PROFESORES (CON EL DE ESPAÑOL) Vol. 3

PROFESORES (CON EL DE ESPAÑOL) Vol. 3

《Nunca lo he hecho, pero contigo valdrá la pena》

Hoy los vuelvo a saludar, me gustaría contarles una nueva historia, esta vez con mi profesor de Español. Esto fue lo que pasó con uno de mis profesores, el único que me hizo sentir algo especial y movió todos mis sentimientos.

…3 SEMESTRES ATRÁS…

Era un día normal, como todos solo que era viernes y los viernes a la penúltima de las horas del horario de 3er semestre, nos tocaba español.
Ese día solo fuimos 5 personas de 15, pues las vacaciones ya estaban a punto de comenzar y nadie quería ir a la escuela, pero no fue mi caso.
El profesor Pepe, no era totalmente guapo, tenía la barba poco poblada y el cabello rizado recogido con unos pasadores para el pelo. Ese día llevaba puestos unos pantalones de mezclilla, una camisa color café oscuro y unos tenis blancos, nunca me había excitado como tal pero se le veía agraciado.
-Muchachos no vale la pena gastar el tiempo, pueden retirarse.
Todos mis compañeros lo hicieron, mi mejor amigo no fue por lo que me propuse salir.
-Espérame, por favor, tengo que decirte algo- dijo.
-¿Que pasa?
-¿Es cierto lo que paso con el de Psicología?
Me puse nervioso y poco a poco asentí.
-No te preocupes, solo lo se yo.
-A que se refiere.
-Que él me lo contó todo.
-¿Y se lo ha dicho a alguien más?
-No lo se, pero estoy aquí para apoyarte en todo.
Dentro de mi nerviosismo comencé a excitarme.
-Profe…-dije.
-Mande.
-Tengo un problema con los profesores, me da por cogerlos, por lo menos de aquí solo me he cogido al de psicología y por fuera a uno de matemáticas, pero no se como controlarlo.
-No, no pasa nada, solo ten cuidado con el de física o con el de Artes por que ellos no te lo pasarían y harían todo lo posible para que salgas.
-¿Y usted?
-Yo no.. yo lo que quiero es…
-Es gay
-No pero….
-¡Pero que!- grité
-Pero me gustaría intentar una relación.
Me espante totalmente, no pensaba tener una relación con alguien menos con alguien mucho mayor que yo.
-No- mencionó- no te alarmes, lo que quiero es que me enseñes.
-¿Como?
– Enséñame lo que sabes del sexo.
-Esta bien -me dispuse.
-Pero antes, ¿me permitirías besarte?
-Claro, soy todo suyo.
Y me comenzó a besar, lento y delicadamente.
Poco a poco metimos lengua, pero de pronto nos separamos
-Falta cerrar la puerta.
No podía creer lo que estaba pasando.
Le puso seguro a la puerta y lo atasco con una silla, los del aseo limpiaban a las 4 de la tarde y era poco probable que llegara uno, además no había cámaras. Luego cerro las ventanas.
El profesor llegó de nuevo a mi lugar y continuamos besándonos por otra tanda de minutos. Después tome la iniciativa y le agarre el paquete. Él rápidamente reaccionó y se separó.
-¿Estás seguro?
-Más que nunca- respondí.
-Nunca lo he hecho, pero contigo valdrá la pena -contestó.
Entonces procedí, lo continué besando y me arrodillé a la altura de su pene, le baje el bóxer y dejó ver una enorme verga de unos 29 cm dormida y gruesa, todo estaba lleno de vello y se la comencé a mamar. Poco a poco, ni con el de psicología, ni con el de matemáticas había experimentado tanto, sus penes eran grandes pero jamás como para ahogarme, esta vez todo era diferente, tanto que se me olvido que no traía condones.

Después de una larga y rica mamada en su pene de ahora unos 35 cm, me desvestí y lo mismo hice con él, dejándolo solo con sus tenis blancos, lo mismo hice yo. Lo seguí besando y me dijo.
-No traigo condón ¿Tú traes?
A lo que respondí negativamente.
-¿Quieres hacerlo a pelo?
Inseguro, respondí que sí, no era responsable de mi parte, pero tanta era mi excitación que no me pude resistir.
-Hágalo, y duro, lo más duro que pueda.
-¿Seguro?
-Sí.
Me puse a pensar en ese instante y fue él único profesor que me trato bien, pensando en mí (o eso creía), aún así fue el único que me preguntó si en verdad lo quería hacer…
En medio de mis pensamientos, me tumbó al escritorio, dejándome frente a su rostro, cuando de pronto sentí un enorme dolor en mi ano, algo que jamás había sentido, no pude evitar gemir, pero el no hizo nada para impedirlo, le dió más y más duro, yo lo disfrutaba, y mucho, guarde silencio para evitar sospechas y me siguió dando su gruesa verga.
-¿Te gusta? -preguntó entre gemidos.
-Sí, béseme y escúpame -dije morbosamente.
Eso hizo, me pidió abrir la boca y en ese instante me escupió, para después besarme intensamente.
Yo sentía ya mucho placer y pasados ya unos largos minutos me interrumpió.
-Me voy a correr.
-Corrase adentro porfavor.
Y sin mas preguntas, sentí de pronto un líquido caliente dentro de mí, después sentí como salía de mi ano, él saco su pene y me lo dio a mamar.
Su sabor era dulce y no dude en mamarlo lo más fuerte incluso casí me ahogo. Después fu a mi ano y lo chupo hasta extraer toda la leche que derramó.
Yo seguía masturbandome, pero él me interrumpió con su mano y prisiguió con el acto hasta correrme, y le puse mi pene en la cara, algo que jamás había hecho, sentí su caliente boca en mi pene y el lo disfrutaba tanto como yo. Se puso de pie y continuamos el beso.

Pasó el tiempo y comenzamos a tener una relación discretamente, él era muy buena persona, pero no funcionó tanto la relación por estar a escondidas algo que no terminó de gustarnos a ninguno de los dos, aún así en la actualidad seguimos viéndonos, no para tener sexo, como en nuestro noviazgo, sino que hoy por hoy somos muy buenos amigos, su pareja es un hombre y yo le sigo dando consejos en el sexo, no teniéndolo sino explicándole. Aún así nunca voy a olvidar su buen trato y que fue él único con quien me sentí seguro♡.

♧FIN (PROFESORES)♧

○PRÓXIMAMENTE○

VIDA COTIDIANA (PARTE 1- EL SACERDOTE DE LA COMUNIDAD)

■LOS NOMBRES USADOS EN ESTA HISTORIA SON TOTALMENTE FICTICIOS, CUALQUIER COINCIDENCIA CON LA REALIDAD NO SON RESPONSABILIDAD DEL AUTOR■

♡◇♤♧☆

Leave a Comment