Sexo con mi cuñada

Sexo con mi cuñada

Soy casado tengo 34 años, mi mujer es alta, mas alta que yo, güera y robusta. Y aunque claro que así me gustan las mujeres, sucede que mi cuñada es chaparrita pero muy bien formadita. Ella apenas tiene los 24 pero tiene ya cuatro hijos y va para el quinto, pues sucede que ella ha tenido tres esposos distintos, y este último es el mas buena onda, de hecho viene siendo mi amigo. Resulta que llego la fecha de mi cumpleaños y la familia de mi esposa decidió hacerme un convivió; el esposo de mi cuñada estaba molesto pues a él no le han hecho nunca una fiesta o al menos una así de “grande”.

Mi cuñada de madrugada y mi fiesta de cumpleaños

Pues bueno él se emborrachó y se quedó dormido en la mesa, mi esposa y yo nos metimos a dormir al cuarto. El resto de la familia siguió conviviendo afuera y mi cuñado y mi cuñada se quedaron a dormir en una recámara. Me desperté a eso de las cuatro de la mañana y salí al baño, entonces al salir del baño en boxer me encontré a mi cuñada, en un short corto y una playerita que me dejaba ver sus pezones. Ella me dijo feliz cumpleaños cuñado y me abrazó, yo pude sentir sus pezones, y la abracé bajando las manos para tocarla, ella cerró los ojos y me besó, no podía creerlo la metí al baño la volteé contra la pared y le chupe el culo. Era un delicia ese delicioso culo, comencé a tocarle las tetas y le susurré al oído que la haría mía. Le pase la mano por su sexo, mientras la besaba desenfrenado, ella me pidió que fuéramos a su casa a una cuadra de ahí, allí estaríamos solos.

Mi cuñada me pidió que fuéramos para su casa

Salimos lo más rápido que pudimos, me pidió que me acostara en la cama y me puso su sexo en mi cara mientras me saltaba mientras le paseaba mi lengua. La puse en cuatro y le lamí el coño, que delicia, no podía dejar de chuparla solo sería mía una vez y necesitaba aprovecharlo al máximo. Pero ella comenzó a pedirlo, ya metémelo, ya mételo, repetía, quiere que lo bese le contesté y se volteó y me la mamó. Que bien se sentía, entonces me decidí pero me dijo que tenía una condición que quería que fuese por el culo pues temía su esposo se diera cuenta. No dudé en hacerlo, después de un tiempo logré lubricarlo pues no le había entregado su culo a ninguno de sus esposos. Estaba emocionado, iba a estrenar, pues al fin me la cogí, fue delicioso.

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O