Mi hermana sin trabajo y en casa

Mi hermana sin trabajo y en casa

Somos dos hermanos que no llegamos todavía a los veinte años, con nuestros estudios pero sin trabajo, y pasamos el día en casa mirando de buscar algún empleo favorable. Mi hermana, mucho más lista que yo, no encuentra nada de lo que estudió. Lo que sí nos gusta, cuando nuestros padres se van, es intimar entre nosotros.
Ella y yo, nos llevamos a la perfección, nos contamos nuestras cosas y si ella queda con alguno o no queda con nadie. No es de las puritanas, ya tiene alguna experiencia con amigos. Pero nosotros dos nos divertimos, y puestos a esta pobreza tanto sentimental como laboral, nos divertimos en casa.
Ella es morena, de mediana estatura, tetas pequeñas y un conejito muy apetecible. Se lo he visto mil veces. Y le hago nos hacemos fotos cuando nuestros padres se van. No saben que nos llevamos tan bien.

Fotos caseras gratis de hermana sin trabajo

Nunca hemos pasado de fotos o algún que otro toqueteo, pero estamos pensando en ir más allá. Nos vemos vídeos porno juntos, de parejas cogiendo, de fotos caseras gratis de chicas desnudas, en culioneros o las que sean. Y la verdad que me pongo cachondo cuando la veo tan juguetona y pidiendo guerra. Pero claro, somos hermanos y de momento no hay nada más.
Ella es muy sensual, en nuestras literas como una gata se me pone mirando o la echo fotos medio dormida desnuda. A veces me la querría coger pero no quiero hacerlo por ese tabú o cosa prohibida.
La verdad que su cuerpo joven me gusta verlo y ya me ha visto excitado más de una vez, y se ríe. Bueno, todo será algún día hacer algo para satisfacerme.
Se pone caliente verse desnuda en las fotos, los selfies, o las que yo le hago. Con él móvil, le gusta calentar a sus amigos, y escucharlos cómo se hacen pajas por teléfono, es muy morbosa.

Desnuda en la litera de casa amateur por la mañana

Ya le he dicho que si no encuentra trabajo de lo que ha estudiado se podría poner a trabajar en una linea erótica de esas calientes, ella tiene una bonita voz y bueno, el cuerpo, ya ni hablar. Toda una joven seductora. Es como esas vecinitas que siempre has querido tener, para verla cada mañana en el ascensor; o de las que te cruzas en la escalera y estas bien buenas. Es algo así.
Bueno, ya veremos lo que hacer, de momento me gusta verla desnuda. Y algún día quién sabe si podemos coger, cuando no estén nuestros padres.


Leave a Comment