Bienvenido, visitante! [ Registrar | Acceder

Una mañana caliente al teléfono

Casadas insatisfechas 04/06/2018

Hola, como son muchos los que me dijeron que les dejara una foto, y sobre todo Victor, una de las tetas de frente. Estuvimos hablando todo el fin de semana al teléfono. Él es muy caliente desde que lo conocí, en una de esas webs de contacto. Tan solo quería conocer a alguien pero por teléfono, no en realidad, es decir, no quedando.
Lo cierto es que no tengo casi tiempo para quedar, y lo mejor era y es hablar por teléfono, con algún tio cachondo y que me guste. Me envió su foto y no estaba mal, está bastante fuerte y es muy hombre. La primera vez que hablamos estaba yo bastante nerviosa pero al final y tras veces de charlar, ya estoy más relajada.
Me gusta pasármelo bien, como éste mismo sábado. Me senté en mi sofá, y me llamó. Me dijo que estaba desnudo, que su mujer no estaba en casa y que tenía ganas de masturbarme, eso me puso bastante mala. Me dijo que se le estaba poniendo gorda solo de hablar conmigo, y que se la estaba tocando. Yo la imaginaba, grande, gorda y caliente. Automáticamente me empecé a tocar, bajé mis bragas y tendida como estaba en mi sofá, dejé tocar mi culo con el tacto suave del sofá. Estaba calentísima, él me decía que tenía ganas de tocarme las tetas, yo ya le dije que uso una 120, son unas tetas naturales, bien grandes. Le dije que cómo se le estaba poniendo el pene, si se le estaba poniendo dura. Al parecer la tenía lista para poder penetrarme. Seguiré…

61 visitas en total, hoy 1

Esposa caliente y desaprovechada I

Casadas insatisfechas 04/05/2018

amas de casa calientes

Lo primero que tengo que decir, es que quería agradecer sus comentarios, creía que nadie vería lo que publiqué. A Javier y Daniel. Soy una de esas amas de casa calientes que hay tantos pueblos y solo ellas lo saben.
Me excitan los relatos que leo, y pensé que puedo aportar mi experiencia. Desaprovechada como dije, no sé si por mi peso, soy gordita pero bien carnosa, tengo buenos senos y mi parte trasera rellena como mi delantera. Y últimamente bien cachonda. Soy una esposa caliente, una ama de casa que piensa más que lava, que imagina más que cocina; pondré una foto más de esta mañana, no está completa, aún tengo el pudor de una novata. La pondré entera si lo desean.
Cada mañana, y desde hace tiempo encuentro que me falta más, no estaba tan deseosa desde hacía mucho, pero en cuanto él se va a trabajar, no hago otra cosa que navegar y navegar, por internet para ver y ver. Fotos de todo tipo, y relatos eróticos. En vista de que gustó mi foto, me he hecho otra por si gusta, ya pondría alguna más.
Mi marido ya casi no me hace nada, tengo que recurrir a la imaginación, y tengo que decir que desde que apareció internet, me mojo más con el ordenador, que con mi marido. Me encantan ver comentarios, me excitan, sé que tendría que hacerlo realidad, y alguno casi me lo exige, pero de momento, espero lo entiendan, aún no puedo hacerlo.
Solo sé que tengo que masturbarme cada vez que leo sus comentarios y palabras calientes. A todos.

557 visitas en total, hoy 1

Esposa caliente y desaprovechada

Casadas insatisfechas 29/04/2018

esposa caliente

No sabía donde ubicar mi relato, el de una esposa caliente, desaprovechada y desatendida, no sabía ni por dónde empezar, en realidad aún no lo sé. Dejaré tan solo una foto mía de esta mañana, para seguir si ustedes lo desean. A todas las maduras anónimas como yo, desaprovechadas.

984 visitas en total, hoy 2

Madura insaciable

Casadas insatisfechas 20/02/2018

Madura insaciable siempre quiere más, envío fotos con dos tíos, pero me parece que aún quiere más. Sexo, mamadas, morbo y que la empotren, ¿o eso fue lo que mi amiga me dijo, que quería que la hicieran?. Eso fue.

63 visitas en total, hoy 0

Fotos de la casada insatisfecha relato

Casadas insatisfechas 20/02/2018

Incluyo unas fotos de mi relato, que aún falta por relatar, pero así ya las envío. Es una mamá caliente, que está instisfecha con el marido, y se va con otro de su familia.

140 visitas en total, hoy 2

Desnudas y en su camita es como me gusta verlas

Casadas insatisfechas, Ellas vestidas vs desnudas 29/01/2018

Una nueva entrega de fotos con un video XXX de madura de coño negro, para opinar de ellas vestidas y desnudas, nada que ver. Incluso hay alguna foto donde aparecen modositas y luego chupando y mamando verga. Quién puede pensar que detrás de esas inocentes caritas de ángel, mejillas sonrosadas de tocinito de cielo, un dulce apetitoso, se encuentran esos rudos y ásperos coños y chochos como el del vídeo. Solo hay que mirar para comprobar.

En su cama calentita

27 visitas en total, hoy 0

Masturbacion en coche que me pilló desprevenido

Casadas insatisfechas, Gordas 06/01/2018

Masturbacion en mi coche de una mujer? La verdad fue demasiado, en mi coche, con los tetones fuera, mis padres fuera y yo gozando. Volvíamos de vacaciones Se acabaron las vacaciones, y la joven Laura tenía ganas de volver a casa y mostrar su bronceado a sus amistades, a las íntimas y a las nuevas que esperaba hacer en lo que quedaba de verano, era muy extrovertida, pero con quien quería, la rebeldía de su edad le impedía hacer amistades con gente de mayor edad, sobre todo era reacia a hacer amistades con los conocidos de sus padres, aunque ya “había tenido en sus manos” a algún adulto a espaldas de todo el mundo, era su secreto mejor guardado, las pajas que hacía a señores de cierta edad para sacar algún que otro beneficio.

Masturbacion en coche con un calentón increíble

Así que aquella mañana estaba excitada, tanto que, tras ducharse para después adecentar su peludo pubis, se lo depiló, y le produjo tanta excitación que no dudó en acariciar lentamente su clítoris, paseando a continuación por los labios vaginales la yema de todos sus dedos, encontrando su interior bien empapado, pero no de agua, mojándose al mismo tiempo externamente, muy lentamente introducía uno… para a continuación meterse dos dedos, sintiendo como empezaba a moverse su ombligo subiendo y bajando, encharcando del todo sus dedos con sus propios fluidos, clavándose hasta donde podía sus dígitos, el que más le gustaba, el largo corazón, con tremendo cuidado para no autodesvirgarse, lentamente sentía como le llegaba el placer, trataba por todos los medios de evitar soltar uno de esos gemidos que tanto le gustaba, su familia continuaba haciendo las maletas en el exterior…

 

Su acelerada respiración le permitía oxigenarse por la boca abierta, soltando así un silencioso gemido tras otro, se empezó a mover de manera frenética, sentía el orgasmo muy cercano, tanto que de ese modo, para poder gozarlo del todo, se tumbó en el suelo, abrió las piernas hasta donde pudo y lentamente introdujo su dedo preferido, lo perdió de vista, estando a buen recaudo dentro de su cuerpo, movió diestramente la yema, sintiendo como la uña rozaba su interior, sintiendo caricias en su ya bien encontrado y manipulado punto G, para, al final, con sus piernas que estaban descontroladas, que se abrían y cerraban muy rápidamente, terminaron de atrapar el dedo y la mano completamente con sus muslos, disfrutando así de un orgasmo tremendo.

Masturbación real en el coche de recepcionista de hotel

Una vez que finalizó el disfrute, los temblores, el palpitar de sus labios y pudo abrir sus piernas de forma relajada, lentamente, sacaba lentamente su dedo, que goteaba de lo que había disfrutado, pues había emitido mucho flujo vaginal, mientras lo iba sacando sentía el roce con sus labios, todavía palpitantes, temblaban levemente, como queriendo indicarle que querían volver a gozar, y lo observó, brillante, deleitoso, y se lo acercó a la nariz, olía a juventud, ese olor a su propio sexo le encantaba, y muchas veces lo utilizaba, para evitar otros olores menos agradables, poniéndoselo sobre su labio a forma de bigote y aspirando para dentro lo justito que podía oler para satisfacer.

Caliente y en mi coche pensando en mi perro

En el momento que se adecentaba y arreglaba dentro de la discreción del baño, trataba de no secarse el dedo que tanto le había complacido, quería tener ese olor durante el resto del viaje de vuelta, se vistió con su minifalda y se puso la parte superior del bikini, tenía intención de seguir disfrutando durante el resto del camino, por lo que no se puso ropa interior por debajo, dejando al descubierto su recién pelado coño, con la discreción de que nadie supiera que por debajo no llevaba nada, a no ser que ella quisiera que lo vieran, sabía como hacerlo.

Y una vez en el coche, sus padres calcularon de quién tenían que despedirse, unos eran esos vecinos que a ella no le hacían gracia ninguna, siempre viajaban solos, no tenían hijos de su edad, pero tenían muy íntima relación y unión con sus padres, que no con ella, parecía que el odio era mutuo, tanto de esos vecinos hacia ella como a la inversa.

Mientras los padres entraron en el chalet a decir “adios”, ella se quedó en el auto, esperando, como siempre, cuidando de Chuky, el diminuto yorkshire mini al que tanto quería, y al que había enseñado cosas que ni el padre ni la madre conocían.

Como sabía que los padres tardarían lo justito para volver al coche, bajó las cortinillas que impedían que el sol calentara más de la cuenta el interior del vehículo, y una vez en la discreta oscuridad, empezó a hacer lo que hacía tantas veces cuando se encontraba a solas, solo que esta vez estaba en el coche, y no en la intimidad de su habitación, o en las soledades que tanto le permitían sus padres cuando estaba estudiando.

Llamó a Chuky, que se acomodó entre sus calientes y perfumados muslos, haciendo un pequeño giro, como su fuera a tumbarse, levantó la pierna derecha y la puso sobre el asiento, desplazó todo lo que pudo su pierna izquierda, dejando a la vista de su mascota y su hociquillo perruno sus todavía enrojecidos labios sexuales, de vez en cuando lanzaba una mirada hacia el exterior, comprobando que nadie pasaba por las cercanías, y Chuky empezó a trabajarse la parte que más le gustaba de su juvenil dueña, con su pequeña lengua lamía a velocidad de vértigo los recién depilados labios, eso era para el como beber de su recipiente del agua, además se veía que lo disfrutaba, también hay que decir que lo había dejado sediento a breve, para que pudiera beber de su interior.

Las delicias de sus lengüetazos eran increíbles

El pequeño caniche realizaba bien su trabajo, tropezaba a veces con su frío hocico, haciendo retroceder a la dueña de la fuente de la que estaba bebiendo y que tanto placer le estaba haciendo sentir, tanto era así que en breve iba a disfrutar de otro orgasmo, a sus espaldas sintió como si alguien intentara abrir la puerta del piloto, pero se había encargado de dejar el coche cerrado para no tener imprevistos ni con sus padres, estaba disfrutando a tope, tanto que ahora sí, sus gemidos eran algo más subidos de tono, Chuky estaba imparable y ella lo sabía gozar al límite de sus fuerzas, tanto que comenzó a moverse como si se estuviera follando una buena polla, de manera frenética tuvo un gran orgasmo, aunque volvía a estar saciada, quería más y más, así que con su faldita levantada, destapó con sus dedos la fundita que le tapaba el clítoris, fue el no va más, Chuky acertó de lleno en el botoncito y lamía, y lamía, ella se dio cuenta de una sombra que pasó a sus espaldas pero no le importaba ya nada, estaba en el séptimo cielo, disfrutando del placer que sentía, necesitaba que esa polla imaginaria le penetrase hasta el fondo, pero se conformaba con que la lengua de su mascota la llevara hasta el infinito, hasta el final, tanto fue así que esa imparable lengüita la volvió a hacer desplazarse hacia atrás del placer que se le avecinaba, de nuevo volvió a menearse sintiendo el orgasmo cercano, sudaba como si estuviera en una sauna y volvió a gozar del placentero gusto que da una lengua que se menea sin parar en esa parte de su cuerpo.

Ya relajada, echó la cabeza hacia atrás, agarró a Chuky, se volvió a sentar en posición normal, mientras se sentaba escuchó como si alguien golpeara el cristal de la ventana con un soniquete agradable.

Tuvo el tiempo justo para volver a posicionar su levantada minifalda en su lugar, dejar a un lado a su Yorkshire mini, descansando, pues también estaba agotado, y con un movimiento reflejo, abrir las puertas del coche al ver que se acercaban sus progenitores, mientras se sentaba su padre en su lugar como piloto, lo escuchar despotricar de las aves del lugar…

Padre: Malditas gaviotas… vaya la cagada que debe acabar de echar una de ellas en la ventana trasera, ahí donde está Laura sentada, y debe ser ahora mismo pues todavía chorrea el líquido de la mierda, malditas aves… ya podían cagar en otro sitio…

Ella, Laura, mientras escuchaba a su padre disparatar sobre las acuáticas gaviotas recordó que en algún momento había escuchado algún que otro porrazo en sus cercanías, levantó las cortinillas que la habían mantenido en su intimidad dentro del auto y… observó como una gran cantidad de líquido blanquecino resbalaba desde la parte superior hacia el bajo del cristal de la ventana donde tenía apoyada su espalda, también observó al lejos, a un muchacho que se paseaba la lengua por sus labios mientras aplastaba con suavidad su mano en sus genitales…

Viendo el espectáculo y sabiendo que el muchacho se había corrido gracias a lo que había visto y por lo tanto lo había tenido a menos de medio metro, con cierto disimulo, acercó la lengua, dentro del auto a ese líquido que resbalaba, e hizo como que lo lamía, el muchacho lo vio y se puso a disparatar como un loco, llamándola desde puta hasta lo más obsceno que sabía decir.

No es de extrañar, que el padre se asombró de la actitud de ese muchacho, pensó que había mucho loco en el mundo, sin saber de lo que era capaz su hija, emprendió la marcha y pusieron rumbo a su hogar después de esa linda experiencia para nuestra pervertida jovencita.

24 visitas en total, hoy 0

Follando con la madre de mi amigo II

Casadas insatisfechas, Relatos Salvajes 18/12/2017

Sus respuestas eran solo gemidos, follando con la madre de mi amigo, los cuales no dejaban de empalmarme, ya no sentía mi miembro de lo duro que estaba y creo que ella lo notaba. Seguí bajando por sus piernas, firmes y suaves al tacto, al llegar a sus pies comencé a masajearlos y de repente ella se volteó diciéndome “así va a ser más cómodo”. Lo primero que hice al ver que se dio vuelta fue ver sus senos, eran hermosos, como ella, no grandes pero tenía unos pezones maravillosos, de un rosado oscuro, ella me miró, me vio hipnotizado y sonrió “¿nunca viste unas tetas?” me dijo. “Si, pero no tan hermosas” le conteste y seguí masajeando sus piernas, esta vez hacia arriba. No dejaba de mirarle la cara y ver como sonreía, cuando llegué a su vagina (que tenía tapada con la tanga) se me cortó la respiración la acaricié con mis manos y seguí subiendo, pasé por su vientre y poco a poco acercaba mi rostro o respiración a su piel. A cada una de mi exhalación ella respondía con un exaltamiento. Mis manos se acercaron a sus bustos y comencé a masajearlos, María Elena puso sus manos sobre las mías y soltaba gemidos, y flexionó sus piernas para dejarme entre ellas. Mientras le masajeaba los senos y ella correspondía le besaba el vientre e iba subiendo, cuando llegué a la zona de sus pechos con mi boca nos miramos y nos sonreímos, solté uno de sus pechos y pasé a succionarlo.

Ese gemido follando con la madre de mi amigo de placer

Un gemido fuerte salió de ella, presionó sus piernas sujetándome para que no me moviera. Que delicia de pezón, de teta, me sentí un bebé que por primera vez estaba siendo amamantado; no sé cuánto tiempo estuve ahí, lo que sí sé es que cuando sentí su pezón bien duro cambié de seno para poder tener comida bien esas dos tetas hermosas. Esos dos timbres pasaron a ser completamente míos. Dejé de mamarle los senos y me dediqué a besarla, ella me sujetó de mi nuca haciendo que no pueda separar mi boca de ella mientras con sus piernas me envolvió las caderas haciendo que se peguen nuestras partes erógenas.

Esposa y madre follada por amigo del hijo II

Me soltó, nos miramos y nos rendimos el uno al otro.

Nos separamos, bajé mis manos y tomé su tanga, acerqué mi cara y empecé a besarle la pelvis. Mientras le bajaba la tanga iba bajando mis besos pasando por su Monte de Venus, cuando llegué a su clítoris mi lengua salió para saborearlo. Estaba completamente mojada y con mi lengua me dediqué a secarla, aunque cada vez se mojaba más. Sus gemidos me ponían más y más excitado, la penetré con mis dedos y ella me sujeto la cabeza para que no la separe de su zona. Así hice lamí su clítoris mientras penetraba su vagina con mis dedos y sentía como cada vez se mojaba más y más, hasta que me agarró fuertemente, me presionó contra su vulva y me acabó en la boca, no podía creer que me había acabado, fue algo increíble. Acto seguido le pasé dos veces más la lengua para secar un poco y para volver a saborear su delicioso néctar. Volví a besarle la boca, me devolvió el beso y me dijo “ahora me toca a mí” y se me levantó para bajarme el pantalón, al hacerlo salió al descubierto mi miembro (no voy a hacerme el actor porno, para mí es un miembro normal mis medidas son de 20 x 6 cm.). Me miró y con una sonrisa pervertida abrió su boca y empezó a sobarme el glande con mucha cara de placer y gozo. Me pajeó y me la chupó de una manera excepcional, yo estaba tan caliente que no puede aguantar mucho más y acabé; esta vez me tocó a mi acabar en su boca. María Elena, con todo mi semen en su boca, me miró y me dijo “Esto es para vos” y se tragó toda mi leche, ni bien tragó abrió su boca para demostrar que no quedaba rastro y agregó “Que maravilloso y delicioso regalo me diste, me gustaría desayunarlo todos los días, o tomar un poco antes de dormir”. La volteé boca arriba en la cama y le dije “Lo vas a tener siempre que se pueda”. Y seguí follando con la madre de mi amigo.

“¿Estas lista para pasar el punto sin retorno?” le pregunté, a lo cual ella respondió con una sonrisa y un beso en mi boca. Ahí empecé a acercar mi glande a su vagina, ahí poco a poco hacía el juego del entrar y salir. Ella me envolvió con sus piernas para que deje de jugar y así entre por completo. Seguimos haciendo el amor un tiempo cambiamos 2 veces de posiciones (no muy rebuscadas, ya que lo que buscamos era el sentirnos el uno al otro) y en un momento hablamos y ambos dijimos que estábamos a punto de acabar nuevamente, nos miramos. Con mi mirada estaba preguntando donde quería que acabe y la interpretó de maravilla esa pregunta, su respuesta fue “acabame adentro, no hay problema, tomo pastillas”. Seguimos 2 minutos más y no soportamos más. Acabamos al unísono.

Madre follada a lo bestia por el amigo del hijo

Luego de eso nos miramos, miramos el reloj y vimos que eran casi las 12:30, en breve llegaban los chicos y su marido, así que nos vestimos y cada uno quedo en su habitación recostado recordando lo sucedido.

El día continuó de manera normal, salí a entrenar con Francisco y ella se encargo de los chicos. Esa misma noche (la última de ese fin de semana), cuando ya todos dormían y yo estaba en mi habitación, se abrió la puerta y ahí estaba ella, si María Elena estaba sobre el marco de la puerta vestida con una musculosa negra y una tanga (las que parecen un hilo) del mismo color. Me miró con miedo, como si fuera un chico que sabe que hizo una travesura.

Madre tetona follada sin miramientos por el joven amigo del hijo I

 

– Vení, entra maru. ¿Qué te pasa?
– Es que, no sé si está bien que me pase esto con vos. Digo, mirate a vos, alguien joven y tan lindo, y mirame a mí, una vieja gorda.
– No digas eso, para nada sos vieja, y menos gorda, apenas llegas a los 34 y de gorda no tenes nada, sos hermosa.
– ¿Te parece?
– Si, y lo firmo donde quieras.
– ¿No tuviste sexo conmigo solo porque estabas caliente hoy?
– No, es que no tuve sexo con vos.
– ¿No?
– No, hice el amor. Me tenés completamente perdido por vos. Hace tiempo que desde que te tengo cerca no puedo estar cerca de ti sin exaltarme.
– No puedo creer lo que escucho. – Se sonrió y sonrojó. – Siempre esperé escucharlo pero jamás imaginé que fueras vos quien me lo dijera.
– ¿Por qué? – Me acerqué para hacerla entrar y cerrar la puerta.
– Porque pensé que jamás podrías mirarme. O sea, tengo una sobrina que es modelo y es solo un poco más joven que vos, yo te llevo 15 años, me siento una depravada al mirarte o pensar en vos. Pero lo que me sucedió hoy hizo que me diera cuenta que me volvés loca, me encantás, me fascinás, creo que hoy me di cuenta que me enamoré de vos sin quererlo o saberlo.
– Eh… No sé qué decirte, ni como decírtelo, me dejaste mudo. A mí me tenés loco desde que te conocí.

María me calló con un beso. Un maravilloso beso. Por más que le saco como 20 cm ella empezó a empujarme y llevarme a mi cama. Me tiró en ella y se subió encima de mío, comenzó a acariciarme y besarme desde la boca hasta llegar a mi estómago. Ahí mismo me senté y la besé en la boca, la acaricié por los hombros, pasé a su cuello y cara, de ahí la recosté en la cama y fui bajando mis besos hasta llegar a su pecho, con mis manos empecé a levantarle la musculosa que tenia y dejé sus senos libres para ocuparlos uno con mi mano y el otro con mi boca, QUE DELICIA. Soltó un gemido y me volteó para quedar ella encima de mí nuevamente.

Tragándola entera sin parar y chillona a reventar

Volvió a besarme y poco a poco fue bajando y quitándome mi bóxer, dejando al descubierto mi miembro, me miró con cara pícara y esbozó una sonrisa, agarró mi pene y lo introdujo en su boca. Fue una sensación indescriptible, me sentí en el paraíso. Volvió a mirarme de una forma muy sexy, tomó sus hermosas tetas y con ellas envolvió mi pija comenzando a hacerme una paja turca y cada vez que mi glande salía de entre sus senos ella lo engullía o le pasaba su lengua. Así no pude soportar mucho cuando le avisé que iba a acabar, ella se apuró y puso mi glande es su boca e ingirió todo mi semen, sin derrochar una sola gota se tragó todo.

Madre tetona follada por las dos pollas y chupando

follando con la madre

follando con la madre

Cuando me mostró que había engullido toda mi acabada, sonrió y me dijo “ahora le toca a mi otra boca el disfrutarte” mientras se sacaba la tanga. Me paré y la recosté en mi cama y froté mi pene con su vagina, pasando mi glande por su clítoris (cosa que la hacía gemir) hasta casi penetrarla, solo para que se moje más de lo que ya estaba. Estuve haciendo eso poco tiempo ya que me envolvió con sus piernas y me dijo “PONEMELA YA, QUIERO TU PIJA DENTRO MIO AHORA” y la penetré, soltó un suspiro de placer y liberación. Comenzamos a entregarnos el uno al otro.

Fuimos cambiando posiciones, misionero, ella arriba, en una silla, hasta que llegó el momento, nos estábamos por correr los dos juntos, en ese momento la tiré nuevamente en la cama y la mire a los ojos diciéndole que estaba por acabar, a lo que ella me contestó que también estaba a punto de hacerlo y que por favor acabe dentro de ella. Unos instantes después nos miramos a los ojos y acabamos los dos al unísono, yo dentro de ella y ella conmigo dentro y aferrándome para que no saliera con las piernas. Al terminar de soltar mi última gota, nuestras vistas se cruzaron, sonreímos y dijimos juntos “Te amo”, luego nos besamos unos minutos más.

Salí de su interior y vi que unas gotas estaban escurriéndose, ella se paso la mano para limpiarse y se la llevó a la boca, me dijo “está deliciosa, si no tomara pastillas, seguramente me habrías embarazado con toda esta cantidad”. Se vistió, volvió a besarme y se retiró a su cuarto. Minutos después me llegó un mensaje al celular, era de ella, que decía más o menos así “Gracias por tan maravillosa noche, me encantó, no voy a olvidarla nunca, ojalá se repita. Quiero que sepas que no voy a dejar que tus nenes se vayan pronto de mi interior. Va a ser complicado mirarte mañana mientas estamos volviendo sin tener el impulso de besarte. Era estar follando con la madre de mi amigo. Espero que no quieras dejar de ser mi entrenador personal jajaja”. Le contesté que yo seguiría entrenándola en la ciudad si ella quiere.

Volvimos para nuestras casas, y eso se repitió una y otra vez. Follarme a esa mujer madura con culo grande y coño caliente, no tiene precio.

21 visitas en total, hoy 0

Latina tetona gozosa follando

Casadas insatisfechas 14/12/2017

Era mi primer vídeo que veía, un vídeo porno de una mujer, no acostumbro a ver a mujeres haciéndolo pero esta vez quería verlo. Una madura, yo tengo 26 años, y solo he tenido experiencias sexuales con chicos, pero me picaba la curiosidad. Toda una mujer, tetona, latina, y bien cachonda así que me puse el vídeo porno, el mismo que aquí dejo.

Latina tetona morena follando sin parar

Follando sin parar y tetona como es, no pude parar de mirarla, quizás se puede entender mi calentura.

Cogí mi vibrador gordo al ver la tetona

No pude hacer otra cosa que ponerme cachonda, las tetas gordas ya me excitaron, luego verle el coño bien gordo y caliente, el mío también se puso así. Yo soy rellenita, más bien gorda, con buenas tetas y un chocho bien peludo y grande. Se me erizaron todos los pelos, me puse con ganas de tetas más que de polla (y es de extrañar), y no pude aguantar.

Me follé una y otra vez con el vibrador

Un vibrador que tengo hace poco que me regalaron en una despedida de soltera lo cogí, para que hiciera las veces de una polla. Me lo pasé suave por mis hinchados labios mayores y menores, me puse bien perra como nunca. Solo quería a una mujer, pero no la tenía así que me puse más vídeos XXX de tías en pelotas. No sé si contar más, pero os dejo para terminar el vídeo que tuve que mirar.

Después de esto estoy cachondísima, ver estas tías con tetas gordas, unas en la playa y las otras en plena acción, me dan hasta envidia a pesar de que mis tetas no son nada pequeñas. Pero me calienta ver como les gustan tanto follar y moverse. Increíbles. (Una lectora más)

27 visitas en total, hoy 0

Page 1 of 21 2

Enlaces patrocinados

  • DESTACA tu post patrocinado/relato

    por el 10/04/2018 - 1 Comentarios

    Destaca tu post patrocinado/relato por encima de todos. Siempre estará arriba. Dos enlaces/dos palabras a tu web. Solicita información. ¿QUIERES VER TU BANNER O PUBLICIDAD AQUÍ?  

  • una paja a mi sobrino

    le hice una paja a mi sobrino

    por el 02/05/2018 - 1 Comentarios

    Yo estaba con mi hermana una tarde hablando de nuestros hijos Tengo 26 años, soy madre soltera de un único hijo llamado Juan, de 9 años Mi hermana tiene 32, y tiene un hijo de 13, Brian De pronto ella tocó un tema muy delicado. Empezó a hablar de que Brian ya se masturbaba Yo […]

  • esposa caliente

    Esposa caliente y desaprovechada

    por el 29/04/2018 - 4 Comentarios

    No sabía donde ubicar mi relato, el de una esposa caliente, desaprovechada y desatendida, no sabía ni por dónde empezar, en realidad aún no lo sé. Dejaré tan solo una foto mía de esta mañana, para seguir si ustedes lo desean. A todas las maduras anónimas como yo, desaprovechadas.

  • amas de casa calientes

    Esposa caliente y desaprovechada I

    por el 04/05/2018 - 1 Comentarios

    Lo primero que tengo que decir, es que quería agradecer sus comentarios, creía que nadie vería lo que publiqué. A Javier y Daniel. Soy una de esas amas de casa calientes que hay tantos pueblos y solo ellas lo saben. Me excitan los relatos que leo, y pensé que puedo aportar mi experiencia. Desaprovechada como […]

  • Mis bragas usadas

    Fotos íntimas de bragas usadas

    por el 09/05/2018 - 0 Comentarios

    Con cincuenta y dos años, con mis bragas usadas sucias, y excitada como siempre que veo fotos o leo algún relato, o veo algún vídeo, aprovecho para contribuir a este fetichismo que muchos tienen por las bragas, bragas usadas mis braguitas puestas, con algunas fotos que me hizo mi esposo, para Vds, espero les gusten, […]

  • Me abandonó y se fue con una escort

    por el 11/04/2018 - 0 Comentarios

    Me llamo Laura estoy casada hace muchos años, ya ni me acuerdo, pero muchos. Mis redondas formas así lo confirman. En la foto que desentona, la rellenita y tetona, se me puede ver, al trasluz, ahí estoy; las otras fotos, mi imaginación que vuela, rubia, guapa, delgada es la que yo creo que esa noche […]

Escribe aquí tu búsqueda …

Solicita tu post patrocinado

Gane dinero con Facebook

make-money-234x60-2

¿Eres mayor de edad?

Este sitio web provee acceso a material, información, opinión, contenido y comentarios que incluyen material sexualmente explícito (colectivamente, el “Material Sexualmente Explicito“). Todas las personas al acceder a este sitio deben tener 18 años de edad ó la edad de mayoría en cada jurisdicción en la cuál usted vaya ó pueda ver el Material Sexualmente Explícito, sea cual sea la mayoría (la “Edad de Mayoría”). Usted no puede acceder a este sitio si el Material Sexualmente Explicito le ofende ó si ver Material Sexualmente Explicito no es legal en la comunidad en la cuál usted escoja acceder vía este sitio web.

SI ESTÁS AQUÍ BUSCANDO PORNOGRAFÍA INFANTIL, VETE. NO HAY PORNOGRAFÍA INFANTIL EN ESTE SITIO WEB. NOSOTROS ENTREGAREMOS A LAS AUTORIDADES Y AYUDAREMOS A LA PERSECUCIÓN DE CUALQUIERA QUE ATENTE A EXPLOTAR LOS JOVENES E INOCENTES.

Confirma tu edadAcepta nuestras cookies
El Permiso para ingresar este sitio web y acceder al contenido provisto a través de éste está estrictamente limitado a adultos conscientes quienes afirmen bajo juramento y sujeto a penalidades de perjurio bajo el título 28 U.S.C. § 1746 y otros estatutos aplicables y leyes, que las siguientes declaraciones sean todas verdaderas:

– Soy un ADULTO que ha alcanzado la Mayoría de Edad en mi jurisdicción y dónde estoy escogiendo ver el Material Sexualmente Explicito accediendo a este sitio web;
– Deseo recibir/ver Material Sexualmente Explicitio y creo que los actos sexuales entre adultos concientes no son ofensivos u obcenos;
– No expondré a menores ó cualquiera que pueda ser ofendido
– Acepto que esta Advertencia y Afirmación constituye un acuerdo jurídicamente vinculante entre mi persona y el sitio web y que es gobernado por las Firmas Electrónicas en Acto de Comercio Nacional y Global (comúnmente conocido como el “E-Sign Act”), 15 U.S.C. § 7000, et seq., Al ingresar al sitio, estoy indicando mi aceptación a ser vinculado por lo dicho arriba y por los Términos y Condiciones del sitio y afirmativamente adopto la línea de firma de abajo como mi firma y la manifestación de mi consentimiento.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para “permitir cookies” y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en “Aceptar” estarás dando tu consentimiento a esto. Más información aquí

Si todas éstas condiciones se aplican a usted, y a usted le gustaría continuar, se le da permiso para ingresar. Si cualquiera de estas condiciones no se aplican a usted, ó usted preferiría no continuar, por favor salga ahora.

º
error: Contenido protegido !!