En la playa sola y desaprovechada

En la playa sola y desaprovechada

Hoy martes, de nuevo sola, me he tenido que venir a una playa de Barcelona, a una nudista, y como siempre, mi marido en casa sin atenderme. Parezco una puta sola y desnuda. Una escorts maduras Barcelona de toda la vida, de tetas grandes, gordota y con un coño más caliente que la nariz de pinocho cuando miente.
Sí, así estoy, pensando en lo que tengo ganas de hacer, en follar, porque el sexo no se explica, se practica.


Estoy en la de edad de coger, y no me refiero el tren o un resfriado, no, me estoy refiriendo a coger una buena polla, más joven que la de mi castigado y aburrido marido, a un tio que me ponga para el otro sitio, mirando a la pared o mirando a Cuenca, como vulgarmente se dice.
Desde un tiempo acá, no paro de pensar en lo que una linda verga me podría hacer, estoy mirando videos porno, voy a la playa nudista de siempre, aqui, en Barcelona, para ponerme morena y ver rabos sin parar.
Soy una madura calentorra? Sí, y qué.

Escorts Maduras Barcelona, yo y yo misma desnuda tetona

Tanto tiempo llevo que no sé lo que hacer, mi marido aún no es un cornudo, pero casi lo será, porque cuando encuentre a alguno que me guste, me pondré como el quiera, abierta o cerrada.
Estoy cansada de verlo por casa, haciendo el paripé y ni tocándome, yo, en edad ya madura, pero más caliente como ninguna.
Duermo, sueño y me despierto por un gran pene, ¿quieren follar barato en Barcelona ?, pues me gusta hasta decirlo y pensarlo, me pone cachonda, que me pasaran un pedazo de pene, por cada uno de mis poros del cuerpo, y eso ya es decir, porque tengo más superficie carnal que un centro comercial.
Irradio calor por todos los poros, sudo coño hasta por las pestañas, y lo peor de todo, huelo a hembra allí por donde vaya: en el supermercado, en el ascensor, en el coche, en la tienda de licores, en mi casa. El olor a hembra a veces me abruma, me inunda e incluso me ahoga. Un hedor a hembra en celo, que si no viene un tio como está mandado, creo que será peor que un escape de gas, porque esto, amigos todos que me lean, es demasiado, es mucho más de lo que una mujer puede pedir.

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O