Sin tetas no hay paraíso en el piso

tetas grandes naturales

El piso fr√≠o y abandonado no es el mismo. Y pasadas las cinco de la tarde, cuando √©l regresa de trabajar, no encuentra las tetas de su esposa: porque esa tarde son de otro. No hay para√≠so sin dos buenas tetas; ellas, las mujeres, todas ense√Īaron sus atributos, se hicieron sus fotos: morenas en el … Leer m√°s

Mi compa√Īera peluda de habitaci√≥n

Mi compa√Īera de habitaci√≥n ten√≠a la man√≠a de no depilarse, las dos trabaj√°bamos en un supermercado, ella reponedora y yo cajera. Muy cachondas las dos, pero ella ten√≠a la man√≠a de no depilarse, nada. Entonces yo le dec√≠a que lo hiciera que as√≠ no me gustaba, y menos iba a gustar a los chicos. En … Leer m√°s