También pasa el tiempo para Los Simpson porno

También pasa el tiempo para Los Simpson porno

Lejos quedaron ya los momentos íntimos del matrimonio feliz de los Simpson, de Homer y Marge en la intimidad, en su habitación y en su cama, los dos follando como una pareja modelo, con todo el futuro porvenir por delante.
Todo ha ido cambiando a medida que ha pasado el tiempo. Ya no lo hacen como antes, no, ahora Homer ha cambiado físicamente, ya no es el apuesto y joven fuerte que dominaba en la cama. Ahora es ella, su mujer, la que decide qué, cómo y cuándo hay que hacerlo. Dónde y por qué. Es decir, es la que se folla a Homer. Y por lo que parece a él no parece mucho disgustarle.
Han tenido un hijo que no estudia, su coeficiente intelectual solo vale para follar, la profesora Edna Krabappel, que otro día hablaré de ella, como es sueltecilla de cascos, se deja llevar. No tiene otra cosa que hacer después de clase que subirse a la mesa de profesora, y dejar que todo lo duro de su odiado alumno, le entre por la parte baja. El sótano es su placer, y la polla de Bart la pone a enloquecer.

Los Simpson Porno: una familia invertebrada

Marge va a tener una mañana ajetreada después de poner fino al marido. Homer antes la metía, ahora se la meten. Así de sencillo y así de fácil. Su juego está en la puerta de servicio, en la trastienda, en el ojo que no ve. Ahora Marge se folla a Homer. Porque todo ha cambiado. Y porque ya nada es como antes.

Luego Marge, se ha pasado por la casa de Ned Flanders con la excusa de pedirle un poco de pimienta, sí, la que su coño necesitaba, y de la pimienta al sillón. Marge, esposa desaprovechada y desatendida, monta al vecino y se mete su verga dura y peluda hasta las entrañas, hasta lo más hondo de su vagina. Una vez bien follada, decide que con eso no es suficiente. Ella es insaciable, y quiere más.

Lo que no sabe, es que su familia se resquebraja, se fractura, se rompe igual que su chocho con Flanders, igual que su cola caliente con su vecino. Su hijo no está estudiando, no, mientras a la mamá la está jodiendo el bigotes, el hijo también hace de las suyas, se está follando a la desquiciada y ninfómana profesora Edna Krabappel. Madre e hijo, follando por separado, gozando de la buena educación sexual y perversión familiar. Vidas ocultas tras el cristal.

Marge Simpson en una mañana muy ajetreada

Luego se pasará por la nuclear, por si no tenía calor suficiente, donde trabaja su marido, con la excusa de tener que hablar con el empresario Burns Montgomery. Su visita es debida a una carta de despido para su esposo. Como lo iban a expulsar y como ella siempre tiene soluciones, decide que lo mejor es darse en cuerpo y raja al anciano e insidioso e incisivo Burns. En su mismo despacho, se da un buen empacho, de verga y posturas. Boca arriba le entra hasta la barriga.
Ya lleva unas tres folladas en una mañana, pero ahora quiere tetas, se va de nuevo a casa de sus hermanas, y todavía no ha hecho la compra para hoy. Bart no tendrá nada que comer. Así que con sus dos hermanas tetonas hace una buena ensalada. Se da un atracón que para qué contar. Seis tetas para tres hermanas.
Y finalmente por si esto no fuera poco, antes de hacer la comida para la familia, a las dos y cuarto, llama al director Seymour Skinner para follar directamente. Aquí si que no hay excusas. Ya han quedado otras veces, y si Bart sigue en el colegio es porque el director, se beneficia a la madre. Pero ese día, ese día, Bart llegó con la polla caliente recién sacada de su profesora, y pilló in fraganti a la madre con el director. Pero no tenía nada que decir, después de no estudiar y de follarse a Edna, su profesora. Todo un modelo de familia.

Bart y Edna Krabappel follando

Marge Simpson y Skinner follando

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O