Confesiones de una boda

Mi historia es una de las confesiones de boda de una perra, de una zorra caliente el dia de su matrimonio. Aquí relato lo caliente que me puse el dia de nupcias, o como se diga, el caso es que estaba ardiendo como una perra en celo, y no precisamente por el que iba a ser mi marido. Yo ya soy muy linda en forma natural macizona, rellenita, de pechos generosos, ya que mi cara es bonita, agradable, una morena que según dicen los hombres follable, con enormes ojos castaños y cabellera morena a media espalda, labios carnosos, coqueta y muy calentorra y golosa.

Leer másConfesiones de una boda

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O