¿Señora madura o joven tetona?

¿Señora madura o joven tetona?

Ser o no ser, madura o joven, tetona o tetuda, rasa o llana. Casarse o una follamiga. Porque al fin y al cabo, ante la duda la más peluda.

Ambas poseen una delantera que ni el Barsa de su buena época, ni el Madrid de la presente Liga. Y la mujer de moda de pasarela es como los malos equipos: sin delantera, sin centro campo y sin defensa. Más plana que Castilla la Mancha.

Pero hay quienes defienden la mujer de siempre, la lozana, las mozas del pueblo, o las mesoneras de posada. De las que te reciben con ropa de estar por casa y con las tetas abultando su jersey de lana. Mujeres de hace tiempo con curvas y tetonas. Peludas y sin maquillaje. De las que no dejan indiferente a ninguno ni a ninguna.

Deseos carnales femeninos escondidos y reprimidos

No hay que olvidar los deseos escondidos de muchas jovencitas que se dirigen para las maduras, que todas ellas hartas del acoso de pollas, se inclinan para su más freudoniano anhelo, oculto y no diagnosticado. El de chupar unas buenas tetas.

Jovencitas y no tan jóvenes que no han probado el pecho femenino y que por pudor al qué dirán, aún residen en la más oscura intimidad.
Para todas ellas y para todos aquellos que duden entre la juventud de unas senos descarados, emporrados y alocados de poligoneras; y la distinción, la calma, la lujuria, la joyería de una buena mesa, señora en la calle y puta en la cama; para todos aquellos dudosos, presentamos el gin y el gan, la noche y el día, la joven y la veterana.

Joven tetona versus señora tetuda: ésa es la duda

A la izquierda, la jovenzuela descarada con el futuro más negro que el cuarto de un vampiro y que el coño de una africana y con las tetas más claras que la amiga de Heidi, Clarita: se presenta Sandy. De buen pecho, sin vergüenza, con tabaco de liar o cigarrillos de la risa, poligonera sin recortes, exhibe sus armas naturales que no son pocas.
Y a la derecha, una señora de armas tomar y tetas para mamar, en casa y por la tarde. Rubia de pote o natural, qué más da, de buen culo, grandes tetas y un morbo que no se puede aguantar: Jaqueline, se muestra desnuda y con dos tetas las que tiene.
Ante su portátil, como queriendo decir, a mí me la vas a pegar con lo que llevo corrido, impresionante madura que combate con la joven choni tetona y descarada.
Para gustos las opiniones, y para creer, mejor ver.

      

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O