La madre Sanae relación maternal difícil de parar. Segunda parte

Chupaba su tronco gordo y oloroso, endurecido y enrabietado. Agresivo e impaciente. Precipitado y ávido. Su propia madre, yo, caliente con mi propio hijo. Mi sucio pequeño. No lo podía creer. Pero estaba calentísima. -Qué niño tan sucio eres, hacer que tu madre te haga esto! Acerté a decir en un momento determinado, en la … Read moreLa madre Sanae relación maternal difícil de parar. Segunda parte