Más de mi yerno

El leve roce por detrás en mi culo, me hizo saber que él me atacaba, mi yerno caliente iba a por mí. Y a mí, eso me gustaba.
Pero sobre todo, lo que me sorprendió fue aquella porra parecía de hierro y mi marido nunca la tuvo tan dura.
Cuando menos lo esperaba él se pegó a mi espalda y asomándose de nuevo entre las dos ligeramente dijo… “Me alegro de que nos hayamos quedado a verlo. Esto es una maravilla” y en ese instante metió su mano por el costado de mi falda, recorrió todo mi muslo y amaso mi nalga a su antojo. Tiró de mi cachete un poco hacia afuera abriéndome más el trasero hasta que la punta de su polla presionaba ya directamente en mi culito.

Read more

Una suegra con su yerno

Cuando el deseo de una mujer mayor aumenta, ya no puede parar. El deseo de suegra por mi yerno, joven y fuerte, no está bien visto, pero cuando las ganas llaman a tu puerta, son imparables.
Y ahora lo que he vivido en los últimos años me doy cuenta de lo fácil que es que un pequeño acontecimiento cambie tu vida para siempre de un modo impensable. Leía relatos de suegras calientes, ahora lo soy yo.

Read more