La primera vez que un hombre me penetró

La primera vez que un hombre me penetró

Continuación de la historia…

Pasaron unos días, y pues como te les contaba… pensé que a todos se les había olvidado el hecho de que me había vestido de niña, pero un día en el recreo cuando íbamos de regreso para el salón en la secundaria Benavente de Celaya, Gto, se me acercó Josué y me dijo que no se podía sacar de la cabeza la imagen de mí usando vestido, y que me imaginaba vestida con diferente tipo de ropa femenina. Fue cuando me empezó a llamar Maria (Mario es mi nombre de chico)

Cuando estábamos en grupo actuaba el con normalidad, como si ese momento nunca hubiera pasado, pero cuando no estábamos en bola era completamente otro Josué.
Nunca fue mi novio, pero si fue el primer hombre al que se la mame.

Fue ese mismo año de primero de secundaria, dio la casualidad que fue un viernes también, me invito a su casa a comer y a jugar videojuegos (acepte suponiendo que se traía algo entre manos) despues de que su mamá se retiró para irse la trabajo todavía faltaba como una hora más o menos para que fuera mi mamá a recogerme, entonces fue cuando Josué me dijo que fuéramos a su cuarto por que iba a darme un regalo.

Al entrar a su cuarto saco una caja debajo de su cama y la abrió, adentro había una falda de mezclilla y una blusa multicolor como con los colores de un arcoíris ?

Me pidió que pasara al baño y me lo probara. Al salir me dijo que no le alcanzo para comprarme unos tacones, que me pusiera los mismos tacones de su hermana de la vez del juego de mesa.

Me los puse… después me pidió que me volteara al espejo para que viera como si parecía una niñita.

Al voltearme, sentí como me empezó a tocar la espalda y sentí como su mano empezó a bajar hasta tocar mis nalgas.

Luego me volteo y me pidió que me incara, se desabro el pantalón y se los bajo, vi como saltó su pene por encima del cierre… me pidió que se la chupara.

Fue entonces como torpemente se la empecé a chupar sin menor resistencia, ya que no me lo tenía que pedir dos veces.

Me atraganté muy seguido esa ves por mi novatez y por que Josué se tambaleaba hacia en frente, lo cual hacía que empujara su verga cada vez más para adentro de mi boca.

Sentía como me entraba toda su verga casi hasta topar con sus testiculos.

Es más o menos lo que recuerdo.