Una chica super caliente

La mañana de ese domingo fue especial, solo una idea dominaba mi mente; cómo deshacerme de nuestros hijos. No, no es que los quisiera matar, aunque en ocasiones… Tan solo deseaba perderlos de vista el tiempo necesario para aplacar el cosquilleo con el que me había levantado.

Read more