policía entrar en mi culo.
A medida que el policía me embestía con mas fuerza y rapidez , también chupaba mas frenéticamente la verga del médico.
El policía me nalgeaba y me decía que mi culo era hermoso, después empezó a masturbarme con una mano y con la otra jugaba con mis pechos.
El doctor fue el primero en terminar, me lleno toda la boca con su leche, un poco resbaló hasta mis pechos.
El mismo doctor hizo que me pusiera de rodillas para penetrarme por la vagina.
Fue genial sentirlos a los dos adentro,pero duro poco. El policía se vino en mi culito y calló muerto.
El doctor me cargó y me recargó en cama, me puso de nuevo la mordaza y las esposas, metió su verga de golpe en mi vagina, intente gritar pero no pude, el doctor me siguió penetrando con fuerza, seguía gimiendo mucho y me vine, pero el doctor aguantó más hasta que finalmente se vino en mi espalda.
Terminé super agotada y me quedé recargada sobre la cama con el culo algo levantado, el oficial se acercó y empezó a restregar su miembro en mi colita, me levanto un poco para jugar con mis pechos.
Y me dijo que era una zorra muy rica y se había quedo con ganas de terminar en mi pecho. Tomo mi celular, consiguió mi número y me quito las esposas.
Ambos se vistieron y salieron de la habitación, no sin antes guiñarle el ojo al chico que estaba en el rincón mirándome con ganas de follarme.

Solo escuché como cerraron la puerta y pusieron llave…

Si te gustó y quieres la siguente parte puedes mandarme correo a: Liz9669@outlook.com
O agregarme a Kik: Nicole98563

 

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O