Sin Buscarlo Hice Mi Fantasía Realidad

Sin Buscarlo Hice Mi Fantasía Realidad

Me llamo Roberto actualmente tengo 40 años. Algo que desde chavo rondo en mi cabeza, fue el tocar y cogerme a mi madre. Incluirla en Relatos Pornos. Lo que era imposible ya que a ella siempre le salia lo persignada.
Mi madre se llama Margarita y su edad es de 52 años; pero si vieran a la señora, todavía esta para darle verga. En la calle todavía le lanzan piropos.


Resulta que hace un par de meses mi madre salió a una comida con unas amigas, aprovechando que mi padre por su trabajo salió fuera del país a un congreso.En casa de mis padres vivimos mi hermana Irma con su esposo Fermín y yo, aun soltero.
Como era fin de semana hicimos un asado y nos pusimos a beber tequila. Por la noche llego mi madre Margarita y la invitamos a que se tomara unas copas con nosotros a lo cual accedió. Mi cuñado llevo a su esposa a dormir ya que se encontraba muy tomada. Así que sólo nos quedamos tomando mi madre Margarita, mi cuñado Fermín y yo.
Pasado un buen rato escuchando música, platicando y tomando; mi cuñado se fue a dormir, quedando mi madre y yo aún platicando y tomando.
Llego un momento en que mi madre se quedo dormida en el sillón en que estaba sentada. Para no dejarla allí dormida la recargue en mis hombros para llevarla a su recamara.
en el trayecto a su recamara me llegaron los malos pensamientos y comencé a tocarle las tetas y las nalgas, con balbuceos mi madre me decía. Hijo no hagas eso soy tu madre, al lo que le respondí. Disculpa es que te me resbalas y no quiero que te lastimes, a lo que ya no respondió.
La acomode en su cama; la moví, le hable en voz alta, le di unas cachetadas y no despertaba. Situación de la cual me aproveche.
Me desnude por completo y luego me acerque a mi madre para hacer lo mismo. Le quite su blusa y falda, que sorpresa me dio. Aunque mi padre no estaba se había vestido con una ropa interior muy sexy.
Un conjunto de brasier y tanga de encaje rojo, liguero de las mismas características, medias negras súper transparentes y sus zapatos de tacón. Dentro de mi dije, que cachonda es mi madre Margarita.
Lo primero que hice fue pasar mi verga y testículos pos su boca. Por hacia algo que por años sólo lo había imaginado.
Baje las copas del brasier de mi madre y comencé a lamer ese par de tetas y pezones. Todo lo hacia con mucho cuidado; no quería dejarle marcas; pero me gano la excitación y comencé a mamar sus pezones como si me estuviera amamantando como cuando era un bebe, mordí y chupe sus tetas y pezones hasta quedar marcados. Eso si note como se pusieron rígidos su pezones, tal vez se estaba excitando.
Antes de tocar su panocha, la puse boca abajo poniendo en su abdomen algunas almohadas para que su culo quedara arriba. Hice a un la lado la tirita de tela de su tanguita y con le comencé a lubricar su ano. Este agujero de mi madre era virgen ya que de las tantas veces que la espíe, a mi padre siempre se lo negaba.
Estando dilatado su ano, introduje mi verga en ese orificio con mucho cuidado, metí y saque mi verga hasta que se lo llene de mi semen. Vaya que rico apretaba ese orificio mi verga. Pude comprobar que si era virgen, de que cosa tan sabrosa se perdió mi padre.
De nuevo la puse boca arriba; hice a un lado el pequeño triangulo que cubría la panocha de mi madre, otra sorpresa más. Mi madre tenía todo el pubis depilado, eso puso mi verga más parada. Comencé a chupar, morder y mamar su clítoris hasta que este se puso como una pequeña verga erecta, además comenzaron a escurrir los fluidos vaginales de mi madre, vaya que la doña se estaba calentando.
Después de darle lengua y dedo a su panocha y clítoris, la penetre y sentí la gloria. A pesar de tantas cogidas y de lo veterana de mi madre Margarita; todavía su panocha apretaba mi verga, así estuve bombeando ese orificio hasta que le descargue todo mi semen.
Limpie todo para ir a dormir, eso si me quede pensando en que iba a pasar cuando mi madre viera todos los moretones en sus tetas, pezones y panocha.
A la mañana siguiente se levanto preparo el desayuno y mientras lo hacia llego mi hermana Irma, a la que le dijo. Hija creo que llegue muy tomada anoche y con la amiga que fui había varios hombres, al parecer por mi estado abusaron de mi ya que estoy toda adolorida de mis partes íntimas y tengo moretones en mis senos y pubis.
Mi hermana le dijo que si sabía quienes eran pusiera una denuncia. Mi madre Margarita le respondió que ignoraba nombres y quienes eran. Así que mi hermana le dijo que olvidara eso y que tal vez por caliente se acostó con algún hombre, teniendo todo eso como consecuencia.
Mi hermana como también no recordaba nada le dijo que cuando ella llego su esposo Fermín y yo habíamos ido a dormir. Así que si no quiere broncas con mi padre se debe quedar callada.
Así que tal vez mi madre terminó pensando que era una gran puta. Que rico la goce y bendito alcohol por permitirlo.
Que sabrosa esta mi madre Margarita.

 

cogerme a mi madre

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O