Cap.4 Gerardo: El despertar sexual de su familia – “De visita al Centro Comercial”

Cap.4 Gerardo: El despertar sexual de su familia – “De visita al Centro Comercial”

Quedamos un rato tomando el desayuno, la verdad que estaba rico, los panquecitos de mamá eran muy deliciosos, así que repetía uno tras otro, hasta que se acabaron y resignado tuve que terminar mi vaso de leche.

– Ya hijo vamos ponte el uniforme que se hace tarde para el colegio.

– Ok mami.

Subí corriendo a mi cuarto y me cambie mismo flash, me encantaba ese superhéroe, hacia las cosas muy rápido, y pues yo también.

Al parecer mamá ya estaba lista porque empezó a llamarme desde el primer piso, salimos de casa muy rápido, como en los buses de colegio nadie puede ir parado y los asientos están designados para cada uno, tuvimos que tomar un bus de línea.

Esperamos buen rato en el paradero hasta que llegó, mamá subió delante de mí y no pude evitar ver su enorme trasero, ese día llevaba puesto un vestido de color morado, muy lindo, sus nalgas devoraban la tela, parecía que no tener bragas. JODDEER!! No serias capaz, pensé.

El bus estaba repleto de personas, no cabía un alma más, tuvimos que abrirnos camino entre todos, avanzamos hasta la parte final y nos quedamos ahí. Yo estaba al costado de mamá con mi mochila puesta, había tanta gente que comencé a sudar, el calor era insoportable, saque mi pañuelo para limpiarme, en eso veo que alguien baja y corro para sentarme, logrando mi objetivo, pero ahora estaba lejos de mamá, aunque si podía verla desde donde estaba.

Estábamos muy cerca de colegio cuando veo que un hombre avanza sospechosamente como buscando algo, tenía lentes negros, jeans azules, botas y una casa negra, mismo rockero.

Se puso muy cerca de mamá y bajó la mirada para verle el culo con morbo, en ese momento entendí que era un pervertido de los que suben a los buses a tocar mujeres, vaya mi suerte joder. Seguí viendo lo que hacía y esta vez aprovechando que estaba lleno el bus se colocó justo detrás de mamá y subió el brazo derecho agarrando la barra de seguridad para no caerse, vi que mamá no se dio cuenta de nada, seguía viendo hacia la ventana.

El pervertido siguió avanzando y ahora se pegó más, al punto de llegar a rozarle el trasero con su bulto, cada vez me preocupaba mas ya que el vestido de mamá era muy delgado y su culo se devoraba la tela, casi parecía estar desnuda, y con el tío detrás seguro que iba a notarlo.

Esperaba que mi madre volteara y le dijera su puta vida, pero no pasó nada, seguía muy tranquila, hasta que el tipo decidido comenzó a moverse lentamente, como queriendo penetrarla con la ropa puesta.

JODER ERA UN ENFERMO ESTE TIPO!! Pensé asustado.

Mamá por fin pareció darse cuenta y giro la cabeza hacia atrás para ver qué pasaba, el desgraciado con sus lentes puestos la miró y sonrió. Mi mami se puso nerviosa y comenzó a voltear hacia los lados como buscándome, hasta que me vio en una esquina del bus bien sentadito, yo había volteaba la mirada para que no supiera que la estaba viendo. Así que volví mi vista nuevamente y me quede helado……..

Mamá había parado más la cola y la empujaba hacia atrás, como queriendo sentir la verga del pervertido y el tipo ya no la punteaba sino que ahora se sobaba de arriba abajo, en pocas palabras los dos estaban pegados moviéndose lentamente, como teniendo sexo. Yo estaba que no me lo creía, que mamá hiciera eso en el bus con tanta gente solo me decía una cosa, mi mami ya estaba muy cachonda!! y no me equivocaba ya que cuando volví a verla se estaba mordiendo los labios y sus ojos se abrían y cerraban, el tipo igual de caliente agarro de la cintura a mamá y comenzó a manosearla, esa mano subía y bajaba tocándole el culo a placer, que gustazo se estaba dando el desgraciado y lo peor de todo era que mi madre lo permitía.

Me di cuenta que estábamos llegando al colegio, así que apurado me levante y busqué a mamá, me abrí paso entre todas las personas y cuando la tuve muy cerca me quede en shock, el tipo se la estaba fajando y mi santa madre tenía un cara de puta!! Es más creo que estaba por correrse ya que vi sus ojos a punto de voltearse, no quería que eso pasara, así que la tomé de la mano y la jale hacia la puerta.

– Hayyy!! Gerardito que haces? Dijo mamá sorprendida.

– Mami ya llegamos, sino bajamos nos vamos a pasar.

– Hay!! Uff!!, es verdad hijo. Dijo mamá dándose aire con la mano

– Pero mami, porque te distrajiste?

– Esqueeee, pues, eee, ya no importa hijo, vamos no quiero que llegues tarde al colegio.

Mamá estaba sudando un poco y su rostro se puso rojo, supuse que se debía a la calentura del momento, felizmente llegue a tiempo sino ese tipo habría avanzado más y conociendo a mi mami seguro terminaban en un hotel. Mamá tocó el timbre y bajamos del bus, yo le di una última mirada al pervertido y ahí estaba mirándome con odio, al parecer le había cortado el rollo y bien merecido se lo tenía por guarro.

Caminando hacia el colegio pude darme cuenta que mamá estaba algo rara, no paraba de darse aire con su mano y de rato en rato se mordía los labios, todo mientras caminaba pensativa, supuse que el roce con el pervertido la había dejado muy excitada y si no se calmaba seguro se cogería al primero que viera.

Llegamos a mi colegio y mami un poco más tranquila me despidió con un beso cariñoso.

– Ya mi bebé, te veo en la casa más tarde.

– Ok mami, gracias por traerme. Dije sonriéndole

Estaba todo bien hasta que el hijo de puta de Pablo hace su aparición. JODER QUE QUIERE AHORA, PENSE!!

– Hola Gerardito, como andas mi buen amigo. Dijo el desgraciado

– Eh? Hoo-la Pablo. Dije confundido con su repentino cambio, ya que siempre me jodia

– Pero que gusto verte compañero. Dijo Pablo sorprendiéndome otra vez

– Eh? ………….

Había algo raro en él, nunca me trataba tan bien, seguro tramaba algo.

– Pero mira nada más, usted debe ser su hermana mayor. Dijo Pablo dirigiéndose a mi mami

– Jijiji, gracias pero no, yo soy su madre. Dijo sonriendo

– Ah ya veo, como la vi tan joven y hermosa.

– Jijijiji, bueno tengo mis años pero me cuido mucho para estar bella.

– Estas más que bella señora, como me gustaría que fuera mi madre. Dijo guiñándole un ojo

– Jijijiji, ya no te pases, cómo te llamas?

– Soy Pablo el mejor amigo de Gerardito. Dijo abrazándome

Mejor amigo? Pero que carajos tramaba este desgraciado, pensé.

– Así? pero no estás un poco mayor para ser su amigo? Dijo mamá

– No que va, nos entendemos bien, yo le enseño sus tareas.

– Hay que amable gracias, ya me caes bien muchacho. Dijo mamá sonriéndole

– Si me invita a su casa, con gusto puedo enseñarle más cosas, señ….

– Dime Sara, ese es mi nombre, y sí que buena idea, ayudarías bastante a mi hijo con sus materias, verdad mi amor? Dijo mamá mirándome tiernamente

Yo estaba en shock con todo lo que escucha, serias capaz este maldito de querer intentar follarse a mi madre!! O solo era mi imaginación? ….

– Eeee no lo sé mamá, tendría que pensarlo. Dije preocupado

– Bueno mi vida, si te animas me avisas así preparo algo para recibirlo.

– Claro Sara, ya estaré visitando su casa, estoy seguro que Gerardito me va a invitar. Dijo Pablo mirándome

– Ya chicos, se me hace tarde para el gym, los dejo, te me cuidas mi vida. Dijo dándome un beso en la frente

– Ok mami chau.

Mientras mamá se iba, Pablo no dejaba de mirarle el culo y todo mientras se tocaba el bulto.

– Ufff!! Pero que culo joder, mira cómo se traga su vestido, esa concha debe tener hambre, jajaja.

– Oye Pablo no seas cabrón, es mi madre idiota respétala. Dije molesto

– Que has dicho mocoso? querías joderme el palo, no? ahora vas a ver lo que es bueno.

Me agarro del cuello y me llevó a una esquina donde comenzó a madrearme.

– Au!! Pablo!! ya!! Basta!! me duele!!

– Eso es para que otro día no quieras cagarme el palo.

– Ya Pablo, ya entendí, no sigas.

– Ok mocoso, solo porque conocí a tu madre, pero ahora vas hacer todo lo que yo te diga, está claro?

– Si si, no te preocupes, voy hacer todo lo que me digas.

– Bien mocoso así me gusta, nos vemos luego.

Quede adolorido, ese desgraciado me había dado varios golpes, me recupere y fui corriendo a mi salón, se me hacía tarde. Cuando llegué ya estaban todos sentados y el profesor había empezado la clase, lo que me faltaba joder, todo empeoraba.

– Gerardo estas son horas de llegar. Dijo mi profesor molesto

– Lo siento profesor, tuve un percance de último minuto.

– Si claro, estas castigado niño, al pasillo.

Que mierda, recién comenzaba el día y ya estaba castigado, me encabrone tanto que no fui al pasillo sino al patio, ahí me senté y espere el recreo, cuando en eso veo a Pablo caminando de la mano con Brendita.

Y mi hermana? Joder no la había visto llegar, así que fui corriendo hacia ellos y pregunté.

– Hola Brenda, como estas?

– Hola Gerardito, que cuentas pequeñín. Dijo sobando mi mejilla

– Solo quería preguntarte por mi hermana, no vino a casa ayer.

– Eee, si lo que pasa es que amaneció mal del estómago y prefirió quedarse en mi casa.

– Ah ya veo, de razón no la he visto llegar al colegio.

– Si Gerardito, ya ira más rato a tu casa.

– Yo creo que le duele es un poco más abajo de su estómago, Jajajaja. Dijo Pablo

– Oye!! cállate no hables así delante de su hermanito. Dijo Brenda molesta

– Jajaja ok Brenda, todo porque me vas a dar eso que tanto me gusta. Dijo abrazándola

– Cálmate Pablo no ves que esta Gerardito, que pensara de mí.

– Joder, mocoso ya vete déjanos solos. Dijo de mala leche

– A dónde van? El profesor me castigó y tengo tiempo de sobra hasta el recreo, puedo acompañarlos?

– Por mi normal mocoso, no me importa que me vean mientras remojo el payaso, jajaja. Dijo Pablo

– No seas cabrón Pablo, nada de invitados, sino me regreso a clases. Dijo Brenda

– Mala suerte mocoso, ya será otro día, tal vez en tu casa, Jajajaja.

– Cómo? Dijo Brenda confundida

– Nada zorrita, es algo entre él y yo, vamos que la anaconda esta con ganas de salir, no vaya ser que muerda al mocoso, jajaja

– Jijijiji, ok semental, bueno Gerardito nos vemos, no te preocupes por tu hermana que está bien, yo tengo un asunto muy grande que quiero atender. Dijo lo último mirándole el bulto a Pablo

– Ok Brenda que la pases bien. Dije despidiéndola

– De eso yo me encargo mocoso, la va a pasar de puta madre, jajajaja. Dijo Pablo llevándosela de la cintura

No sabía si quedarme sentado a esperar el recreo o seguirlos, estaba indeciso, pero al final ganó mi curiosidad, espere que avanzaran un poco y comencé a seguirlos, iban apresurados, al parecer quieran hacer algo con urgencia, subieron al segundo piso, al tercero, al cuarto, al quinto, joder ya estaba cansado, nunca había subido tanto, mi colegio era grande, recién habían implementado el sexto piso y precisamente fue ahí donde se detuvieron.

Pasaron por los salones, cuartos de aseo, centros de cómputo, pero no entraron a ninguno, siguieron caminando, hasta que llegaron a la parte final del piso y entraron a una zona. Yo me acerque con cuidado y pude ver que era el baño para varones, estaba muy alejado de todo, al parecer no querían que nadie los encontrara.

Mire a todos lados y el piso estaba en completo silencio, como recién estaba construido, se encontraba en etapa de acondicionamiento, así que no había nadie en este lugar, más aun con todos en clases en los demás pisos era casi seguro que no vendría nadie. Espere unos minutos para poder entrar y ya decidido camine muy despacio para ver lo que pasaba.

El baño estaba impecable, tenía todo nuevo, era amplio, tenía los lavados del lado izquierdo y los baños al fondo. Si algo iba a pasar seguro seria en la parte de los inodoros, así que para no hacer ruido, me arrodille y comencé a gatear como un bebé.

Mientras avanzaba empecé a escuchar sonidos ahogados, como los de una gata, pero ya con mi experiencia en estos días, yo sabía que estaban follando, así que me apure y busqué baño por baño. Solo tenía que agacharme para ver por dentro, pero debía hacerlo sin que me vieran, sino Pablo seguro me daría una paliza de la nunca olvidaría y Brendita me vería como un pervertido por siempre.

Rayos!! Que difícil esta esto, pensé.

No había marcha atrás, comencé por el lado izquierdo, uno por uno, el sonido no era muy claro, así que podía estar en cualquiera, el suspenso me tenía muy caliente, ya quería ver lo que hacían y antes de llegar al final pude encontrarlos.

Fue tanta la sorpresa que me lleve al verlos que me quede con la boca abierta por unos segundos.

La escena era impresionantemente morbosa, Pablo desnudo agarraba las piernas de Brenda en el aire, mientras se la follaba lentamente, pero que culo joder, desde mi posición podía verle el arito a Brenda y también como esa macana de unos 18 cm aprox, entraba y salía de su coño, su falda la tenía subida hasta la cintura y sus bragas estaban tiradas en el piso, me quede en silencio agachado, mientras seguía mirando.

– Hayyy!! Sii!! Pablo, despacito que rico, ahhhhhh!! Ahhhhhhhhhh!!

– Uff!! Brenda, como extrañaba tu cosita, esta apretadita que rico, ohh!!

– Ahhhh!! como me gusta tu polla papi, la tienes muy gordaaa!!

– Es mejor que la de Hugo? Ohh!!

– Uhmm!! no lo creo papi, la de Hugo no tiene comparación, uhmm!! sigue que ricooooo!!

– Como dices puta, que mi polla da pena, eso quieres decir!! Dijo Pablo encabronado y deteniendo la follada

– No amor, no quise decir solo que Hugo………….. bueno ya sabes tienes un pollon, sino mira nada mas como dejo a sofí, la pobre no podía ni levantarse de la cama, le dejo la concha hecha mierda.

– Me importa un carajo esa puta, ahora te voy a demostrar que la mía es mejor!! más te vale que te agarres bien sino te quieres caer. Dijo Pablo molesto

Volvió a penetrarla pero esta vez con furia, al parecer las palabras de Brenda habían herido su orgullo.

PAM PAM PAM PAM!! El ruido comenzó a sonar en todo el baño, esta vez iba en serio.

– TOMAA GOLFAA!! AHORA VAS A CAMBIAR DE OPINION, OHHH SIIII!!

– AHHHHHHHHH!! UHMMMMMMMMMMM!! UHMMMMMMMMM!! QUE RICO SIGUEEEE UHMMMMM!!

– OHHHH!! PARA QUE RESPETES A TU MACHO GOLFA, TOMMAAA!!

– HAYYYYYY!! SIGUE!! NO PARESS!! UHMMMM!! ME GUSTAAAAA!!

– OHHH!! CALLA GUARRA Y GOZAA OHHH!!

– UHMMM!! DAME MAS PAPI!! QUIERO MASSS!! MASSSSSSS!! UHMMM UHHMM UHMMM!!

– ME ESTOY CANSANDO PUTITA, PESAS MUCHO OHH!!

– QUEE!! NO ME JODAS CABRON!! SIGUEEE FOLLANDOMEEE!! UHMMMM!!

– OHHH!! PESAS UNA MIERDA, NO ENTIENDES JODERR, OHH SII!!

– UHMMMM!! SI NO ME FOLLAS COMO DEBES, TE JURO HIJO DE PUTA QUE VOY A BUSCAR A HUGO AHORA MISMO PARA QUE ME REVIENTE EL COÑO, ASI QUE MAS TE VALE QUE SIGASSSSS!!

– QUE HAS DICHO GUARRA!! A MI NADIE ME AMENAZA, TOMMAA TOMMAAA TOMAAAAAAA!!

Quería reírme en ese momento, Brendita lo estaba humillando con sus palabras, pero seguí viendo como Pablo herido en su orgullo trataba de dar la talla, no sé de dónde sacó fuerzas pero empezó a embestirla más rápido.

– OHHHHH!! AHORA VAS A RESPETARME PUTA OHHH!!! TOMAAAA OHH OHHHH!!

– UHMMM!! SIII QUE RICOOOO!! YA VEZ COMO SI PUEDES PAPI, UHMMM!! SIIIIII DAMEEE MASSSS!! ASIIIIIIIIII!!

– YO SOY TU MACHO GUARRAAA OHHH!! TOMMA CAÑA POR PUTAAAA!!

– HAYYY!! HAYYY!! UHMMM!! ME VENGOOO!! SIGUEEEE!! ME VENGOOOO!! VAMOSS!! FOLLAMEEEE!!

– APURA GUARRAAA!! QUE ME CANSO!! OHHH!! SII!! OHHH!! VAMOSSSS!!

– UHHMMM!! SIGUE PAPI!! FALTA POCO!! YA VIENEEE!! SIII!! DAMEE MASS POR FAVORRRR!! UHMMMM!!

– OHHH!! COMO PESAS JODIDA RAMERAA, UFFF!!

Pablo estaba dando su último aliento, al parecer estaba llegando a su límite.

– UHHMMM!! SIII MI AMORRRRR!! ME CORRROOO!! HAYY!! ME CORROOO!! SIII!! AHHHHHHH AHHH AHHH AHHHHH!!

– UFFF!! YA ERA HORA MI VIDA, ESTABA POR CAERME, UFFF!! ESTAS HECHA UNA FIERA JODERR, UFFF!!

Vi caer unas gotitas del coño de Brenda, mientras su arito se contraía, fue espectacular y no pude evitar morderme los labios.

– UHMM!! UHMMMM!! UHMMMMMM!! UHMMMMMMMM!! Brendita seguía disfrutando su orgasmo.

Pablo bajo sus piernas con cuidado para que ella no cayera, mientras Brenda seguía agarrada de su cuello, al parecer no quería soltarlo y estaba con los ojos cerrados disfrutando del placer que había recibido.

– UHMM!! UHMMM!! gracias mi vida. Dijo Brenda parándose

– De nada amor, pero todavía me falta a mí.

– Uhmm!! si es lo más justo. Dijo sonriendo de forma coqueta

– Hazme lo que tanto me gusta amor.

– Aquí? pervertido, Jijijiji.

– Si estamos solos, nadie nos está viendo, vamos arrodíllate.

– Ok papi, solo porque me hiciste acabar. Dijo Brenda besándolo

Yo seguía agachado, viendo todo. Si supieran que hay un fisgón, pensé.

CONTINUA LA HISTORIA AQUI: https://lasaventurasdegerardo.blogspot.com

Leave a Comment