Pensativa y apoyada en la pared

Pensativa y apoyada en la pared

Estaba pensativa en la pared, apoyada y sin motivo. Nadie me podía consolar, solo una imagen me venía al recuerdo y era su presencia. La presencia de él que nunca la pude tener más, con la que siempre soñé y la que siempre deseé. Ahora ya no le puedo decir nada.

Morena tetona española

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O