Climax sutra y masajes eróticos de vicio

Climax sutra y masajes eróticos de vicio

El vicio no es de ahora, viene de de muy lejos. Con un origen etimológico muy claro, del latín vitium, defecto físico, y ha transcendido hasta nuestros días como una falta de conducta, carencia de moral y mucho que se sale de lo normal.
Ya había vicio tiempos atrás, como así indica una de las portadas de la ilustrada y didáctica revista climax. Vicio con Fernando Esteso, Fedra Lorente “La bombi” para todos aquellos que no la conozcan (Del “Un, dos tres”), y Manolo Calatrava, humor y erotismo unidos por el mismo hilo. Y así surge, el climax sutra, una opción similar al kamasutra pero llegando a lo más alto de la cima.
Mujeres exuberantes y explosivas en fotos grandes que ya provocaban infinitos deseos en el siglo pasado; actrices del momento, el destape de la transición, y a partir del 1975 llega la liberación. Con la caída de la dictadura, y una expresión más liberal, las mujeres se llegan a destapar.

Viciosillos de pornografía y cine porno español

Así con revistas como Climax, o películas como Los chulos, Los bingueros, Viciosillos, El mirón, La visita del vicio, El sexo está loco, Adulterio nacional, El periscopio, La frígida y la viciosa, Gemidos de Placer, Laberinto de pasiones y Pasión prohibida con Bragas calientes a la cabeza, con todas ellas, se rompen los moldes: se crea un nuevo pastizal.
Muchos más títulos liberaban a todo aquel, que atado en prejuicios y tapujos, no había podido ser él. Ahora “Yo soy aquel” con Raphael y Julio Iglesias en sus fulgurantes inicios.

Ya se empezaba a notar el calor y mujeres esplendorosas como Silvia Tortosa, Agata Lys, Bárbara Rey, Victoria Vera y muchas más se destaban en la pequeña y gran pantalla; se desnudaban en “La trastienda” con el felpudo de la Cantudo al descubierto: el incio del destape español.
Por todo ello, aquí un recuerdo por el inicio de la liberación, del desenfreno y del vicio sin final. Hoy todo eso es un aperitivo y suena a chiste. Solo hay que echar un vistazo a las más rabiosa actualidad y las más recientes estadísticas oficiales. Donde se observa con absoluta rotundidad, hasta dónde el vicio, no vinícius, puede llegar. La sociedad española, los primeros de europa en consumo de pornografía a edades muy tempranas, gracias a los móviles regalados a niños menores. Y luego se quejan. Todo un arma de destrucción masiva y una inocencia precozmente perdida, sin remedio e irreparable, lesiva y completamente destructiva.

El vicio presente en nuestros días, en discoteca, ejemplo de lesbianas y una dominante en los servicios.

Deja un comentario

Esta web es para mayores de 18 años.

Utilizamos cookies técnicas para el correcto funcionamiento de la web. No recabamos ningún dato de carácter personal con las cookies de la analítica web.

Política de cookies

O