Mi madre me desea

Mi madre me desea

Tenía meses que me di cuenta de algo inusual en mi madre.

Ciertamente al principio me disgustaba y hasta cierto punto me incomodaban las miradas de mi madre, eran muy discretas pero no quería asimilar nada y ni pensar más allá de lo que no era.

Una tarde metido en mi cuarto mirando el reloj y pensando la situación, esas miradas de mi madre dejaron de incomodarme, y en mi mente empezó una lucha entre un cierto morbo y deseo, contra la moralidad establecida familiar, era mi madre.
Pero, recordar esa mirada muy discreta sobrepuesta sobre mi cuerpo, sobre mis entrepiernas…me estaba causando cierto placer mental.

Esa tarde estuve pensando no en una suposición mía, si no en una realidad visible; mi madre me deseaba, al menos eso sentía por sus miradas.

A partir de esa tarde y de ese día, todo cambió.

Si mi mamá quería probar y sentir la verga de su hijo adentro, y que le llenara de mocos su panocha pues ya estaba dispuesto a cogérmela.

La verdad no tenia ni idea como dar el primer paso, ciertamente aun sentía algo de respeto y moral por mi madre.

Pero sabia también que tenia que aumentarle más a mí mamá ese deseo de verme y observarme.

Tenemos un patio en la casa y ahí tenemos el único baño, que por cierto no tiene puerta si no una cortina. Ahí comenzaría mi parte.

Un sábado mi madre fue al hospital a ver a mi tía que acababa de parir un hijo. Eran como las 3 pm cuando le marque a mi tío preguntando por el nuevo bebé, mi tía y al igual por mi mamá, y me dijo que desde las 2 pm ya se había regresado para la casa.

Mi mamá ya no tardaba en llegar a casa. Así, qué, encendí el estéreo a todo volumen, me subí a la azotea esperando si veía llegar a mi madre, no pasaron más de 30 minutos cuando vi que venia bajando del camión de pasajeros, cuando me fui al baño a fingir bañarme. Pero deje entre abierta la cortina y previamente había practicado con el espejo grande posiciones de tal forma que mi madre al pasar me viera desnudo y la verga.

Por el escándalo del estéreo y la música apenas alcance a escuchar cuando mi mama cerro la puerta de la calle y me puse a cantar mientras me enjabonaba de perfil hacia la cortina, supuse que mi mamá o ya había pasado de largo, o se detuvo observándome mientras me enjabonaba.
De repente escuche en voz alta: Ya llegue!!! (Estaba todo enjabonado de la cara con los ojos cerrados) y al voltear hacia la cortina por lo entre abierto, vi la mirada de mi mamá clavada en mi pitote, y según yo al percatarme de que me estaba viendo, me volteé para darle la espalda y simule caerme resbalándome con un pedazo de jabón pequeño pegado al piso y zaz!!! Me caí.
Di un grito, y mi madre entro inmediatamente al baño: Ohhh hijo… estas bien? Se acerco a mí, me jalo del abrazo para levantarme pero se resbalaba por la mucha cantidad de shampoo sin diluir en mi piel, y como pude hice tardarme en levantarme y quejándome del golpe por la caída a la misma vez que me quejaba de mis ojos que no podía abrir muy bien por el jabón.

Mi madre tomo el recipiente y comenzó a échame agua en el cuerpo y con su otra mano a quitarme el exceso de jabón, me levante con su ayuda.

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O