Fui su cachonda pervertida al teléfono

Fui su cachonda pervertida al teléfono

Dominación es la primera palabra que él me dijo cuando le llamé, la llamada caliente que más me excitó nunca, sexo por telefono con tintes de dominación durante dos meses, que hoy doy vida en relatos xxx. Me volvía loca oír su voz, todo un hombre que sabía calentar a una mujer, me dominaba, me utilizaba y yo solamente podía rendirme a sus palabras.

Soltero, sin compromiso, eso es lo que él me decía y hasta eso me calentaba, con su sensual y atractiva voz, siempre conseguía que me mojase, no sé cuál era su fórmula, pero lo lograba.
Yo morena, de pecho normal, pelo abundante y un conejito lindo para hacer travesuras. Peludito y frondoso como está mandado, todo era suyo, para su placer, para sus desventuras y locuras. Él jugaba con mi rajita, la hacía suya, la mojaba, la usaba y lógicamente descargaba en ella por teléfono.
Esa linea erotica para mujeres que tanto me gustaba y a la que tantas noches, recurrí cuando estaba encendida, como un candil. Él, sin nombre pero con voz, sin cuerpo pero con calor, fue mi sustento sexual durante más de dos meses.

Y fue de esa manera que comencé a sentirme mujer, solo con su voz. Dicen que una voz puede lograr muchas cosas, que es muy importante, y yo pude comprobar que es cierto. Solo con oírlo me dominaba. Estuve enganchada a su sonoras palabras durante mucho tiempo, no me hacía falta verlo, aunque parezca mentira. Era todo solo estar al otro lado del teléfono, me excitaba, mojaba, estremecía y aún siento el calor de sus palabras en mis jovencitos tímpanos. Qué delicia de hombre!

Leave a Comment