MADRE AMANTE 5 (EL CLUB DEL INCESTO, LA HISTORIA DE PEDRO Y AZULINA)

MADRE AMANTE 5 (EL CLUB DEL INCESTO, LA HISTORIA DE PEDRO Y AZULINA)

MADRE AMANTE 5 (EL CLUB DEL INCESTO, LA HISTORIA DE PEDRO Y AZULINA)
Además de traer de Brasil el grato recuerdo de Edson e Isaura, nuestro amigos nos dieron algunos correos de parejas de distintas partes del mundo que practicaban sexo , madre e hijo, padre e hija, tío y sobrina, hermano y hermana, etc. etc. A nuestros amigos les encanta intercambiar experiencias webcam con parejas similares, y así fueron tejiendo una red privada interesante a la cual nos invitaron a participar. Además de sexo, había también entre las parejas una comunicación enriquecedora acerca de los avatares que cada una de éstas debía afrontar para llevar adelante su relación secreta. Era interesante conocer como otras personas vivían y sentían esa relación más allá del sexo. Edson me dijo: “Patricia, somos más de lo que supones”. Cuando regresamos a nuestro país además de seguir conectados vía webcam con Edson e Isaura comenzamos a contactarnos con gente de los cinco continentes y fue allí donde asumimos la real dimensión que Juan y yo no éramos especímenes raros o retorcidos, éramos un punto perdido en el vasto universo de las relaciones incestuosas, aunque existen países donde el incesto no está penado como ser España, Estados Unidos, Japón, Suecia, Portugal etc. Tenemos muchos amigos en España en nuestra misma situación y nos favorece la afinidad del idioma, pero igualmente compartimos webcam con gente de todo el mundo.
Nuestro 1er gran aporte al grupo fue con una pareja de hermanos de Madrid con la cual mantuvimos horas de extenso diálogo vía webcam y que finalmente decidieron dar el paso. Durante dos meses con mucho diálogo y sin demostraciones de sexo explícito Pedro y Azulina, jóvenes hermanos biológicos, comenzaron a tener relaciones consentidas y si prejuicios. Ellos se contactaban muy seguido para preguntarnos como logramos vencer nuestros propios miedos respecto a coger siendo madre e hijo. Pedro y Azulina son dos hermanos que como toda la juventud europea tiende a ser muy promiscua y desinhibida, pero también son muy unidos en lo afectivo. Nos contaron que una noche volvieron de una fiesta medio drogados con bastante alcohol y algo que comenzó como juego terminó con sexo entre ambos. Luego de ese hecho estaban desorientados y con mucho complejo de culpas aunque esa relación estuvo consentida, pero de lo que si estaban seguros que ambos habían tenido el mejor sexo de sus vidas y no podían procesar esa afinidad, no alcanzaban a entender porque había entre ambos esa necesidad de volver a repetir sin drogas ni alcohol aquella experiencia. No voy a detallar los extensos diálogos entre Pedro-Azulina y Juan y yo que mantuvimos por vario tiempo, aunque muchos de ellos tienen un alto voltaje erótico. Me voy a detener a describir la primera vez que ellos decidieron empezar esa relación que había dado su puntapié inicial hacía dos meses producto de una noche de drogas y alcohol, pero esta vez muy lúcidos y convencidos.
Como espectadores de lujo Pedro y Azulina nos mostraron su primera vez vía webcam. Nos sentamos con Juan en la cama desnudos observando a través de la notebook las alternativas de la follada que Pedro le daba a su hermana. Cuando se desnudaron entendimos porque Azulina quería repetir la experiencia y porque Pedro tenía el mismo deseo con ella.
Azulina fue directo a tomar con su mano la verga de su hermano que se recostó en la cama y comenzó a succionarla hasta ponerla totalmente al palo. Por varios minutos Azulina dejó esa pija tan dura como una estaca sobándola sin parar de los testículos hasta la cabeza. Al ver semejante escena Juan y yo comenzamos a tocarnos sin podernos resistir a permanecer pasivos ante semejante escena de alto voltaje erótico.
Acto seguido Pedro puso en 4 patas a su hermana y le metió toda su pija mientras Azulina gritaba y jadeaba de placer y sin dejar de observar la pantalla le comencé a chupar la verga a mi hijo que se había puesto al palo. Pedro y su hermana con el audio abierto nos exclamaban
-¿Os gustáis amigos, os gusta lo que hacemos?- Ambos hermanos nos hacían esa pregunta una y otra vez, parecían disfrutar sabiendo que nosotros, del otro lado del atlántico, estábamos acompañándolos a través del sexo y el placer.
Azulina se colocó en varias posiciones para que Pedro la penetrara y nosotros con Juan los seguimos igual, o sea que ambas parejas mirábamos a través de la webcam como follábamos. Nosotros los alentamos a ellos a cambiar de posiciones y ellos a nosotros igual, y como morbosa que soy note que Pedro aún no la había penetrado por el culo.
-Azulina, deja que Pedro te meta la verga en el culo, vamos puta, entrégale ese precioso tesoro a tu hermano- Le propuse a ella, mientras yo me preparaba para recibir el miembro de Juan adentro de mi culito. Fue entonces cuando hice cambiar de posición la cámara para que ellos pudiesen ver como Juan iba enterrando su pija en mis entrañas por el culo.
Azulina ni lerda ni perezosa se puso en 4 patas, levantó bien sus nalgas hacia arriba, abrió con sus manos los cantos del culo y dejó que Pedro le meta su pedazo hasta el fondo. La muy zorra mientras le iba entrando pedía más y más a su hermano que sin contemplaciones embestía duramente contra la humanidad de Azulina que gritaba y jadeaba como una perra en celo. Pedro acercó la cámara a la zona en cuestión y pudimos ver a través de la pantalla como el culo de Azulina se había abierto cuando la pija de Pedro la sacaba del agujero.
-Acabale dentro del culo!!!!!- Le gritaba yo a Pedro mientras sentía como la leche de Juan me inundaba el orificio. Y casi al unísono la verga de Juan y la de Pedro descargaban todo su semen en nuestros culos. Tanto ellos como nosotros nos enviamos la imagen cuando la leche era expulsada del culo y caía chorreando por la raja de la concha tal cual una catarata de semen.
-Una lástima que los 4 estemos tan lejos, ¿se imaginan juntos que lindo hubiese sido coger todos en la misma cama?- le dijo Juan a Pedro a través del audio, mientras Azulina trataban de reponerse de semejante follada. Se notaba que no podía sentarse bien, su culo aún estaba dolorido y le molestaba apoyarlo.
Después de esto seguimos conectados intercambiando palabras para analizar lo que los hermanos habían sentido estando consientes y lucidos atraídos por el deseo sexual. Ellos parecen haberlo disfrutado y se habían sentido cómodos pero por sobre todas las cosas habían gozado como nunca antes, quizás empujados por el deseo de lo prohibido y por el morbo que cada uno de ellos cargaba.
Les dejo una imagen de los hermanos españoles que juntos a varias parejas de todo el mundo formamos parte de este club privado de sexo entre familia.
Les obsequio una foto de Azulina saboreando la leche de su hermano Pedro

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O